¿Cuánto vale el dinero? Los niños no saben, y muchos adultos tampoco

EL TIEMPO. Bogotá 24 de julio de 2014
-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º–º-º-º-º-º-

A los niños hay que plantearles dilemas económicos para que aprendan buscando su solución. Análisis.

Desde hace tres meses, Bianca, quien tiene 9 años, tiene su cuenta de ahorros en un banco y la correspondiente tarjeta de débito. Mucho antes tenía su chanchito de barro donde depositaba cuanta moneda de 500 o mil pesos había en la casa. Cuando el chanchito se llenó, se quebró. Y lo ahí guardado sirvió para hacer su primer depósito en el banco por 501 mil pesos.

Hace pocos días, Bianca decidió invitar a sus papás, con sus depósitos, a comer helados. No fue fácil convencerla que no convenía retirar parte de sus fondos porque si los reducía por debajo de 500 mil pesos, el banco, en lugar de pagarle intereses, le cobraría gastos de manejo y sus depósitos podrían desaparecer progresivamente.

Bianca está fabricando unas manillas de caucho que vende a dos mil pesos. Las manillas son un éxito entre sus compradoras, las amigas de su mamá. Bianca además ha aprendido que si rebaja el precio de cada manilla le compran más: Inicialmente las ofrece en 5 mil pesos y rápidamente las rebaja y, entonces, le compran cinco en lugar de dos. Ella queda muy contenta y las amigas también.

Bianca aún no sabe cuánto vale el dinero, pues constantemente pregunta si lo que tiene es mucho o poco. No sabe para qué le sirve la cuenta bancaria, ni lo que son intereses sobre depósitos y menos sobre créditos.
Tampoco sabe cuánto le cuesta fabricar cada manilla ni si está ganando o perdiendo en cada una, pues considera que su tiempo es libre (fabricar manillas es como jugar), su mamá le compra los cauchitos con los que las fabrica y no le ha dicho cuanto paga por ellos.

Bianca por ahora sólo sabe que 500 mil pesos parecen muchos pesos, que su cuenta en el banco tiene que tener un mínimo, que está trabajando para producir ingresos y que eso le da más satisfacción que pedirle a papá las monedas para llenar otro chanchito (aunque aún se las recibe con alegría).

En realidad muchos adultos tampoco saben cuánto vale el dinero; sólo para que sirve. No han pensado que si una silla vale 50 mil pesos, quiere decir que 50 mil pesos valen una silla; es decir, el valor del dinero son los bienes.

Algunos equivocadamente definen a los intereses como el precio del dinero y no como el costo de usar el dinero, sea cuando lo prestan al banco (lo depositan) o el banco se los presta (les da un crédito). Podrían conocer una fórmula para calcularlos, pero si no saben lo que significan, mal podrían aplicarla.

Menos saben que el dinero no cae del cielo, que hay que ganarlo con esfuerzo, y que el gasto debe estar limitado por el ingreso (cierto que el problema es mucho más complejo porque cabe la posibilidad de querer ganarlo con esfuerzo y no tener la oportunidad). Y como para gastar más a algunos les es fácil pedir prestado (o pedírselo a papá), su “solución” acaba siendo un problema si luego no hay cómo devolverlo.

Hay varias formas de adquirir conocimiento: una es aprendiendo y repitiendo lo que unos hacen o dicen; otra es enfrentando problemas, analizándolos y buscándoles solución. La primera es la que privilegiamos en Latinoamérica y tratamos de formar eruditos; la segunda es como se educa en los países desarrollados y en Asia. Por eso nos va mal en las pruebas PISA, incluyendo las últimas sobre educación financiera.

Creo que Bianca está aprendiendo progresiva pero sólidamente lo que necesitará en la vida: está enfrentando problemas y no repitiendo consignas o fórmulas.

César Ferrari
Para EL TIEMPO*
(*) Pd. D. Profesor titular de la Pontificia Universidad Javeriana

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: