ESTILOS DE APRENDIZAJE, teorías, relaciones, estrategias, las inteligencias múltiples, la inteligencia emocional (XXVIII)

Publicado en la página web: http://www.galeon.com/aprenderaaprender/vak/queson.htm

http://www.gobiernodecanarias.org/educacion/

——————————————————-

 

  • IDENTIFICAR ESTRATEGIAS

¿Cuáles son las grandes áreas en las que se tienen que desenvolver tus alumnos?

¿Qué tipo de cosas necesitan aprender a hacer tus alumnos en tu área?

¿Qué es lo que caracteriza a alguien que hace bien esto?

¿Cuál es la diferencia entre un “buen” alumno y uno no tan bueno?

¿Qué habilidades necesitan desarrollar tus alumnos para poder hacer bien las cosas?

¿Cómo definirías a alguien con ese tipo de habilidades?

¿Qué características comunes tienen las personas con esas habilidades?

¿Qué comportamientos te dicen que alguien tiene esas habilidades?

 

  • ESTRATEGIAS DE LECTURA

¿En qué se diferencias los buenos lectores de los malos lectores? ¿Qué estrategias les convierten en buenos lectores?

 

  • Sabe para que leen y qué tipo de información están buscando
  • No leen palabra por palabra. Sino frases enteras de las que extraen el significado.
  • Cuando no saben algo no se bloquean sino que adivinan, elaboran hipótesis y corren `riesgos´
  • Utilizan toda la información a su alcance, el título, los dibujos, diagramas, conocimientos previos, etc.
  • Son flexibles, utilizan distintas estrategias de lectura según el texto, la complejidad del tema, sus conocimientos previos. Etc.

 

¿Qué actitudes fomentan el desarrollo de buenas estrategias de lectura?

  • Tienen buena opinión de sí mismos como lectores, cuando encuentran dificultades no se desaniman sino que buscan maneras de resolverlas.
  • Aceptan la confusión como parte del proceso normal de aprendizaje.

 

  • CUESTIONARIO DE ESTRATEGIAS

Memorización del vocabulario

Díctales a tus alumnos una lista de 20 palabras (por ejemplo árbol, pizarra, aunque, tiza… ) Diles que las tienen que memorizar, pero que mientras tu las dictas no pueden tomar notas. Cuando acabes de dictar pídelas que la escriban en un papel.

 

A continuación pídeles que contesten las siguientes preguntas.

¿Cuántas palabras recordaste?

¿Qué hiciste para aprendértelas?

  1. Las imaginaste de una en una
  2. Fuiste creando una historia o foto y la fuiste colocando unidas de alguna forma
  3. Te oíste a ti mismo repitiendo las palabras que decía el profesor
  4. Cualquier otra manera ¿cuál?

 

Las dos primeras respuestas indican estrategias visuales, la tercera es una estrategia auditiva, los alumnos con estrategia kinestésicas muchas veces no saben explicar como memorizan.

 

Los alumnos con estrategias visuales normalmente recuerdan más cantidad de palabras que los que tengan otro tipo de estrategias. Los que eligen la segunda respuesta suelen recordarlas todas.

 

Visualización de símbolos abstractos

Díctale a tus alumnos unas cuantas operaciones aritméticas (por ejemplo 342 más 67). Pídelas que las resuelvan mentalmente y que después contesten estas preguntas

 

¿Qué operaciones mentales hiciste para resolverlas?

¿Cómo pensaste el resultado?

 

  1. Viste los números como no escritos en una pizarra
  2. Te oíste a ti mismo haciendo la operación
  3. Cualquier otra manera ¿cuál?

 

La primera respuesta indica una estrategia visual, la segunda auditiva, los alumnos kinestésicos suelen elegir la tercera. Muchos alumnos combinan las dos primeras.

 

La visualización de los símbolos abstractos es fundamental en asignaturas como las matemáticas, pero también cuando tratan de comprender las reglas gramaticales.

 

Ortografía

Dile a tus alumnos que les vas a ir dictando algunas palabras, de una en una. Elige palabras cuya ortografía les resulte difícil. Los alumnos tienen que escuchar y escribirlas en un papel.

 

Al terminar ponle en la pizarra la lista de las palabras para que comprueben que las han escrito correctamente.

 

Después pídeles que respondan estas preguntas:

¿Cómo pensaste la respuesta?

 

  1. Viste la palabra escrita mentalmente
  2. Viste la palabra escrita mentalmente y notaste que si estaba bien o mal
  3. Oíste al profesor e inmediatamente notaste si estaba mal o bien.
  4. Te oíste repetirla mentalmente y notaste si esta mal o bien.

 

Los alumnos con faltas de ortografía muchas veces utilizan una estrategia auditiva, o auditiva y kinestésica. Los alumnos sin faltas de ortografía utilizan una estrategia visual y kinestésica (ven la palabra escrita mentalmente y sienten si es correcta o no).

 

TU VALORACIÓN

  • ¿Te ha salido bien el ejercicio?
  • ¿Cómo lo preparaste?
  • ¿Qué hiciste para prepararlo que te funcionó bien?
  • ¿Qué hiciste para prepararlo que tengas que cambiar o mejorar?
  • ¿Qué otras cosas tienes que hacer que no hicieras hasta ahora?
  • ¿Conoces a alguien a quien se le de bien este tipo de ejercicio?
  • ¿Qué hace esa persona que sea distinto de lo que tu haces normalmente?
  • ¿Cómo puedes practicar y revisar lo que has aprendido?

 

ESTRATEGIAS DE LECTURA. ACTIVIDADES DE AULA

  • Los buenos lectores saben para qué leen y qué tipo de información están buscando, es decir, se marcan objetivos claros y se concentran en ellos.

 

Esta actividad desarrolla esa estrategia:

 

Lee el texto siguiente. Tienes 30 segundos para contar el número de veces que aparece la palabra estrategias.

Desgraciadamente no conozco ningún libro sobre estrategias que sea realmente útil para el trabajo en el aula. Lo que he leído sobre estrategias es muy teórico y se centra en clasificar las estrategias en categorías como estrategias cognitivas o meta – congitivas. Tengo que reconocer que cuando estoy en el aula con mis alumnos me preocupa muy poco saber si las estrategias que utilizan son meta-cognitivas o no.

 

Este tipo de actividad, es además de practicar la lectura como objetivo muy concreto, pone de manifiesto que hay muchas maneras de leer y que no siempre nos interesa una lectura detallada. Además de leer con un objetivo y un tiempo marcados esta actividad resulta especialmente útil para los alumnos acostumbrados a leerlo siempre todo, palabra por palabra. Es importante establecer un objetivo bastante fácil como para que todos los alumnos lo puedan conseguir sin dificultad.

 

  • Los buenos lectores no lee palabra por palabra, sino frases enteras de las que extraen el significado:

 

Elige un texto que sea más difícil de lo acostumbrado. Dales copias de texto a tus alumnos y pídeles que subrayen (mejor con un rotulador fluorescente) todo lo que entienden, por insignificante que les parezca.

Por difícil que sea el texto que hayas elegido todos se encontrarán con que subrayan más de lo que dejan sin subrayar.

Pídeles que vuelvan a leer el texto, pero esta vez fijándose únicamente en el texto subrayado.

Utilizando la parte del texto que entienden, pídeles que te expliquen de que trata el texto.

 

Este tipo de actividad ayuda a los alumnos a centrar su atención en lo que saben y no en lo que no saben. El subrayar con fluorescente les demuestra que saben más de lo que piensan.

  • Cuando no saben algo no se bloquean sino que adivinan, elaboran hipótesis y corren `riesgos´.

Esta actividad les enseña a adivinar a partir del contexto:

 

La mejor manera de aprender nuevas palabras y sus significados es a base de trompeteación. Cuando una palabra se repite varias veces en el mismo congrojo, te resulta fácil hacerte una idea bomberana del significado aproximado. Este método es mucho más eficaz que el gluntar continuamente a un jantele para consultar el significado de las palabras altortas.

 

¿Qué significan las palabras en cursiva?

 

  1. Trompetación: . congrojo
  2. Bomberana
  3. Gluntar
  4. Jantele
  5. Altortas

 

Al realizar en su lengua materna una actividad de este tipo, con palabras obviamente inexistentes, los alumnos pueden centrarse en el proceso de adivinar y elaborar hipótesis.

 

  • Utilizan toda la información a su alcance, el título, los dibujos, diagramas, conocimientos previos, etc.

 

Antes de empezar a leer, pídeles que te digan lo que saben del tema y lo que pueden deducir a partir del título, las ilustraciones, etc.

 

  • Identifican los conceptos clave y los relacionan entre sí y con sus conocimientos previos.

 

Leer un texto y realizar un mapa conceptual de los personajes implicados.

 

  • Son flexibles, utilizan distintas estrategias de lectura según el texto, la complejidad del tema, sus conocimientos previos, etc.

 

Realizar actividades para practicar estrategias de lectura, explicando por qué las hacemos, para que sirven y que estrategia concreta nos ayudan a desarrollar es, en si mismo, una< manera de desarrollar la flexibilidad y la capacidad de utilizar estrategias distintas según el contexto.

 

Ninguna de estas actividades es nueva. Trabajar estrategias en el aula muchas veces no implica cambiar lo que estamos haciendo, sino hacerlo de manera más sistemática y explicando a nuestros alumnos porqué lo hacemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: