Enseñanza para la comprensión Un marco para innovar en la intervención didáctica (IV)

Este texto es el capítulo 3 del libro Escuelas del futuro II. Cómo planifican las escuelas que innovan de Aguerrondo Inés y colaboradoras, Editorial Papers, Argentina, 2001

Paula Pogré

—————————————-

La evaluación diagnóstica continua

La evaluación diagnóstica continua es el proceso de brindar sistemáticamente a los alumnos una respuesta clara sobre su trabajo, contribuyendo a mejorar sus desempeños de comprensión. Este proceso exige que los desempeños estén guiados por criterios de evaluación que sean claros, públicos, relacionados con las metas de comprensión y orientados por los hilos conductores.

 

Cuando decimos claros, nos referimos a que sean expresados de un modo sencillo y que permitan focalizar lo que realmente importa en un código compartido por docentes y estudiantes que oriente a estos últimos a entender qué es realmente lo que se espera de ellos. La claridad no se alcanza si éstos no son públicos. Aunque parezca obvio decirlo, los criterios no sólo tienen que ser claros para el profesor, sino que tienen que ser oportunamente públicos, es decir comunicados. Muchas veces el docente tiene claros los criterios de evaluación pero se “los guarda” casi secretamente. El ya sabe que en un trabajo escrito uno de los criterios de evaluación será la cohesión, o que lo que busca es la riqueza de las relaciones que el estudiante puede establecer entre las posturas de diferentes autores; lo sabe pero no lo hace público, o si lo hace público esto es sólo a la hora de devolver los trabajos.

 

Uno de los mayores desafíos en la enseñanza es ayudar a nuestros estudiantes a comprender y construir junto con el docente estos criterios. Por esto es tan importante el momento de elaborar los hilos conductores o metas abarcadoras y las metas de comprensión que son guía para estos criterios. Pero no alcanza con elaborarlas: es fundamental el trabajo permanente con ellas durante todo el desarrollo de la tarea.

 

La evaluación diagnóstica continua requiere que este proceso de retroalimentación se dé tanto durante como después de los desempeños. Es importante que se pueda prever la presencia de diversas perspectivas, la de los alumnos entre sí, la autoevaluación, la evaluación del docente, la evaluación de otros miembros de la comunidad (escolar o no) ante quienes se presentan las

producciones, se explicitan los criterios sobre los que se construyeron y se fundamentan las decisiones tomadas.

 

Una vez más los criterios de evaluación, ligados con las metas de comprensión, explícitos y públicos, orientan y permiten discutir acerca de lo que se considera un buen trabajo. Permiten volver sobre lo hecho, repensar, producir, incorporando nuevas perspectivas. Alienta a quienes están en el proceso porque les permite focalizar en aquellos aspectos que deben profundizar. Ayuda a establecer relaciones más ricas y duraderas.

 

Esta concepción de comprensión, y por ende esta concepción de enseñanza, requiere de profesores y estudiantes volver sobre los trabajos realizados, dotarlos de significado, trabajar sobre el trabajo mismo.

Un modo posible de orientar qué es lo que se espera, es transformar las metas en matrices. Las matrices son cuadros de doble entrada en las que no sólo se establecen los criterios (qué es lo que importa), sino también se establecen gradientes que dan cuenta de diferentes grados de logro.

 

Podemos por ejemplo construir matrices como la siguiente si el desempeño esperado es la producción individual de un trabajo escrito acerca del concepto de educación.

CUADRO 1

GRADO DE LOGRO

Criterios Muy satisfactorio Sastisfactorio Necesita seguir trabajando
Información y relaciones

que

establece.

 

     
Uso de ejemplos o

Demostraciones

     
Uso de vocabulario

disciplinar específico

     
Preguntas que se plantea      
Uso correcto de

normativa y gramática

     
Presentación      

Pero si bien una matriz como la anterior ayuda a los estudiantes a una primera aproximación, no da información acerca del tipo de desempeños que en ese momento y para él implica un trabajo más profundo. Un ejemplo de matriz que realmente describe los diferentes grados de logro es la que determina cualidades a las diferentes celdas que quedan determinadas en ella, mostrando diferentes modos de resolver cada uno de los criterios.

 

Presentamos acá un ejemplo de matriz contruída conjuntamente por docentes y alumnos de tercer ciclo para guiar y evaluar las discusiones en clase.

 

MATRIZ PARA GUIAR Y EVALUAR DISCUSIONES EN CLASE

Toma una

posición y la

fundamenta

Toma

interesantes/origina

les posturas y las

avala con

información

especialmente

buscada para ello

Toma apropiadas

posiciones y las

avala con

información.

A veces toma

posicion,pero no la avala con

información relevante.

Raramente o casi

nunca toma posición

en una discusión

Hace

preguntas

Hace originales/

interesantes y

adecuadas

preguntas

Hace preguntas

pertinentes

A veces formula

preguntas

Pocas veces o casi nunca formula preguntas
Hace

comentarios

Hace comentarios

significativos y

relevantes

Hace comentarios

relevantes

A veces interviene

con comentarios

relevantes

Casi nunca o nunca realiza comentarios relevantes.
Reconoce las

contradicciones

y la no

pertinencia

Las reconoce y

puede resolverlas

Las reconoce A veces las

identifica

Rara vez o nunca las identifica
Utiliza

herramientas

que permiten

la

clarificación

Usa significativos

ejemplos,

metáforas.

Analogías

,contrastaciones

para ayudar a

clarificar las ideas

Usa ejemplos,

analogías,

metáforas y

comparaciones.

A veces se apoya en estas

herramientas para clarificar puntos de vista

Casi nunca o nunca utiliza este tipo de herramientas
Interactúa

apropiadamente

con otros

Convoca a otros a

la discusión, construye ideas con los demás, no

interrumpe.

Toma en cuenta las ideas de los demás, no interrumpe. Por momentos esta desatento o tiene tendencia a

monopolizar la

palabra.

No está atento a la discusión o interrumpe a los demás o provoca

situaciones deliveradas de enfrentamiento.

De este modo, las matrices son fáciles de usar y de explicar. Si bien es cierto que en un principio no hay duda de que lleva un tiempo elaborarlas, son una excelente oportunidad para el trabajo colaborativo entre docentes. Apoyan el aprendizaje al explicitar expectativas y niveles de logro esperados y ayudan a los estudiantes a elaborar juicios fundados sobre la calidad de sus propios trabajos y la de sus compañeros.

Dan información tanto a los docentes como a los estudiantes acerca de aquellos aspectos en los que cada uno es fuerte y aquellos en los que necesitan más trabajo. Es interesante ver como en el uso de la última matriz presentada tanto los chicos como el maestro notaron que quienes muchas veces tomaban posición y la fundamentaban, en escasas oportunidades formulaban preguntas o reconocían contradicciones.

Este trabajo, además de permitir la evaluación diagnóstica continua da elementos para apoyar los procesos de metacognición, sumamente importantes, ya que nos permiten saber a cada uno de nosotros cómo pensamos, lo que pensamos, y cómo aprendemos lo que aprendemos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: