El fomento de la lectura desde Educación Infantil

Diana Marín Suelves y Laura Lizcano Porca
Publicado en Quaderns Digitals Nº 78

-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-

Resumen

La lectura es una herramienta fundamental para alcanzar el éxito académico y social. Por ello, es clave la creación de una biblioteca de aula, con funciones: educativa, documental, formadora, compensadora y socializadora.

La Ley Orgánica de Educación de 2006, hace referencia explícita a las bibliotecas escolares, cuya función es: “Contribuir a fomentar la lectura y a que el alumno acceda a la información y otros recursos para el aprendizaje de las demás áreas y materias y pueda formarse en el uso critico de los mismos”, de la misma manera queda recogida esta importancia en la LOMCE.

En estas líneas presentamos la creación de una biblioteca de aula en Educación Especial para los alumnos de Educación Infantil.

Palabras clave: biblioteca de aula, pedagogía terapéutica, educación infantil, lectura, actividades.

El fomento de la lectura desde Educación Infantil

Contextualización.
La experiencia que aquí se relata se ha realizado en el centro de Educación Infantil y Primaria Virgen del Rosario de Torrente (Valencia), catalogado como centro de compensación educativa. En este colegio hay escolarizados alumnos de más de veinte nacionalidades, por lo que en la etapa de Educación Infantil (E.I.) es más importante si cabe el trabajo de la competencia lingüística. Para la consecución de los objetivos generales, favorecer el desarrollo de las habilidades básicas (hablar, conversar, escuchar, leer y escribir) y fomentar el gusto por la lectura se han realizado una serie de actividades en torno a la biblioteca de aula de Pedagogía Terapéutica, teniendo en cuenta que en ella se ofrece apoyo a alumnos desde Infantil hasta sexto de Primaria.

Objetivos.
Los objetivos que se trabajan en la biblioteca de aula en educación infantil varían en función de la edad de los alumnos, o de su nivel de Competencia Curricular.

3 años

Comprender cuentos de tradición cultural.
Iniciar el reconocimiento de las vocales a través de los nombres propios del aula.
Reproducir cuentos de tradición cultural.
Ampliar el vocabulario.
Comprender y reproducir fragmentos de poemas, detalles de cuentos, adivinanzas.
Desarrollar el gusto o placer por oír y mirar cuentos cuando el maestro los lee.
Leer e interpretar imágenes.
Elaborar el libro de las vocales.

4 años
Memorizar poemas y frases conocidas de cuentos..
Leer palabras sencillas con los fonemas aprendidos en el aula.
Conocer detalles de cuentos.
Adivinar los personajes a partir de una descripción.
Desarrollar el hábito y actitud de cuidado en el manejo de los libros.
Comprender y reproducir algunos textos orales actuales.
Ordenar viñetas relacionadas con un cuento.
Representar el argumento de algún cuento trabajado en el aula.

5 años
Identificar y memorizar fragmentos de diferentes cuentos.
Conocer y trabajar diferentes formatos textuales con libros, revistas, publicidad, periódicos, cuentos…
Leer palabras o frases de los cuentos
Aprender la direccionalidad en la lectura
Copiar palabras o frases de los cuentos
Representar de manera plástica lo que les trasmite la lectura.
Dibujar escenas de los cuentos.

Recursos.
Para dotar de materiales a la biblioteca se emplearon diferentes vías, como la organización de los materiales disponibles en las aulas de Educación Especial, las aportaciones de personal del centro y de las familias de nuestros estudiantes, la solicitud de materiales de muestra sin cargo para el centro a diferentes editoriales como Algaida o Rubio, la compra de libros infantiles en la Librería París Valencia en la que se pueden encontrar materiales de buena calidad a un precio muy económico…

De esta forma se recopilaron cuentos y libros infantiles, diccionarios, atlas, enciclopedias, CD, dvd’s, programas de ordenador… y se creó un rincón amplio, accesible, luminoso y con un lugar especial en el que exponer sus trabajos.

Descripción de la actividad.

La creación de la biblioteca de aula. En primer lugar, se analizaron las características de la biblioteca escolar: su ubicación, su funcionamiento, los recursos disponibles adaptados a los alumnos de Educación Infantil, la frecuencia de uso por los alumnos…

Se concluyó que era necesaria la creación de una biblioteca de aula que permitiese a los alumnos adquirir conocimientos, desarrollar habilidades y cultivar actitudes positivas hacia la lectura, la escritura y el manejo de la información.

Condiciones espaciales y materiales. Sin duda alguna la utilidad y funcionalidad de la biblioteca de aula dependerá en gran medida del cumplimento de ciertos requisitos que se tuvieron en cuenta a la hora de crear esta biblioteca. Algunos de ellos fueron los siguientes:

– Elegir un lugar con mucha luz, acogedor y tranquilo.
– Ubicar sillas y mesas cómodas.
– Instalar estanterías al alcance de los niños.
– Clasificar los libros según la temática y nivel de dificultad.
– Ubicar los libros en la estantería de manera que se vean las portadas y los alumnos escojan los más atractivos para ellos.
– Decorar el espacio con las normas de la biblioteca.
– Colgar carteles que fomente el hábito lector como: “Si te gusta la aventura, lánzate a la lectura”.
– Poner una alfombra para actividades posteriores a la lectura.

La motivación. La primera actividad consistió en el conocimiento de este espacio, los recursos disponibles y sus posibilidades de uso. Se partió de diversas adivinanzas, poesías, un cuento y libros nuevos empaquetados para despertar la curiosidad de los alumnos.

En la segunda actividad actividad, los alumnos llegaron al aula y se encontraron un baúl repleto de nuevos libros y con diferentes temáticas.

Seguidamente, la elaboración de las normas de uso de la biblioteca de aula en asamblea. Ejemplo de ello son: cuidar los libros, devolverlos a su lugar, permanecer en silencio mientras se está en la biblioteca… Estas normas fueron dibujadas por los alumnos y colocadas en la pared de la biblioteca.

La puesta en marcha. La lectura, como toda actividad, requiere una programación de actividades para asegurar la consecución de los objetivos. Algunas de las actividades para fomentar la lectura y alcanzar los objetivos planteados fueron las siguientes:

Visita a la biblioteca del centro para conocer su función y normas.

Lecturas diarias.

Resumen oral.

Interpretación de los personajes de cuentos clásicos.

Descripción de paisajes o personajes de los cuentos de manera oral.

Visionado en DVD del cuento trabajado en el aula.

Elaboración de un cuento en imágenes a partir del libro leído.

Imagen 3. El patito feo en imágenes
Invención de un cuento en casa con las familias y traerlo al cole.
Invención de cuentos a partir de palabras dadas.
Escritura de nuevos títulos para los libros.
Búsqueda de finales alternativos.
Mezcla y “ensalada” de cuentos.
Mural con dibujos acerca de los libros leídos o escuchados.

Invitación a los familiares para realizar sesiones de cuentacuentos.
Libro de una letra: buscar y pensar palabras con cada letra, colorear el dibujo que corresponde a la palabra, lectura y visionado del libro en el aula.

Imagen 4. El libro de la vocal A.
Alquiler de un baúl (CEFIRE) y préstamo de libros del baúl para casa.

Imagen 5. El baúl de la lectura.
Lectura de libros en el asamblea
Trabajar actividades relacionadas con los libros trabajados.
Leer cuento en la asamblea del pastor mentiroso.
Reforzar y trabajar con los alumnos el valor de “La verdad”.
Visualizar en video el cuento.

Imagen 6. Alumno de 5 años representando gráficamente el cuento trabajado.
Dibujar la escena que más le gusta.
Realizar fichas donde se copie el titulo del cuento y nombre de personajes.
Representar el cuento con disfraces del aula y máscaras.

Evaluación.
Dos son las variables a tener en cuenta en el momento de la evaluación. En primer lugar se deberá evaluar la biblioteca de aula como espacio, es decir, evaluar su funcionamiento, accesibilidad, dotación de recursos, estado de los materiales, mobiliario… Y en segundo lugar, se deberá tener en cuenta el uso que los alumnos hacen de la biblioteca. En este caso, la evaluación es global y se basa en la observación directa del alumnado (actitudes, intereses y hábitos) dadas las edades de los alumnos.

Conclusión.
En estas líneas hemos querido relatar nuestra experiencia en la creación de una biblioteca de aula para que sirva de invitación a otros docentes por la importancia del acercamiento de los más pequeños a la literatura infantil. La biblioteca escolar contribuye a desarrollar las competencias básicas para el aprendizaje a lo largo de la vida y a desarrollar la imaginación y el crecimiento de los alumnos como ciudadanos libres y responsables. Para muchos de nuestros alumnos ha sido una oportunidad única para tener entre sus manos cuentos apropiados para su edad, ya que varios de ellos cuentan en sus casas con tablets, móviles, ordenadores… pero no con libros.

La Literatura Infantil, además de la función de recrear, es fundamental en la formación de los más pequeños. La lectura les ayudará a aprender, a informarse, a opinar, y es una alternativa de ocio saludable. De ahí la necesidad de que los niños tengan a su alcance literatura infantil de calidad, apropiada a sus edades, que responda a sus intereses y capacidades. Esta responsabilidad se encuentra en manos de los adultos significativos, entre los que se encuentran los docentes que aumentan su valor en los centros de compensación educativa más si cabe. Ya que en demasiadas ocasiones estos niños no tienen un modelo adulto lector.

“…Es importante que los niños lean poesía. Y es más que importante, es necesario…
…Los niños que leen poesía se aficionan a la belleza del lenguaje y seguirán leyendo poesía toda su vida…
…Un niño con un libro de poesía en las manos nunca tendrá de mayor un arma entre ellas…”

En definitiva, las palabras de la gran Gloria Fuertes recogen el sentido último de nuestra labor educativa, que es educar a los ciudadanos del mañana para construir un mundo mejor.

Como propuesta consideramos que sería muy interesante que en las aulas de infantil y educación especial se realizaran baúles cuentacuentos según el proyecto o centro de interés que se trabaja en el aula para atender a las necesidades e intereses de los alumnos. No obstante, como somos conscientes de las limitaciones de tiempo existentes, queremos compartir un recurso muy valioso. En los Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos (CEFIRE) de la Comunidad Valenciana existen ya baúles elaborados muy interesantes. Estos baúles son un recurso de animación lectora, creados por maestros de educación infantil y primer ciclo de primaria que contienen muchos libros, una macota, actividades y normas de uso. Por ejemplo: “El baúl de la risa, de los animales, de los miedos…”.

Bibliografía.
Manifiesto UNESCO/IFLA sobre la Biblioteca Escolar (2000). En: http://www.unesco.org/webworld/libraries/manifiestos/school_maniesto_es.
Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.
Ley Orgánica de Mejora de la Calidad educativa 8/2013
Centros de Formación, Innovación y Recursos Educativos (CEFIRE) de la Comunidad Valenciana.
Fundación Gloria Fuertes. WWW.gloriafuertes.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: