¿Cómo enseñar a estudiar a tus alumnos?

Santiago Moll
Blog justifica tu respuesta
———————————-
Todos somos plenamente conscientes de lo difícil que resulta la tarea de enseñar, la tarea de transmitir nuestros conocimientos a unos alumnos que en muchas ocasiones tienen intereses muy alejados de los nuestros. Cuando explicamos, intentamos dar lo mejor de nosotros. Nos servimos de aquellos trucos, técnicas y habilidades que hemos ido adquiriendo curso tras curso. También hemos ido dando un mayor peso a las Nuevas Tecnologías y las hemos implementado a nuestra práctica docente.

Pero creo que todavía hoy se incurre en el error de pensar que nuestra tarea finaliza al acabar una explicación, es decir, el profesor transmite los conocimientos que posee del tema de la mejor manera posible y luego es el alumno el que debe asimilarlos mediante el estudio. Y creo que allí es donde se produce una fractura entre profesor y alumno, porque el profesor cede toda la responsabilidad del estudio al alumno, cuando a este no se le han dado las estrategias para que supere con éxito una tarea tan ardua como es la de aprender a estudiar.

Aquellos que somos tutores vemos como año tras año los padres nos preguntan cómo pueden ayudar a sus hijos a estudiar. En el artículo titulado 5 consejos para que el tutor oriente a los padres en las tareas escolares de sus hijos doy algunas claves al respecto. Pero creo que no son los padres los que deben enseñar a estudiar a los alumnos, creo que debemos ser nosotros mismos, los docentes, los que incluyamos dentro de nuestras Unidades Didácticas las estrategias para aprender a estudiar. Muchas veces los profesores olvidan incluir en el aprendizaje las Técnicas de Estudio. Y creo que es un grave error. Muchos alumnos tienen enormes dificultades para estudiar, porque nadie les ha enseñado a hacerlo. Sé que puede sonar a excusa, pero la experiencia me ha enseñado que si asumimos esta parte del proceso de aprendizaje de nuestros alumnos, ayudaremos y mucho al éxito escolar de los mismos.

Pero, ¿cómo enseño a estudiar a mis alumnos?

La pregunta no tiene fácil respuesta y me viene a la memoria la archiconocida frase “cada maestrillo tiene su librillo“. Pero os voy a dar una pautas que yo utilizo y que a mí, personalmente, me están dando buenos resultados. Ya sé que no todas las asignaturas se pueden estudiar de la misma forma, pero creo que en el fondo esto debe convertirse en una ventaja y no en un inconveniente, porque el alumno podrá aprender tantas formas de estudiar como asignaturas y profesores tenga. De esta forma será capaz de elegir la que mejor se adapte a sus capacidades.

Vamos con algunas estrategias que creo válidas para el estudio:

• En clase:
o Lectura, Subrayado Esquema y Resumen. Estos cuatro pilares de las Técnicas de Estudio deben ser inherentes a nuestro método de enseñanza-aprendizaje. Pero debe hacerse no de forma cuantitativa, sino cualitativa. No dudéis en invertir tiempo y esfuerzo en estas técnicas. Si así lo hacéis os aseguro que redundará en el beneficio personal de vuestros alumnos.

 5 consejos para enseñar a subrayar un texto a tus alumnos
o Pruebas de Estudio y Pruebas de Atención. Ya me he referido a ellas en anteriores artículos y son una excelente herramienta para comprobar si lo que estamos transmitiendo a nuestros alumnos se entiende de la manera que nosotros queremos.

 ¿Qué son las pruebas de Atención? ¿Por qué son útiles para los alumnos?

 ¿Qué son las pruebas de Estudio? ¿por qué son útiles para los alumnos?

o El alumno es el que hace las preguntas a otros alumnos. Es muy útil para ver si ha captado lo que queríamos transmitirle. Os aseguro que en muchas ocasiones son más duros que nosotros.

o El alumno asume el rol de profesor. A los alumnos les encanta convertirse por unos momentos en profesores. Haced que ellos se conviertan en profesores por un momento y os expliquen a vosotros y a sus compañeros aquello que les habéis enseñado. Es más, os invito a que vosotros os sentéis en la silla que ocupa el alumno que hace la explicación. Funciona y aumenta la empatía con el grupo.

• En tutoría:
o La hora de tutoría es ideal para trabajar las Técnicas de Estudio. Haced que ellos decidan un tema que les guste y que no guarde ninguna relación con ninguna de las materias que sus profesores imparten. Una vez elegido el tema pueden trabajar en grupo diferentes aspectos de las técnicas de estudio para después plasmarlas en dibujos, murales, presentaciones, etc. De esta forma vuestra aula de referencia puede decorarse con algo que ellos no asimilan a ninguna de sus asignaturas y hace que la clase se humanice. Es curioso observar como los alumnos no tienen conciencia de que están aprendiendo a estudiar cuando hacen algo que les motiva.

• En casa:
o Estudiar de los esquemas y resúmenes realizados en clase. Si habéis trabajado conjuntamente los esquemas y resúmenes de los temas en clase, estos serán los adecuados para el estudio. Insistid que estudien no de las páginas de contenidos, sino de estos resúmenes y esquemas que habéis elaborado en clase.

o Listar conceptos. Es muy útil elaborar un listado de conceptos de lo que se ha trabajado en clase. Normalmente, y en función de la edad, no suelen ser muy abundantes. Separar lo esencial de lo secundario les ayudará a centrarse más y a optimizar el tiempo de estudio.

o Estudiar es escribir. Son muchos los alumnos con problemas de atención y concentración. Para ellos recomiendo no estudiar en el sentido de memorizar, sino escribir varias veces los conceptos y definiciones, repetir los esquemas trabajados en clase pero cambiando la forma de estos esquemas, volviendo a subrayar de distintos colores estos esquemas. A veces hay que “engañar” al alumno y hacerle pensar que no está estudiando cuando sí lo está haciendo.

o La soledad del estudio. Yo recomiendo a mis alumnos que la tarea de estudiar es algo tan personal que es preferible realizarla en soledad. Si los alumnos están solos, su capacidad de atención y concentración aumenta y se optimiza el tiempo de dedicación al estudio. Una vez acabado el estudio es cuando viene el momento de compartirlo con los padres, hermanos, compañeros, etc.

o Por qué no estudiar de pie. Es un recurso que funciona en alumno con serios problemas de atención y concentración. Pasear les relaja y les baja la ansiedad que les produce el estar sentados todo el tiempo.
Seguramente, después de haber leído este artículo se te habrán venido a la cabeza algunas estrategias que tan bien os funcionan en vuestra clase. Si es así estaría encantado de que las compartierais con todos nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: