EDUCACIÓN INTERCULTURAL DEL ESTUDIANTE UNIVERSITARIO: EL ENFOQUE DE FORMACIÓN HUMANÍSTICO INTERCULTURAL (VI)

Isaac Iran Cabrera Ruiz
1 Profesor auxiliar de la Facultad de Psicología, Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, Villa Clara, Cuba. Licenciado en Psicología, Doctor en Ciencias Pedagógicas. Dirección electrónica: isaacicr@uclcv.edu.cu

Teresita de Jesús Gallardo López
Profesora Titular e Investigadora del Centro de Estudios de Educación de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, Villa Clara, Cuba Doctora en Ciencias Pedagógicas. Dirección electrónica: teresita@uclv.edu.cu

Revista Electrónica “Actualidades Investigativas en Educación”
Volumen 13, Número 3 Setiembre – Diciembre pp. 1-34 Este número se publicó el 30 de setiembre de 2013 ISSN 1409-4703 1
Revista registrada en los directorios:
ULRICH’S, REDIE, RINACE, OEI, MAESTROTECA, PREAL, CLASCO
Los contenidos de este artículo están bajo una licencia Creative Commons
————————————————————
2.1 Modelación del enfoque de educación intercultural desde la formación humanística centrado en la configuración de situaciones sociales que conducen al desarrollo
Una situación social que conduce al desarrollo en el contexto escolar se configura a partir de la combinación entre un sujeto y las exigencias educativas en una estructura de relaciones y actividades que le exigen la movilización de recursos personológicos, lo cual conduce a cambios que emergen como expresiones microscópicas de desarrollo de la personalidad. De este modo modelar una situación social que conduce al desarrollo en la educación escolarizada, implica considerar las exigencias de las diferentes actividades educativas, las formas diversas de organización psíquica de los estudiantes y el tipo de unidad y organización psicológica necesaria a desarrollar.

Configurar la situación social del desarrollo desde el proyecto educativo implica considerarlo metodológicamente como espacio organizador de ambientes sociales significativos que portan influencias relacionadas con el desarrollo potencial, a partir de la relación peculiar, única, constante e irrepetible entre el estudiante universitario y su entorno formativo inmediato en cada uno de los momentos de actuación social que se deriven de las actividades e interrelaciones. En ellos confluirán las mediaciones emergentes de las características personológicas de cada estudiante como sujeto que se educa, de la brigada como espacio de subjetividad social configurada, de los profesores como sujetos que educan y de los objetivos como intencionalidad de desarrollo que guían el contenido de la labor educativa, donde la educación intercultural es uno de sus objetos.

Ahora bien, como señala González Rey (2009), todo colectivo auténtico está integrado por las tensiones de las diferencias individuales, las que representan una de las fuerzas motrices de crecimiento de todo espacio social. Los estudiantes comparten elementos de la situación social del desarrollo, tienen en común el ambiente social del contexto educativo (los espacios de las actividades educativas que generan interacciones particulares), pero, a la vez, portan una configuración personológica individual que los lleva a percepciones y comportamiento comunes y diferentes en las actividades que comparten.

Sin embargo, en el entorno formativo, las influencias educativas derivadas de las actividades e interrelaciones entre los estudiantes no sólo se expresan en el nivel individual, sino que se configuran como subjetividad social en el grupo, que según González Rey (2000b, 2008), integra e instala sentidos y configuraciones subjetivas grupales o individuales de y en diferentes espacios sociales. Puede explicarse así la repercusión de las acciones educativas en el desarrollo de los estudiantes y su expresión en otros contextos de actuación social. La subjetividad social forma un verdadero sistema en el cual lo que ocurre en cada espacio social concreto está alimentado por producciones subjetivas de otros espacios sociales, en las cuales adquieren estructura una multiplicidad de efectos y de contradicciones de todas las esferas de la vida social.

La modelación de situaciones sociales de educación intercultural que conducen al desarrollo (figura 1) se concretó como parte de un modelo más general que atiende esta perspectiva educativa (Cabrera Ruiz, 2011). Como puede observarse el núcleo funcional es el proyecto educativo, donde se concreta la elaboración de proyecciones educativas considerando los contenidos psicológicos.
Determinación del contenido de la concepción del mundo a desarrollar con la educación intercultural
La adopción de la concepción del mundo como centro de la educación intercultural implica la determinación de los puntos de vista a desarrollar, revelando los elementos esenciales constitutivos sobre los cuales se intencionará la acción educativa.

Configuración de situaciones sociales de educación intercultural que conducen al desarrollo
Determinación del contenido de la concepción del mundo a desarrollar con la educación intercultural
Elaboración de proyecciones de educación intercultural en el proyecto educativo

Figura 1
Representación gráfica de la configuración de situación social de educación intercultural que conduce al desarrollo
(Fuente: elaboración propia) Nivel de formación básica de los puntos de vista sobre la interculturalidad
Curricular
Asignaturas
Proyecto Educativo
Extensión Sociopolítico
Promoción Funcionamiento
Cultural del grupo
estudiantil

Nivel de formación de los puntos de vista para apoyar cambios sociales relacionados con la interculturalidad

Acciones del profesor para contribuir a la configuración de proyecciones de educación intercultural como situaciones sociales que conducen al desarrollo

A tal efecto, en el plano metodológico, los siguientes inductores abordan los componentes intelectuales, motivacionales y prácticos de los puntos de vistas sobre la interculturalidad en los planos reflexivos y comportamentales de constitución y expresión de la concepción del mundo respectivamente:

 ¿Cuál sistema de conocimiento, habilidades y orientación moral respecto a la interculturalidad debe ser estimulado en los estudiantes para contribuir a la integración y el respeto con las personas procedentes de culturas de origen diversas, así como el enfrentamiento a manifestaciones que encubren posiciones discriminatorias en cualquiera de sus formas?
 ¿Cuáles comportamientos en el contexto formativo respecto a la interculturalidad deben ser promovidos?
 ¿Cuáles aspectos de la realidad cotidiana de los estudiantes exigen la utilización de elaboraciones sobre la interculturalidad?
 ¿Cuáles modos de actuación profesional reclaman la reflexión de los estudiantes para contribuir al desarrollo de relaciones interculturales desde una perspectiva de equidad, respeto e integración?
 ¿Cuáles culturas de origen deben ser objeto de reflexión de los estudiantes a través de acciones educativas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: