‘Hay que ayudar a los niños a tener una vida digital positiva’

EL TIEMPO. Bogotá 21 de junio de 2014
Por: NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ

º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º

Jason Ohler, experto en tecnología educativa, da claves a padres y maestros sobre uso de internet.

En los últimos 30 años, el profesor Jason Ohler ha dedicado su tiempo a comprender cómo la tecnología transforma la vida de las personas y, sobre todo, la influencia que tiene para mejorar los procesos de enseñanza. Fruto de ello, hoy es una especie de gurú de la educación a través de las nuevas tecnologías.

Ohler ha escrito varios libros, que se han vuelto referencia mundial porque aborda en ellos los aspectos positivos y los riesgos a los que se ven enfrentados los jóvenes y sus educadores, por estar inmersos en un mundo en el que existe un nuevo tipo de ciudadanía, la digital.

Hace poco, Ohler, quien es profesor emérito del programa de Tecnología Educativa de la Universidad de Alaska, y doctor en Comunicación de la Universidad Simon Fraser, estuvo en la universidad Icesi de Cali, donde participó como conferencista en Edukatic, evento anual que reúne experiencias exitosas en el uso de las tecnologías en los salones de clases.

¿Qué es la ciudadanía digital?

Consiste en enseñar a los estudiantes a vivir estilos de vida que son emocionantes e inspiradores pero, al mismo tiempo, seguros y responsables. El principal cambio al que nos enfrentamos es que estamos entrando en una era en la que los padres no volvieron a saber dónde están sus hijos porque es fácil entrar a internet y esconderse o tener múltiples identidades.

¿Cuál es el rol de los padres?

Lo mejor que pueden hacer es tener una muy buena relación con sus hijos para que les cuenten lo que están haciendo. La forma de hacerlo no es preguntarles directamente, sino sobre cosas más generales, como, por ejemplo, por qué creen que la gente usa páginas como Facebook, para así ponerlos a hablar sobre lo que ven o lo que les molesta de internet. La meta es que reflexionen y se alejen de la pantalla para que piensen de manera ética sobre sus estilos de vida.

Usted dice que la tecnología tiene el poder de conectar, pero también de desconectar..

No hay ninguna tecnología que sea totalmente buena, pues todas te darán tanto como lo que te quitarán. En mis conferencias doy el ejemplo del microondas: al principio pensábamos ‘¡qué gran idea!’. Pero lo siguiente que pasó fue que ya no comíamos como una familia porque cada quien podía cocinar en cualquier momento. Cada tecnología hace lo mismo en diferentes niveles.

¿Qué recomienda a padres y profesores para que los niños tengan una presencia digital responsable?

Les diré lo que no recomiendo: tratar de mantener a los niños escondidos. No pienso que sea posible, pues uno puede mantenerse tan lejos de internet como quiera, pero alguien puede llegar, tomarnos una foto y subirla a Facebook, donde miles de personas la van a ver y a comentar. Mientras tratemos de escondernos, otros van a querer meternos en la red. El punto es manejar intencionalmente la identidad en línea. En mi mundo perfecto, los estudiantes están pensando todo el tiempo en cómo se están representando en internet, preguntándose cómo los va a ver el mundo.

¿Cómo lograr esto con el mundo de la inmediatez?

Lo que sugiero es actuar siempre con esta intencionalidad. Por ejemplo, que los maestros inculquen a sus estudiantes que imaginen su vida como una película que otros van a ver; mientras mejor desarrollada y más relevante sea esta, mucho mejor, porque siempre va a haber una audiencia viéndola y, si ese es el caso, debemos utilizar esa audiencia para nuestro beneficio. Es bien sabido que cuando los estudiantes escriben no solo para el profesor sino para todo un público, escriben mejor.

¿Qué alternativas hay para enfrentar el acoso cibernético?

Una de las actividades que he implementado se llama ‘tú estás a cargo’. Consiste en decirles a los estudiantes que ellos conforman la mesa directiva del colegio y que van a decidir cómo manejar situaciones hipotéticas como la llegada de las gafas de Google a los salones, u otras que ya están viviendo, como el acoso cibernético. Los chicos salen con grandes ideas y son las únicas personas a las que he oído decir que debemos ayudar al acosador porque “debe estar pasando por algún tipo de problema”. Necesitamos poner a los jóvenes a pensar y proporcionarles canales para que reporten el acoso.

¿Qué otros problemas enfrentamos en la era digital?

Aunque el acoso parece ser el que más molesta a la gente, hay otros problemas, como el sexting, donde la gente se toma fotos ligera de ropa y las envía. Esto, hasta ahora, se está considerado ilegal en algunos estados de EE. UU., principalmente por razones de venganza. Eso realmente asusta a la gente. Yo insisto en que no debemos tratar de dirigir a cada individuo; lo que necesitamos es un programa más grande y funcional, que he llamado educación del carácter, que se convierta en parte de la cultura del colegio y que esté orientado muy intencionalmente a conducir aspectos del estilo de vida digital. Tenemos que darles a los niños la oportunidad de llevar su vida digital de manera positiva, con nuestra ayuda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: