La hipocresía neoliberal: las nuevas formas de privatización de la educación como utopía democratizadora. (III)

Autor(es): Pelayes, Olga

Pelayes, Olga. Docente e investigadora. Profesora responsable de Política Educacional, Legislación Escolar y Educación Comparada de la carrera Licenciatura y Profesorado en Ciencias de la Educación. Facultad de Ciencias Humanas, Universidad Nacional de San Luis.

——-

El voucher o bono escolar (una propuesta de Rose y Milton Friedmann, en su libro La libertad de Elegir, de 1979)es un sistema a través del cual el Estado otorga el subsidio a los individuos y no a las instituciones. El bono posee un valor que puede ser complementado con los propios recursos del individuo, y es empleado en el mercado educacional. Está demostrado empíricamente, en los lugares donde se ha aplicado, especialmente en EE.UU., que este sistema no resuelve los problemas del sistema educativo.

Las escuelas charter, como ya se dijo, son otra variedad de la libre elección o choise y merecen una profundización del análisis, debido a que esta propuesta ya ha sido introducida en nuestra realidad, en la provincia de San Luis. Su implementación comienza con el ciclo lectivo del año 2.000 y pretende convertirse en un laboratorio de experimentación exitoso, para su posterior generalización.

 

Las escuelas charter, como su nombre lo indica, son una experiencia educativa transplantada de otras realidades, particularmente de Estados Unidos[2]. El término charter significa “licencia” o “permiso”. Se trata de escuelas autónomas que son libres de un control y dirección gubernamental, pero que deben hacerse responsables de alcanzar ciertos niveles de calidad. Son escuelas innovadoras y autogestionadas, que funcionan con licencia del Estado y con fondos públicos.

 

Este tipo de escuelas surgen en San Luis, con el nombre de Escuelas 2001, en un Anteproyecto de Ley presentado por el Ejecutivo ante la Legislatura en abril de 1999, y que por la resistencia llevada a cabo por docentes, padres y alumnos no puedo ser sancionado. Debido a ello, y a que ya había sido firmado un contrato con la Fundación Broda[3] por el cual se le había adelantado parte del pago para su implementación y monitoreo, son aprobadas por Decreto Nº 2562 del Poder Ejecutivo, en agosto del mismo año, bajo el nombre de Escuelas Experimentales. Este régimen contempla la posibilidadd de creación de escuelas nuevas o la reconversión de escuelas ya existentes, y cuya incorporación se realizará a través de convocatoria pública. La concesión será otorgada a las Asociaciones Educacionales, en adelante asociaciones civiles sin fines de lucro, y las cuales serán responsables de organizar el proyecto pedagógico, gestionar la institución, los resultados obtenidos, y de la administración financiera. La selección y evaluación de las mismas estará a cargo de un Comité Evaluador[4], para cuya integración no se establecen requisitos, ni tampoco mecanismos de selección de los proyectos.

 

El trabajo docente merece un párrafo aparte. El personal de las escuelas experimentales no tendrá dependencia laboral del Estado, serán empleados de las Asociaciones Educacionales, las que gozarán de plena libertad para establecer su propio régimen laboral. No se prevén requerimientos de idoneidad docente para ser contratados, no se hace referencia a la antigüedad docente, ni tampoco está claramente establecido en qué condiciones volverá a la escuela tradicional si decide hacerlo, aunque se contemple esta posibilidad. No hay que olvidar que esto se realiza en un contexto de permanente reubicación docente, de pérdida de horas cátedra y, de nuevas normativas que apuntan a la flexibilización laboral y al cese de derechos adquiridos[5].

 

En relación al financiamiento, los criterios para la distribución de los fondos son: $ 100 por mes por alumno para nivel Inicial y para EGB 1 y 2; $ 140 por mes por alumno para EGB 3; y $140 por mes por alumno para Polimodal. Además, el Gobierno provee el edificio y demás bienes físicos en comodato. Al ser el Gobierno el que seleccionó las escuelas que se convertirían en Experimentales, algunos edificios fueron inaugurados con esta modalidad.

 

De los proyectos presentados nueve ganaron la licitación, que son los que se pondrán en marcha durante el presente año, y abarcan distintos niveles o ciclos de la actual estructura del sistema educativo. Nuevamente el Estado, en este caso el Provincial, arremete contra la Educación Pública. Se pretende favorecer a potenciales agentes privados de educación, financiando su inversión con dineros públicos.

 

La Educación Pública es una conquista histórica del pueblo argentino basada en la responsabilidad indelegable del Estado en la creación, organización, mantenimiento y regulación de la educación igual para todos, reconocida como un derecho social que debe ser garantizado por el mismo. Esta escuela, es pública porque es de todos, y es de todos porque se financia con el dinero que todos aportamos a través de los impuestos. Por eso está abierta a todos los ciudadanos sin distinción de fortuna, raza o credo.

 

Parafraseando a Norberto Bobbio (filosófo italiano), es importante destacar que “La supremacía de lo público se basa en la contraposición del interés colectivo al interés individual, y en la necesaria subordinación […] del segundo al primero; además en la irreductibilidad del bien común en la suma de los bienes individuales. Es decir, de “[…] la subordinación de los intereses privados al interés de la colectividad representada por el Estado […]”(Bobbio,1996: 28 ).

 

La privatización es un proceso que adopta formas diferentes. Y cuando se otorgan subsidios al sector privado, aunque la oferta diga ser gratuita, es claramente una forma de privatización. Con el agravante de hacerlo simultáneamente en momentos de recortes en el sector estatal, especialmente en lo que atañe a políticas sociales. El dinero proviene del Estado, pero se distribuye de manera diferente.

 

Esta propuesta, con que el gobierno pretende remodelar el sistema educativo, al mismo tiempo en que quita legitimidad a la educación pública, instala el mensaje oculto que el sector privado ofrece una mejor enseñanza y que no está dispuesto a aumentar el nivel educativo de las escuelas públicas para equipararlas con las privadas.

 

En una sociedad capitalista y, con más razón, si se rige por una economía de libre mercado, la libre elección y la variedad dada por la competitividad sirven para legitimar las desigualdades. Las escuelas públicas necesitan elevar su calidad, pero lo necesitan todas ellas, no solamente aquellas denominadas experimentales o innovadoras.

 

Estas propuestas supuestamente “innovadoras” ejercen atracción, por un lado sobre los sectores privados que se verían beneficiados con la ayuda estatal, y por otro, sobre los grupos en desventaja, que no han visto satisfecha la demanda de igualdad de oportunidades que el Estado había prometido. El discurso de la participación de los padres basado no en los derechos de los ciudadanos sino del cliente, que utiliza el populismo como retórica política, es seductor pero engañoso. La única opción de los padres es la de actuar como consumidores de un producto pre-especificado, porque no tienen poder para participar en el control de la institución escolar y tampoco para efectuar cambio ninguno. El padre, en tanto que padre tiene la responsabilidad de la educación de su hijo, pero en tanto que ciudadano tiene la responsabilidad de la educación de todos los escolares.

 

La igualdad de oportunidades y una concepción de justicia social basada en la libre elección individual en el libre mercado, lejos de generar como resultado un beneficio a la colectividad, ahonda las diferencias. Porque el ejercicio individual de la elección supuestamente libre, en una sociedad desigual lejos de igualar, profundiza las desigualdades existentes.

 

La reducción de la libertad a libertad de mercado, privatiza el conflicto, lo saca de lo público colectivo y lo instala en lo individual. Esta supuesta democratización se da a partir del avance del espacio privado sobre el público, socavando la noción de que la lucha colectiva es la mejor vía para ejercer la justicia social.

 

En síntesis, este proyecto en su espíritu, significa la privatización de lo público, “[…] la reivindicación de los intereses privados mediante la formación de los grandes grupos organizados que utilizan los aparatos públicos para alcanzar sus objetivos”. (Bobbio, 1996:32). El Estado comienza a delegar y transformar las cuestiones de derecho público (que atañen a todos), en derecho privado (que atañen a los individuos).

 

De esta manera, la impronta conservadora traslada el eje de la democratización de la política al mercado. Para ellos el mercado es en sí mismo un ámbito democrático. Sus procedimientos objetivos se regulan por los deseos, preferencias y decisiones libres de los sujetos. Los neoliberales aceptan la desigualdad y la consideran necesaria para el funcionamiento social, ello permite la competitividad y la eficiencia. Una sociedad libre no podrá ser igualitaria, sino una que se haya librado de un poder opresor. Este poder opresor lo constituye el Estado, de ahí la desresponsabilización de éste en materia social o educativa.

 

Desde esta perspectiva, al igual que en el mercado, existe en la educación una mano invisible que distribuye conocimientos equitativamente. Por lo cual habrá que formar, no al ciudadano como poseedor de derechos sociales, sino al consumidor como apropiador individual de las mercancías culturales.

 

Estas ideologías contribuyen a la legitimación de un doble proceso de acumulación y distribución, el mercado se encargará de que algunos acumulen conocimiento elaborado, a la vez que para otros distribuye ignorancia. Todo avalado por supuesto por el desempeño individual.

 

A este discurso ideológico-político que intenta naturalizar la realidad socio-histórica, cambiante, contradictoria y conflictiva, y que ha penetrado capilarmente a más de un intelectual vernáculo, es necesario oponerle la lucha por la escuela pública, que es una conquista histórica y que los pueblos no pueden ni deben perder. Que la escuela sigue siendo un espacio de lucha y de poder lo demuestra la re-centralización neoconservadora actual, lo que explica por qué el poder político es tan celoso en el dominio de los aspectos cualitativos, en la formulación de fines y objetivos, en la selección de contenidos, en la formación de docentes, etcétera.

 

En realidad este discurso ideologizante que propicia el fundamentalismo de mercado basado en el individualismo y la competitividad, oculta su verdadera naturaleza profundamente antidemocrática y conservadora.

 

Marx decía:

      “La idea de libertad -es decir, el reino de lo humano- no comienza sino más allá del reino de la necesidad.”

 

BIBLIOGRAFIA 

Bobbio, N: Estado, Gobierno y Sociedad. Por una teoría general de la política. Fondo de Cultura Económica. Méjico. 1996.

– BUSTELO,E y MINUJIN,A.: “La política social esquiva”. Rev. de Ciencias Sociales Nº 6. Papeles de Investigación. Internet. Argirópolis.

– CICIONI, A.: “El movimiento de las charter schools. Una Amenaza y una Oportunidad para la Educación Pública Argentina.” Area de Educación. C.E.D.I. Fundación Gobierno y Sociedad. 1998.

– COSSE,G.: “El sistema de voucher educativo: una nueva y discutible panacea para America Latina.” En: Rev. Propuesta Educativa. Año 10 Nº20. Flacso. Argentina. 1999.

– CTERA: “Tendencias privatizadoras en educación”. Instituto de Investigaciones pedagógicas. Boletín Nº4. Bs. As. 1999.

– GENTILI, P. : “A falsificacao do consenso. Simulacro e imposicao na reforma educacional do neoliberalismo”. Editora Vozes. Petrópolis. 1998.

– HAYEK, F.: “Principios de un orden liberal”. Trabajo presentado en el Encuentro de Tokio de la Sociedad de Mont Pelerín. 1966.

– PAVIGLIANITI,N.: “Neoconservadurismo y Educación.” El Quirquincho. Bs. As. 1991.

– SAVIANI,D.: “Educación: Temas de Actualidad”. Libros del Quirquincho. Bs. As. 1991.

– GOMEZ, R.: “Neoliberalismo y Pseudociencia”. Lugar. Bs. As. 1995.

– VERGARA, J.: “Popper y la Teoría Neoliberal”. En: Rev. Crítica y Utopía. Nº 3.

– SANTE DI POL, R.: “Educación, Libertad y eficiencia en el pensamiento y en el programa del neoliberalismo”. En: Rev. Educación Nº 283. Ministerio de Educación y Ciencia. Madrid. mayo-agosto. 1987.

– BORON, A. : “Capitalismo. Estado y Democracia en America Latina”. Imago Mundo. Bs. As. 1991.

– CHOMSKY, N. y DIETERICH, H.: “La Sociedad Global. Educación, Mercado y Democracia”. Contrapuntos. Méjico. 1995.

– WHITTY,G.: “Aproximaciones cambiantes a la política educativa: el legado de la social-democracia y la respuesta del thatcherismo.” En: Enguita, M.: “Marxismo y sociología de la educación.” Akal/Universitaria. Madrid. 1986.

– ANTEPROYECTO DE LEY: Escuelas 2001. Ministerio de Gobierno y educación .Provincia de San Luis-Fundación Gobierno y Sociedad.

– DECRETO Nº 2562-MgyE-99. San Luis-Agosto 1999

– CONVENIO Gobierno de la Provincia de San Luis (Adolfo Rodríguez Saa)-Fundación Gobierno y Sociedad (Miguel Angel Broda). Febrero-1999

[1] La Educación y la Organización Mundial del Comercio (Anexo a Respondiendo a la Globalización de la Educación en las Américas, por Larry Kuehn, Federación Magisterial de Colombia Británica)

[2] La primera vez que el término fue aplicado a la educación fue hace más de veinte años, cuando el docente Ray Budde sugirió que los distritos educativos deberían otorgar licencias o charters a grupos de maestros que desearan intentar métodos alternativos de organizar las escuelas y prácticas pedagógicas.

[3] El 10 de febrero de 1999 se firmó un convenio entre el gobierno de la provincia de San Luis (Adolfo Rodríguez Saa) y la Fundación Gobierno y Sociedad, que preside Miguel Angel Broda , para la prestación de asistencia técnica por la cual la Provincia se comprometía a pagar la suma de $ 170.000.

[4] La integración del mismo quedó conformada por Inès Aguerrondo, Mariano Narodowsky y tres personas más.

[5] En algunas escuelas experimentales se fijan requisitos para el ingreso de los docentes. En una de ellas, por ejemplo, se determinó que los aspirantes a los cargos deben ser menores de 27 años, en lo posible solteros, y en caso de ser casados, que no tengan hijos.

Educación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: