“Considerando en frío…”

1. “Muchas manos en un plato causan arrebato” dice el refrán. Esto dicho a raíz del incendio del almacén que guardaban los materiales educativos (impresos y no impresos). El incendio se convirtió en un espectáculo la noche del jueves y amanecer del viernes. Bomberos y serenos, trabajaron intensamente durante toda la noche para apagar las llamas. Reporteros hicieron gala de su escaso repertorio vocabular para llamar “dantesco” aquello que consumía el esfuerzo que con el impuesto de todos los peruanos, se iba esfumando: el material educativo para las escuelas públicas del país; o denominar “hombres de rojo” por decir bomberos, nombre real y auténtico con que se conoce a quienes voluntariamente dan su esfuerzo para apagar las llamas, sin reparar que habían otros hombres de rojo que son aquellos que representan a Defensa Civil. Unos en pos de combatir el fuego y otros en dictar la medidas de seguridad en pleno evento y finalmente los terceros en comunicar la noticia.

Sin embargo a este escenario concurrieron presenciando desde la comodidad de una TV en casa, quienes empezaron a opinar y a destilar diatribas contra las autoridades, por su falta de previsión, porque no era cierto aquello que todos los textos estarían en las escuelas de todo el Perú el 1 de marzo, inicio del año escolar. No cabe otra palabra que aquella que denota “infundio” para señalar que es fácil emitir juicios en base a sucesos fortuitos. Y más, darse de juez, cuando antes se ejerció un cargo que tuvo que ver –y mucho- con los materiales educativos y su lugar de almacenamiento. Pero ya el vice ministro de gestión pedagógica actual ha respondido, por una radio local “”Le digo a él y por su intermedio a todos los educadores de otras opciones políticas que tienen derecho a criticarnos, a ellos y a todos, esta meta de que los niños tengan un buen inicio de clases no tiene que ver con los partidos políticos. Si él y las personas que lo rodean saben cómo solucionar y hacer que los textos estén (repartidos) en marzo, estamos con las puertas abiertas. Si necesita tribuna se la damos. No nos importa quién va adelante, sino que llegue todo el material al país”, declaró en RPP. (LA REpÚBLICA. 10.03.12).

Toda la solidaridad con el esfuerzo que hacen las autoridades por cumplir con las metas propuestas. Poca contemplación con los invidualismos condenatorios.

2. Sería una buena oportunidad de descentralizar la impresión de los textos y los demás materiales educativos. Pero… ¿Contamos en el país –fuera de Lima- con las imprentas modernas para realizar este tipo de impresiones que requiere un moderno libro de texto? ¿Se tienen los prototipos de materiales educativos para poder replicarlos en otras empresas del interior del país? ¿Se tiene el personal especializado? ¿Pueden los gobiernos regionales gestionar los recursos que se les transfieran para este trabajo? Otras preguntas de personas enteradas y expertas en estos menesteres habrá que ponderarlas.

Pero la emergencia iniciando el año habrá que pensarla muy bien para que el siguiente paso propuesto el de los aprendizajes se lleve a cabo sin contratiempos.

Dejemos que las autoridades educativas evalúen, planifiquen y diseñen una estrategia para esta situación delicada y no se haga un cargamontón sobre un equipo que recién empieza a gestionar la educación del país.

El proceso de desarrollo del país, ante estas situaciones nos lleva a palpar que los deseos se topan con realidades de a puño y nos recuerdan las brechas que aún existen entre la capital y las regiones y entre estas y las provincias y los distritos. También a nivel de instituciones. No se puede decir que en todas las regiones fuera de Lima, se cuenta con equipos profesionales que han desarrollado sus capacidades para gestionar recursos y promover diseños de desarrollo que respondan a los acuerdos nacionales.

Este incendio nos da temas de reflexión para que las tomas de decisiones no sean el cumplimiento de rutinas: los investigadores detectando las posibles causas del origen del incendio, la utilización de locales improvisados, no equipados para estas emergencias; la citación de la Ministra ante la comisión de educación del Congreso y una posible interpelación como algún medio deslizó o un congresista declaró “porque la ha tenido una “tibia reacción” frente a los graves problemas que afectan a la educación”; o el nombramiento de una comisión especial.

3. No es justo ni equitativo, ni saludable haber escuchado las críticas de un ex viceministro de educación, sobre el tema del incendio. Cabría preguntarle si en sus diez años de gestión se tuvo la precaución de visitar y ver la seguridad de los almacenes que tiene el sector en Lima. ¿Se enteró de cómo la humedad fue llenando de moho documentación oficial?

Así como estas preguntas, otras se hacen personas que ejercen aún en el Ministerio de Educación. Por ello nos parece injusto salir a pontificar y dar recetas del cómo han debido hacerse las cosas. Tampoco es equitativo que una persona con años de dedicación a la educación, pretenda que una nueva generación de funcionarios tenga el manejo de todo el aparato del sector, con la “sapiencia y experiencia” que dan los años. Menos saludable es para nuestra incipiente democracia, demostrar que no se sabe tener un comportamiento democrático en el desempeño de la ciudadanía cuando se cuenta con el poder y cuando se es un ciudadano común y corriente.

Estimamos que en lugar de jaquear a la nueva generación de funcionarios, debe de apoyársele. Existen nuevas maneras y formas de abordar y enfocar la educación nacional.

De una vez, debe aceptarse que una nueva generación toma la dirección de la educación nacional. Pone en desarrollo el ansiado Proyecto Educativo Nacional (PEN), en medio de una administración obsoleta, burocrática, con la herencia de la anterior que no le dio a la educación el nivel ni el peso dentro del desarrollo nacional. Que mostró su total desprecio, pero guardando las formas, por la persona y las instituciones al punto que se permitió el lujo de vender el edificio de van de Velde, sin tener un nuevo local. Que fue desmembrando el Ministerio de Educación, ubicándolo en oficinas prestadas, en locales antiguos o en sótanos. Que los archivos estuvieron en cajas a sol y lluvia mientras se esperaba encontrar un lugar. ¿Cuántos años duró todo esto? ¿Se sabe cuánto material se ha deteriorado?

La suma de toda esta improvisación ha dado como espectáculo para escarnio el incendio de hace unos días, donde se quemaron materiales educativos. ¿De dónde provino ese desborde e improvisación? ¿Acaso no ha sido de la gestión de los que hoy se presentan como jueces y anatematizan? ¿El local actual del Ministerio de Educación –diseñado, construido e inaugurado por el gobierno anterior- cuenta con las previsiones por si ocurriera un incendio?

Quienes hoy piden la censura de la Ministra por decir la verdad sin escondrijos –tal vez le faltó poner más énfasis en el deslinde de responsabilidades-, deben enterarse mejor de los hechos, de la forma cómo se recibió la gestión anterior. No todo fue color de rosa como el decir que “el Perú es un país libre de analfabetos”, por ejemplo. Quienes hoy exigen revisión del contenido de textos, olvidan que el tratamiento dado al tema del terrorismo fue certificado por ellos. Quienes piden que hoy se sancione a profesores que abrazaron la opción terrorista y luego de purgar su culpa, retornaron a lo que saben hacer: enseñar. Los anatematizan y los quieren arrojar a la calle. ¿Es el macartismo del siglo XXI?

4. Considerando en frío, imparcialmente… como dice la poesía de César Vallejo. No debemos ser censores, cuando es necesario ser constructivos. Menos jugar a delatores, cuando no se fue capaz de abordar el problema en su momento. Debe respetarse los tiempos y los equipos nuevos, que hoy tienen bajo su responsabilidad una educación pensada, planificada, diseñada para el Perú y sus regiones. No dejar que las ambiciones de poder obnubilen el horizonte. La mezquindad hizo y hace mucho daño al país, tanto como la corrupción.
Una información del Portal del MED nos dice que “MINISTERIO DE EDUCACIÓN: INCENDIO AFECTÓ AL 2% DE MATERIALES PRODUCIDOS ESTE AÑO. De 36 millones 782 mil 733 unidades producidas, 961 mil 624 resultaron afectadas señalan en un documento publicado en su página web.” (http://www.minedu.gob.pe/noticias/index.php?id=15709). La forma cómo vienen manejando las autoridades educativas la situación debe ser reconocida. No se han puesto a echar la culpa a los cuatro vientos ni menos. Por el contrario hicieron un llamado a los productores de textos, a empresas, y vienen coordinando la impresión de nuevos textos para resarcir los perdidos. Sin duda bienvenidas las sugerencias de las providencias que habría que tomar en los almacenes y de seguro lo harán.

Se necesita mucha ponderación, mucha sindéresis para desempeñarse en esta situación. El cargamontón realizado en estos días contra la gestión ministerial de la Ministra Patricia Salas ha sido por demás escandaloso. Es evidente, se perdieron libros impresos con dineros del Estado, pero satanizar una gestión por su falta de previsión, es por lo demás vergonzoso. La suma de acontecimientos que empezaron con la presión por que se matriculen niños que no cumplían con los requisitos etarios para la educación inicial (movilización de padres de familia y “denuncias”); el caso de las comisiones que se otorgaban a determinadas instituciones educativas por la preferencia de textos escolares de determinada editorial, la Ley que modifica la Ley 29694 que protege a los consumidores de las prácticas abusivas en la selección o adquisición de textos escolares, para lograr su eficiencia; el contenido de determinados textos escolares sobre cómo se trataba el tema del terrorismo; y la denuncia de que habrían docentes que luego de purgar pena de cárcel por delito de terrorismo, han vuelto a sus puestos de trabajo. Sin duda existen medios que han dedicado y dedican sus páginas para hacer estas denuncias, para ejercer presión ¿ante quién? ¿por qué? Intereses, ambiciones, necesidad de figuretismo, de contar con una tribuna gratuita para beneficio ¿de quién?

Es necesario que se trate con nivel el tema educativo. No es la suma de hechos, ni de acontecimientos, lo que hará cambiar la educación del país. Tampoco azuzando desde ciertos medios predicando calidad educativa que nunca lograron concretar. Se requiere apoyar una propuesta seria, que después de muchos quinquenios se hace al país con transparencia, con profesionalismo, convicción y compromiso. El cambio produce turbulencias que es necesario enfrentar, pensando en un objetivo mayor los niños, niñas y jóvenes del Perú.
Dejemos viejas artimañas y formas de hacer política pensando en lo individual y no en la comunidad. Por ello démosle carne a lo que Vallejo expresó en “Considerando en frío, imparcialmente: Comprendiendo / que él sabe que le quiero, / que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente…/ Considerando sus documentos generales / y mirando con lentes aquel certificado/ que prueba que nació muy pequeñito…/ le hago una seña,/ viene,/ y le doy un abrazo, emocionado./ ¡Qué más da! Emocionado… Emocionado… (Poemas Humanos) (17.03.12)

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: