Perú: Sucesos educativos y sensible pérdida

Cuando empecé a escribir algunos párrafos para este artículo me avisaron del fallecimiento del P. Jesús Herrero Gómez S.J. Presidente del Consejo Nacional de Educación. El artículo quiere representar un poco el ambiente en el cual él transitaba a diario tratando de sembrar inquietudes, ideas, gestiones, actividades para mejorar nuestra educación. Incansable, optimista, persistente, así fue el P. Jesús y así debemos recordarlo, pues nuestra educación requiere de este prototipo de hombres para salir del marasmo en que se encuentra.  Se extrañará su figura, su voz, su risa contagiosa en lo cotidiano del trabajo y en los encuentros. Hasta siempre P. Jesús y gracias por la entrega a la educación nacional.

  1. 1.           Por estos días. Han sucedido actividades que marcan nuestra educación y que van desde hechos de coyuntura hasta la pérdida de una vida en su mejor época.

 Los días nos dan cuenta de que finalmente se concluyó con el debate dentro de la comisión de educación del congreso de la república, de la llamada nueva ley universitaria. Antes del debate del Pleno afloran las opiniones de quienes se sintieron “agredidos” por el enfoque de esta nueva ley que trae por los suelos argumentos mercantilistas con el cuento de brindar una mejor educación superior en el Perú. Intereses subalternos han sido tocados y quienes no tienen ni asomo ni respeto por la ética –congresistas propietarios de universidades o  accionistas- no tuvieron el menor rubor para formar parte de dicha comisión y argumentar de la manera más burda en defensa de sus intereses arropados en el concepto de autonomía.  

 Poco se ha avanzado en la lectura y en el debate del dictamen. Sólo hemos visto cómo el presidente de la Comisión de Educación ha solicitado que los congresistas que tengan intereses en las universidades no deban votar en el pleno, cuando se debata el dictamen de la nueva ley. En lo sustantivo nada. Por ello recomendaría leer un artículo del Dr. Marcial Rubio Correa “La autonomía universitaria en el siglo XXI. publicado en Universidades, (vol. LXI, núm. 49, abril-junio, 2011, pp. 41-45, Unión de Universidades de América Latina y el Caribe Organismo Internacional), donde se podrían encontrar algunos enfoques nuevos con los que debería apreciarse los retos del nuevo siglo para la educación superior.

Nuestra educación nacional merece elevar el nivel del análisis, de las propuestas y también de los actores.

Los resultados de la prueba PISA 2012 volvieron a remover el cotarro de especialistas en menor número, pero sí de analistas que creen tener autoridad para todo.. Casi nadie reconoce el coraje del  Perú al haber postulado en esta prueba. Si bien los resultados no nos acompañan, lo cierto es que el persistir no nos pone necesariamente en el último lugar, por el contrario nos muestra que avanzamos de a pocos, que el número de participantes no es el mismo que cuando participó el Perú por primera vez. Muchos se rasgan las vestiduras  y pronto esta prueba  y sus resultados serán olvidados como en anteriores situaciones. Es bueno recordar que el Perú es el país que más mejoró sus resultados desde que empezó a  participar en estas evaluaciones organizadas por la OCDE (http://elcomercio.pe/actualidad/1667975/noticia-prueba-pisa-peru-fue-pais-que-mas-mejoro-desde-2000).

Es fácil lanzar diatribas sin haber estudiado el por qué de las cosas. Y eso se ha podido apreciar cuando se trata de las pruebas de PISA. Todo trágico y superficial para la mayoría, pero no para los que siguen la trayectoria de la aplicación de la prueba desde su inicio.

 2.           “Nos falta mucho para cambiar”.  En las apreciaciones, en los juicios que emitimos, nos falta mucho que aprender para cambiar. Y eso lo hemos visto en las horas y los días de esta semana. Desde el anatema por la educación pública que tenemos y la oferta privada que acecha y que no aporta. Los resultados de PISA son elocuentes y han servido para hacer escarnio desde todos los frentes. El calificativo del drama educativo que tenemos y al que bien ha calificado el Ministro Saavedra está sirviendo para que se empiecen a sugerir cambios en el enfoque, cambios en las personas, cambios en la gestión educativa…

 Sin duda tienen razón relativa los que sugieren y proponen. Olvidan que la educación es un proceso, que la educación pública debe llegar a todos en este país intercultural y diverso. El Ministro ya lo ha planteado que la educación deberá abordar cuatro ejes: revaloración de la carrera docente; infraestructura, logro de aprendizaje; y, gestión. También ha dicho No hay una receta mágica. Cada país tiene que encontrar su rumbo aprendiendo constantemente, adaptando lecciones de otros países e innovando continuamente.” (El Comercio.08.12.13) El camino es largo y los aprestos de autoridades, funcionarios, docentes y comunidad educativa deben andar sincronizados y con una férrea voluntad política para conseguir los objetivos. Para una lectura ilustrada recomiendo leer el artículo del investigador César Guadalupe publicado el día 13 de diciembre en un diario de la capital. La pueden encontrar en la siguiente dirección digital: http://elcomercio.pe/impresa/notas/pisa-boca-todos/20131213/1672438/?ref=qdn

 Nos falta mucho para cambiar, sobre todo de mentalidad, tanto para analizar los resultados de PISA 2012 como para estudiar y opinar sobre el proyecto de ley universitaria. Quienes la objetan se parapetan en su concepción de la autonomía universitaria, aquella que rigió todo el siglo pasado. Lamentamos que dichas autoridades de la ANR y rectores “caseritos” de los medios (¿por qué siempre los mismos?) se hayan quedado en el siglo anterior y no se den cuenta que todo se ha transformado. ¿Con qué argumentos renovados pueden objetar un proyecto de ley universitaria que trata de velar por una mejora sustantiva de nuestra educación universitaria?

 De otro lado sobre las pruebas PISA sería bueno que se informe en qué consisten para evitar antojadizas opiniones de personas que creen saberlo todo y dan el tratamiento a lo educativo como si fuera una mercancía. En este sentido debería informarse en qué consisten los cuestionarios. Un documento importante es “El Programa Pisa de la OCDE. Qué es y para qué sirve” (www.pisa.oecd.org// www.ocde.org)  ilustra mucho sobre este tema, pero parece que no lo conocen quienes escriben a tontas y a locas ¿Es tan difícil buscar la información? A manera de ilustración recomendaría leer este artículo crítico sobre PISA escrito por Pablo Gentili titulado Rankingmanía: PISA y los delirios de la razón jerárquica:  http://blogs.elpais.com/contrapuntos/2013/12/rankingmania-pisa-y-los-delirios-de-la-razon-jerarquica.html

 Pocos hablan del desafío que tiene el sistema educativo peruano, sus instituciones y sus protagonistas. Una propuesta es la que se alinea con la asociación público – privada, para mejorar la calidad de la educación; otra es destinar más presupuesto. La más coherente es la propuesta formulada por el Ministro de Educación resumida en la promoción de cuatro ejes como expresamos anteriormente. Pero sobre ello pocos se han referido de manera concreta sino de costado.

 3.           Jesús Herrero Gómez . El inicio de la semana, se opacó el martes por la tarde. Se había cerrado la semana anterior un evento muy importante IX Encuentro Nacional de Regiones “Gestión Educativa Descentralizada y Enfoque Territorial” donde el Padre Jesús Herrero, Presidente del Consejo Nacional de Educación expresó ““La gestión descentralizada en educación no puede llegar a buen puerto, si no cambia la vida de las escuelas y de los actores educativos que interactúan con ella”, También manifestó que ““El enfoque territorial significa articular los recursos a favor de quien recibe el servicio, por lo tanto, la descentralización no solo debe quedar en el plano nacional sino también tiene que producirse en los gobiernos regionales en diálogo con los gobiernos locales, nivel de gobierno más cercano a la población, concretizando el discurso de la centralidad de la escuela”.” En la clausura del evento su vitalidad asombrosa y las ganas de seguir en la lucha  inmensa, fue contagiante. No se agotaba en el primer compromiso que tuvo: con los Colegios Fe y Alegría sino buscaba apoyar en la perspectiva de seguir creciendo en la búsqueda de la equidad y la oportunidad para todos.

 También formó parte de Foro Educativo. Incansable animador y promotor de nuevos proyectos, de nuevas ideas. El Padre Jesús Herrero el animador incansable y porfiado por la educación nacional partió a lo infinito la tarde el 10 de diciembre, dos días después de la conmemoración de la Fiesta de la Inmaculada Concepción, fiesta emblemática de la congregación jesuita.

 Por ello esta semana no es parecida a las demás. Es diferente. Jesús partió siendo consecuente no sólo con su congregación sino también con la institución – Foro Educativo-  que ayudó a forjar, fiel a la consigna con la que se identificaba: “Compromiso y Pasión por la Educación”.

 El Padre. Jesús Herrero nos dijo en declaraciones a medios sobre los resultados de la prueba PISA “Hay que aprender a leer los resultados. Son terribles los grandes titulares derrotistas. Eso solo genera que los profesores y los alumnos se desanimen” ““La educación en el país no está bien, todos somos conscientes de los problemas y que los alumnos no aprenden”, mencionó,  agregando que hay que considerar además que muchos países no participan en esta prueba. “No es que el Perú sea el último a nivel mundial. En esta prueba solo participaron 65 países”.

 Sin duda los temas tratados y la partida prematura del P. Jesús, tornan sombrío el horizonte. Cómo suenan a proféticas aquellas palabras que pronunció con motivo de sus Bodas de Oro como jesuita  hace pocos años: “¡qué pronto se hace tarde!” La vida es corta para tanto trabajo pendiente en el campo educativo y cómo es difícil concertar, consensuar, para conseguir los objetivos fundamentales para el desarrollo de la persona y el respeto a sus derechos.

 Pequeñas cosas para la mayoría que requieren de grandes decisiones, no son posibles por ambiciones de poder, por opciones que llevan no a la transformación humana sino al establecimiento de la competitividad entre las personas y no al desarrollo de sus competencias. Se le enrostra a la educación  no preparar a los futuros ciudadanos para la competitividad que exige el mercado, en vez de reclamarle que no los prepare para vivir en democracia y ejercer sus derechos y obligaciones. Por ello ya empieza a hablarse con fuerza de la educación como servicio y no como derecho.  (14.12.13)

 

 

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: