ESTILOS DE APRENDIZAJE, teorías, relaciones, estrategias, las inteligencias múltiples, la inteligencia emocional (X)

Publicado en la página web: http://www.galeon.com/aprenderaaprender/vak/queson.htm

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/

——————————————–

MAPAS MENTALES O MAPAS CONCEPTUALES[1]

Los mapas mentales (o mapas conceptuales), desarrollados por Tony Buzan presentan la información tal y como la procesa el hemisferio holístico. En un mapa conceptual se representa no sólo la información, sino también las relaciones entre las distintas ideas.

Hay tantos tipos de mapas conceptuales como personas que lo producen, pero normalmente los mapas conceptuales utilizan palabras, colores, dibujos. Es decir, presentan la información de tal forma que sea comprensible para los dos hemisferios.

A primera vista un mapa conceptual podría parecer un esquema con dibujos, peor la diferencia es más profunda.

En un esquema se refleja la información la información de manera secuencial y se priman los conceptos abstractos, en un mapa conceptual se prima la búsqueda del todo, de las interrelaciones y la información sensorial.

Un esquema sería la página inicio de esta web. La misma información se podría dar en el siguiente mapa mental.

En “El Libro de los Mapas conceptuales” Tony Buzan dice:

“La simple combinación de las dos habilidades corticales relacionadas con las palabras y los colores, transformó mi estilo de tomar apuntes. El mero hecho de añadir dos colores a mis apuntes mejoró en más de un cien por cien mi capacidad de recordarlos.”

 

APRENDER A APRENDER

Organizar la Información  
Seleccionar Información   Trabajar con la Información
Estilos de aprendizaje

 

Estrategias Área de interés

Inteligencias Múltiples

  Actitudes  

 

 

¿CÓMO TRABAJAMOS CON LA INFORMACIÓN?

Todos nosotros recibimos una ingente cantidad de información y de toda la información que recibimos seleccionamos una parte. Cuando analizamos cómo seleccionamos la información podemos distinguir entre alumnos visuales, auditivos y kinestésicos.

Además, la información la información que seleccionamos la tenemos que organizar y relacionar. Según como organicemos la información que recibimos podemos distinguir entre alumnos hemisferio derecho y alumnos hemisferio izquierdo.

Pero además toda esa información la podemos procesar de diversas maneras. El modelo elaborado por Kolb parte de la base de que para aprender algo necesitamos trabajar con la información que recibimos.

Kolb dice que, por una parte, podemos partir:

  • De una experiencia directa y concreta
  • O bien de una experiencia abstracta, que es la que tenemos cuando leemos algo acerca de algo o cuando alguien nos la cuenta.

Las experiencias que tengamos, abstractas o concretas, se transforman en conocimiento cuando las elaboramos de alguna de estas dos formas:

  • Reflexionando y pensando sobre ellas
  • Experimentando de forma activa con la información recibida

Kolb añade que para que se produzca un aprendizaje realmente efectivo es necesario trabajar esas cuatro categorías. O lo que es lo mismo, según el modelo Kolb un aprendizaje óptimo es el resultado de trabajar la información en cuatro fases:

actuar reflexionar
experimentar teorizar

En la práctica lo que sucede es que la mayoría de nosotros tendemos a especializarnos en una, como muchas dos, de esas cuatro fases, por lo que podemos diferenciar entre cuatro tipos de alumnos, dependiendo de la fase en la que prefieran trabajar.

ACTIVOS REFLEXIVOS
PRAGMÁTICOS TEÓRICOS

En función de de la fase del aprendizaje en la que nos especialicemos el mismo contenido nos resultará más fácil (o más difícil) de aprender dependiendo de cómo nos lo presenten y de cómo lo trabajemos en el aula.

Una vez más nuestro sistema educativo no es neutro. Si pensamos en las cuatro fases de la rueda de Kolb es muy evidente que la de conceptualización es la fase más valorada, sobre todo en los niveles de educación secundaria y superior. O, lo que es lo mismo, nuestro sistema escolar favorece a los alumnos teóricos por encima de todos los demás. Aunque en algunas asignaturas los alumnos pragmáticos pueden aprovechar sus capacidades, los reflexivos a menudo se encuentran con que el ritmo que se impone a las actividades es tal que no les deja tiempo para rumiar las ideas como ellos necesitan. Peor aún, lo tienen los alumnos a los que les gusta aprender a partir de la experiencia.

En cualquier caso si, como dice Kolb, un aprendizaje óptimo requiere de las cuatro fases, lo que nos interesa es presentar nuestra materia de tal foma que garanticemos actividades que cubran todas las fases de la rueda deKolb. Con eso por una parte facilitaremos el aprendizaje de todos los alumnos, cualesquiera que sea su estilo preferido y, además, les ayudaremos a potenciar las fases con los que se encuentran menos cómodos.

[1] Referencia: El Libro de Los Mapas conceptuales Tony Buzan con Barry Buzan. Ediciones Urano, 1996 (ISBN 84-7953-146-0) Además puedes visitar esta página web:http://www.mind-map.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: