“Educación es más inversión” “En calidad educativa el PERÚ avanza”

El título de esta entrega corresponde a un aviso del Ministerio de Educación que se puede encontrar en los medios escritos y en los visuales del país. Responde indudablemente a una campaña de mentalización de la sociedad para convencerla de que se viene invirtiendo en educación y que esto significa calidad educativa.

Mensaje maniqueo que atenta contra el código de ética de la publicidad. No se puede mentir de manera descarada, cuando la realidad del día a día de la escuela pública es una prueba palmaria de que la situación es diferente. Poner en avisos pagados (¿cuánto se invierte en esta propaganda?) que “Educación es más inversión” porque se destinan 170 millones en mantenimiento preventivo de las aulas de 40 mil colegios; 200 millones en rehabilitación de colegios emblemáticos y centenarios; 23 millones 312 mil en 40 mil Laptop (OLPC); 12 millones 434, 100 en Aulas prefabricadas; 6 millones 327,148 en Material de Educación Inicial; 1 millón 438,485 en Módulos para zonas rurales; 1 millón 705, 692 en Mobiliario Escolar” es reforzar el sistema y modelo que económico que generó la inequidad. Existe un refrán muy antiguo “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”… ya en la época de Fujimori fuimos “bombardeados” con el lema “Tenemos la mejor educación de América Latina”…y ahí se aprecian los resultados: se escondieron los resultados de las pruebas de Llece y PISA Prometió inaugurar una escuela cada día, lo hizo, pero ¡de qué calidad de infraestructura!

El aroma del mensaje publicitario recuerda a tantas promesas truncas y a mensajes que se contradicen, que no los hacen los especialistas técnicos sino los políticos. Existen instituciones nacionales que reflexionan sobre la realidad educativa del país y formulan propuestas y no se les convoca para que puedan socializar experiencias y estudios. Por el contrario con arrogancia se les deja de lado, porque incomodan. Sabemos que la ignorancia y la soberbia es mal consejera para tomar decisiones.

Si bien lo referido anteriormente es el contenido de un aviso pagado, no guarda similitud con las declaraciones del ministro de educación del último 19 de enero: “…señaló que el programa de Mantenimiento Preventivo de Aulas 2009 cuenta con 290 millones de nuevos soles para favorecer las labores de enseñanza de maestros y el aprendizaje de alumnos en 41 mil 815 instituciones educativas. El año pasado la inversión fue de s/. 270 millones.” (Portal Ministerio de Educación, 19 de enero de 2009). Finaliza la nota que da cuenta de la declaración expresando que “Solo el año pasado también se gastó 270 millones en el programa de mantenimiento Preventivo de Aulas 2007 y casi s/. 69 millones en la distribución de 22 millones de textos y cuadernos escolares tanto para alumnos como maestros, entre otras inversiones millonarias para mejorar la calidad de la educación en el Perú.” El Mantenimiento Preventivo de Aulas comprende las acciones que se deben realizar para prevenir, evitar o neutralizar daños y/o el deterioro de las condiciones físicas de la infraestructura del local escolar y mobiliario. Por ejemplo, arreglo de aulas (paredes, pisos, techos, puertas, chapas, etc.), de servicios higiénicos (instalación sanitaria), de instalaciones eléctricas. (Portal Ministerio de Educación. Lima 13 de enero). ¿Se tomaron en cuenta estas reflexiones? ¿Para qué realizar eventos internacionales si luego todas las cosas siguen igual?

Mucho triunfalismo, mucha arrogancia por las cifras expresadas, sin embargo la realidad nos muestra la otra cara: escuelas que no les bastará la asignación, que será casi imposible cumplir con el mantenimiento pues requieren reconstrucción. ¿Se tiene un estado de situación de las 41 mil escuelas? La aseveración de que 7 mil directores han recibido fondos para el mantenimiento preventivo de aulas peca de ingenuidad, por decir lo menos conociendo cómo es la administración pública. ¿Cómo explicar, por ejemplo que hasta hoy no se pueden entregar los bonos para reconstrucción de vivienda a cientos de familias de la zona afectada por el sismo que está a 200kms de Lima?

¿Por qué tanta urgencia y velocidad en difundir este mensaje? ¿Será que el tiempo ya no les es propicio? Para las autoridades todo sigue igual y se sigue forjando ilusiones con reportajes y anuncios ilusorios.

Cuando no existe un norte, un plan de las políticas educativas a desarrollar, cada autoridad oferta lo que está a la mano y puede redituar un reconocimiento mínimo. El anuncio de la recuperación de los colegios emblemáticos viene desde tiempo atrás, cuando un local hoy muy bien ubicado en un distrito que se caracteriza por ser residencial y por tener al centro financiero de la capital, parece que fue visto con ojos de especialistas en inmobiliarias y empezaron a motivar la ilusión de hacer del lugar un centro habitacional y comercial. De inmediato, el Estado respondió con la promesa de recuperar los colegios emblemáticos. ¿Pasó lo mismo con el local, finalmente vendido, del Ministerio de Educación? El Ministerio hoy desmembrado es fiel reflejo de la desarticulación de nuestra educación nacional. El Ministro anunció en la Comisión del Congreso que investiga presuntas irregularidades e ilegalidades en Procesos de venta de terrenos e inmuebles de propiedad del Estado que se hizo la mudanza por recomendaciones de Defensa Civil que declaró el lugar en riesgo grave y moderado (¡?) y además por la constante queja de los vecinos de la zona residencial por las manifestaciones de sindicatos y ruidos molestos de vehículos. Sin duda temas de seguridad que han debido tener en cuenta antes de tugurizar ambientes haciéndolos insalubres por falta de ventilación, por estructuras diseñadas para responder al incremento de personal “de confianza” de los gobiernos de turno. El tema de la queja de los vecinos es atendible, pero debe considerarse que la finalidad del INIDE (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Educativo) no fue para albergar tres veces más la población diseñada ni ser el albergue de un Ministerio que tenía 21 pisos. ¿Entonces no existieron criterios de seguridad? ¿Entonces no existieron vecinos quejosos?

Educación es más inversión ¿en quien? ¿en los alumnos? ¿en los docentes?, ¿en el mejoramiento de las Instituciones de Formación Docente? ¿en elevar el nivel académico de los formadores de docentes?

Para concluir traigo a colación las declaraciones que en octubre del 2007 hizo el experto Joaquín Almeida Cordero (en Conferencia sobre Educación y Tecnología, organizada por la Asociación Técnico Científica Franco-Peruana, IPAE, UNESCO, la Embajada de Francia en el Perú, la Unión Europea (UE) y Concytec.) “Para que la educación funcione bien se necesita tres cosas fundamentales: una inversión pública adecuada a las necesidades educativas de la población, una voluntad política y una coordinación interinstitucional, porque la educación es una responsabilidad de todos” Asimismo manifestó que mientras en el Perú se invierte unos US$354 al año por alumno, en Chile se dedica US$1.350 y en la UE es más de US$4.000. A su entender, en nuestro país hay muchas iniciativas, pero hace falta coordinación interinstitucional. “Cada uno hace en su rincón lo mismo que su vecino. Eso origina pérdida de recursos. Es una situación muy común en América Latina”. (El Comercio. Lima, 26.10.07)

También señaló lo que venimos reiterando desde siempre: pasar de políticas de gobierno a políticas de Estado, diseñando un plan de país para lo que se quiere conseguir en los próximos veinte años. Nuevamente aparece como piedra de toque el Proyecto Educativo Nacional que duerme el sueño de los justos y quienes velan por él se han “modulado” a los acordes de la política de moda.

Almeida Cordeiro demanda urgente un cambio en la mentalidad de los dirigentes educativos y de los maestros. “Los docentes deben ser mejor formados para transmitir un mensaje distinto a los estudiantes. Los programas piloto son solo soluciones paliativas; se necesitan soluciones de fondo. Los funcionarios y los maestros deben aprender, además, a coordinar entre ellos construyendo redes. Así se mejorará la capacidad y visión para generar una educación más adecuada y de mayor calidad”(El Comercio. Lima, 26.10.07)

Todo ello exige más presupuesto, que también lo demanda el Proyecto Educativo Nacional, capacitación de funcionarios y de docentes. Sólo eso garantizará que se alcancen verdaderos cambios.

La lluvia de millones en infraestructura por más propaganda que se haga no alcanzará para lograr la ansiada calidad educativa que se promete en los discursos. La lluvia de millones inunda y trae desgracias y por el contrario de lo que piensan quienes dirigen la educación, impiden que el Perú avance.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: