LA INVESTIGACIÓN EN EL AULA Y EL DESARROLLO DE HABILIDADES INVESTIGATIVAS

Richard Aníbal Torres Coronel//  Lambayeque / Chiclayo, Perú. Licenciado en Educación, egresado de la Universidad Nacional Pedro Ruíz Gallo, con estudios de Maestría en Docencia y Gestión Educativa

)————————-(

Durante toda nuestra vida aprendemos

Porque necesitamos aprender y

Porque nunca dejaremos de hacerlo…

I.- La necesidad innata del conocimiento humano y la búsqueda de verdad.

El ser humano desde tiempos inmemoriales ha sentido la necesidad de conocer, comprender, indagar e investigar hechos históricos presentes o del pasado, así como situaciones o fenómenos reales que se dan en su contexto tempo – espacial inmediato. Esto sucede cuando el conocimiento habitual que posee es confrontado con un conocimiento más complejo o ignorado y, con características diferentes o nuevas para él, sucediendo de inmediato desconfianza, desorientación y por consiguiente la necesidad e interés por conocer.

Así pues, Wartofsky (1973) afirmaba que “[…] La ciencia es un modo de conocer el mundo y también un cuerpo de conocimiento. Cabe caracterizarla en función de un proceso de investigación, de una búsqueda de verdad, y es posible caracterizarla también como la estructura o cuerpo formado por la acumulación de las verdades fundadas o presuntas verdades, que tal búsqueda haya originado […]” De lo anterior se deduce que todo conocimiento no puede recibir el calificativo de científico; para ello debe reunir características o atributos tipificados para tal efecto.

Mario Bunge (1980), distinguía dos formas en que se presentaba el conocimiento: común y científico, señalando lo siguiente, que “[…] parte del conocimiento previo del que arranca toda investigación es conocimiento ordinario, esto es conocimiento no especializado, y parte de él es conocimiento científico, o sea, se ha obtenido mediante el método de la ciencia y puede volver a someterse a prueba, enriquecerse y, llegado el caso, superarse mediante el mismo método […]” Con un lenguaje sencillo se afirma que parte del conocimiento y avance de la ciencia y la tecnología actual es el resultado de la investigación científica de ayer.

II.- La Investigación y su complicidad con la empatía investigativa.

Según la Real academia de la lengua española, etimológicamente la palabra Investigar proviene del latín “Investigare”, describiendo que su significado es “realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los conocimientos sobre una determinada materia”.

Pero no sólo conocimientos de una determinada materia, sino también hechos o sucesos del pasado, fenómenos naturales, sociales o de cualquier otra índole. Significa indagar, buscar, averiguar; formular pesquisas relevantes que recojan información importante para la construcción de nuestro marco teórico. De lo anterior se infiere que “la Investigación”, es la búsqueda intencionada de conocimientos o de soluciones a problemas de carácter científico o social; el método es el procedimiento para seguir el camino de esa búsqueda, el mismo que tiene que ser coherente y pertinente según el tipo de Investigación que se esté aplicando. Aunque de forma muy particular creo que las investigaciones no deben tipificarse de forma rígida y cerrada, a manera de una camisa de fuerza, esta debe ser flexible según el propósito que persigue y utilizando recursos, medios y estrategias pertinentes, particulares y combinadas.

Es prudente mencionar que “[…] según el nivel de medición y análisis de la información la investigación puede ser: Investigación cuantitativa, cualitativa, cuali–cuantitativa, descriptiva, explicativa, inferencial, predictiva, de alta y baja estructuración, participante, participativa, proyectiva, de alta o baja interferencia, histórica, longitudinal o transversal, dinámica o estática […]” (Soto, L: 2011)

En suma, la investigación es un proceso y es sistémico; cuyo propósito es producir conocimientos y teorías o la resolución de problemas prácticos, es una serie de etapas o pasos que se relacionan y se derivan unas de otras.

El investigador (estudiante) se da cuenta que no es lo mismo enfrentarse a textos o fuentes, sean primarias o secundarias, desde fuera; que implicarse y envolverse en el fascinante mundo del método investigativo o por descubrimiento, intentando replicar las mismas actividades y métodos que aplica un historiador, estas actividades generan en ellos sentimientos empáticos con el objeto, los sujetos, instrumentos y elementos de su investigación; ya que la empatía es la facultad de comprender las emociones y los sentimientos externos por medio de un proceso de investigación con el objeto, grupo o individuo con el cual ellos se relacionan.

III.- La investigación y su aporte en el desarrollo de habilidades investigativas.

Las habilidades investigativas son un conjunto de capacidades del proceso de la investigación, orientadas a despertar el interés hacia el estudio de un tema en cuestión, la exploración de hechos y fenómenos, la generalización de ideas para que descubra hechos nuevos, organizar información relevante que permitan interpretar la realidad, argumentar sus ideas de manera lógica y sistémica, teniendo como base el conocimiento científico o social. En congruencia con lo anterior hemos evidenciado que el alumno agustino, busca, selecciona, procesa, analiza y sistematiza información relevante, que le será útil para la construcción de una nueva teoría o conocimiento.

En la experiencia didáctica del curso de investigación en el colegio “San Agustín”, se aprecia el desarrollo de muchas habilidades investigativas entre los estudiantes, claro está según su esfuerzo y dedicación, unos más que otros; entre ellas tenemos: Explora hechos y fenómenos, puede analizar problemas con facilidad, observa, recoge y organiza información relevante a través de diversos instrumentos de recolección de información, emplea diferentes métodos de análisis (por ejemplo métodos estadísticos); sistematiza y comparte sus resultados; propone y recomienda alternativas de solución con sustento. Además del desarrollo de actitudes empáticas investigativas como: aplicación y respeto de los procesos propios de una investigación (teniendo en cuenta la probidad académica), honestidad en la recolección de datos y su validación, curiosidad, crítica y apertura, disponibilidad para hacer juicios, disponibilidad para tolerar la incertidumbre propia del desconocimiento o de los conflictos que suceden en toda investigación, deseo y voluntad de valorar las consecuencias de sus hallazgos y la disposición para trabajar en equipo donde entra a tallar mucho la tolerancia y la empatía, hasta lograr ese engranaje, cuando entienden que son un equipo.

 IV.- La investigación, una experiencia curricular y didáctica desde el aula. Caso: Colegio del mundo “San Agustín”

Esta experiencia, casi nueva por cierto, allá en el año 2009; es incorporada en la malla curricular del colegio San Agustín, propuesta creada por el entonces director académico Juan Carlos Dianderas, con fines y objetivos claros, alcanzables, medibles y, en relación con la exigencia del bachillerato internacional; preparando a todos los estudiantes bajo los estándares y criterios que exige el mismo; sobre todo a aquellos ingresantes y aspirantes al diploma IB, obteniendo los recursos y las herramientas necesarias para que en 4to IB elaboren sin ningún problema sus monografías y, por consiguiente en 5to IB sus investigaciones históricas, requisitos indispensables para la consecución del diploma.

De esta manera se ha venido dictando el curso desde el 2008 hasta la actualidad, de acuerdo al nivel cognitivo de los estudiantes, teniendo en cuenta las teorías de Piaget con respecto al aprendizaje, según la edad cronológica de los estudiantes; pero, sin perder la naturaleza de una investigación.

Cabe resaltar que a partir del 2013, año en que llegué a laborar en tan prestigiosa institución educativa, dirigida entonces, por Fray Homero Cardozo y actualmente Fray Hernanis Díaz Guzmán y, bajo la dirección ejecutiva del profesor Iván Canala Echevarría Arias, propuse; incorporar nuevos elementos de recojo de información, aplicando los métodos investigativos y acercándonos más a una investigación de corte cualitativo, como la investigación participante y la investigación acción; gracias al apoyo y el aporte del profesor Augusto Lescano en la dirección académica, del asesor del área de Ciencias Sociales, el profesor Ronald Ventura Poémape y del grupo de docentes del curso, profesora, Susana Castro, Rocío Moza, profesor Alberto Raime y Martín Cabrejos Fernández, es que se ha ido afinando y puliendo el curso, con la intención de mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje del mismo; y siendo conscientes aún, que en el proceso se seguirá mejorando.

Hace mucho que el maestro agustino ha dejado de pensar que el aula, es un salón rodeado de cuatro paredes, un tópico de investigación limitado a un espacio y un tiempo específico y al contrario ha entendido que es un mundo complejo de interrelaciones culturales, personales y grupales donde confluyen una variedad de metodologías de enseñanza, así como múltiples y variadas estrategias de aprendizaje. Es por esta razón que ahora el profesor agustino habla de “investigación en el aula”, entendiendo y visualizando este espacio físico como un foro cultural donde profesores y estudiantes se reúnen a pensar, sentir, imaginar e investigar, tratando de buscar y comprender hechos, fenómenos y situaciones reales del pasado o de la actualidad. Así pues el estudiante percibe que todos los elementos para el proceso de enseñanza – aprendizaje en el curso de investigación; como el clima en el aula, la metodología, las técnicas y estrategias, los recursos, medios y materiales y, sobre todo el apoyo de sus asesores del curso y docentes en general los mismos que permiten la aplicación de los instrumentos de recojo de información, muchas veces interrumpiendo por espacios cortos sus horas de clase, están engranados y se sienten motivados a seguir desarrollando sus habilidades investigativas.

Respecto a lo anterior cabe mencionar, que este curso pertenece a la malla curricular de tercer año de secundaria, siendo cuatro aulas que actualmente funcionan, distribuidas en secciones 3ero “A”, cuyo asesor es quien suscribe, profesor Richard A. Torres Coronel; 3ero “B” bajo la asesoría del profesor Ronald Ventura Poémape, 3ero “C”, cuyo asesora es la profesora Rocío Moza y 3ero “D” bajo la asesoría del profesor Alberto Raime. Cada sección tiene entre seis y cinco grupos de investigación, los mismos que al finalizar sus investigaciones sustentan en su aula, donde será elegido el grupo que aplicó de manera lógica, coherente y pertinente el método investigativo; el ganador competirá con los otros grupos finalistas de las tres secciones restantes. Los cuatro grupos finalistas sustentan ante un jurado externo, la comunidad agustina e invitados en general; demostrando en ese momento la finalidad del curso: “el desarrollo de habilidades investigativas y comunicativas”.

El método y los procesos que ejecutan los estudiantes agustinos en el curso de Investigación, son mixtos, propios de una investigación cualitativa y cuantitativa, evidenciándose al momento de tabular los resultados de sus encuestas y/o cuestionarios. Los estudiantes eligen el tema o problema, buscan, seleccionan, procesan, analizan, sistematizan y sustentan sus trabajos de investigación. Además de tener mucho cuidado con mostrar la evidencia y su plan de acción en los anexos del mismo.

Los títulos de las investigaciones, así como sus integrantes que participan en este proceso académico de selección en el presente año académico son los siguientes: ‘‘Causas de la evasión tributaria por parte de los dueños de establecimientos comerciales en el cercado de la ciudad de Chiclayo en el año 2014’’, presentado por Walkiria García, Edwin Bustamante, Gabriela Estela, Sofía Guerrero, Frances Vásquez, Víctor Vásquez; “La alienación como consecuencia principal de la carencia de identidad cultural en los jóvenes de 3er año del nivel secundario del colegio San Agustín, Chiclayo, en el año 2014”, presentado por Camila Cisneros, Rosely La Torre, Martha Limo, Ada Vílchez, Rodrigo Loayza; “Influencia del divorcio de los padres en los alumnos de 3er año de secundaria del colegio San Agustín de Chiclayo en el año 2014”, presentado por Daniela Bussalleu, Antonella Chankay, Marcela Arbulú, Luana Aita; “Consecuencias del uso excesivo de los videojuegos en los alumnos de 6to grado del Colegio San Agustín de Chiclayo en el año 2014“, presentado por Francesco Saavedra, Cristian Vásquez, Alejandro Arellano, David Arnao, Alexander Bernhard; “Consecuencias del uso excesivo de las redes sociales en los adolescentes de 12 a 15 años de la Institución Educativa “San Agustín, de Chiclayo-2014”, presentado por María Isabel Ponce, Brayan Castañeda, Fabián Caballero, Ricardo Checa, Mary Cielo Rodas; “Causas del déficit de atención en las sesiones de aprendizaje de los alumnos del 3er año de secundaria del colegio San Agustín de Chiclayo durante el año 2014”, presentado por Luis Cermeño, Gustavo León, Fabrizio Miñope, Nicole Salazar, Nicole Samamé. “ Frecuencia de Ingesta de bebidas Alcohólicas y fuma de cigarrillos en los adolescentes de 3ero, 4to y 5to de secundaria del colegio San Agustín de Chiclayo durante el año 2014”, presentado por Ángela Sánchez, Álvaro Bazán, Marcelo Zamora, David Tamayo, Pamela Carrasco, Enayeli Rodas; “Grado de conocimiento de los adolescentes de 13 y 14 años del colegio San Agustín de Chiclayo sobre los temas de la autolesión, anorexia, bulimia y depresión”, presentado por Valeria Castro, Cristian Campos, Camila Itabashi, Fabrizio Chirinos, Alessandra, Monteza; “Principales causas de trabajo de infantes y jóvenes entre los 6 y 17 años de las calles Balta y Salaverry de la ciudad de Chiclayo”, presentado por Geraldine Chevarría, Emily Terrones, Iván Salazar, Christian Gómez, Rogger Carranza; “Grado de relación entre el incumplimiento de responsabilidades académicas de los estudiantes de 2do de secundaria del colegio San Agustín de Chiclayo y la obsesión y práctica por los videos juegos”, presentado Adrián Ancaya, Mary Cielo Elera, Rodrigo Parodi, María Pía Ruesta, Fernando Vela. “El trabajo infantil como forma de explotación en los niños y adolescentes de los paraderos, en la ciudad de Chiclayo – 2014” presentado por Alonso Pintado, Marco Torres, Sara Arrascue, Claudia Samamé, Claudio Villalobos; “Causas y Consecuencias de la bulimia y anorexia en los adolescentes del 4to año de secundaria del colegio San Agustín de Chiclayo, 2014”, presentado por Juan Diego Luna, Salvador Temple, Andia Mau, Solange Villalobos, Andrés Huamán.

Cabe mencionar que en el transcurso de la semana del 24 al 28 de noviembre expusieron los grupos de investigación, cada uno en sus respectivas aulas y, el día 03 de diciembre a las siete de la noche, en un espectáculo académico, sustentaron; ante un jurado externo de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo – USAT, representados en las personas de la Doctora Carmen Vidaurre y el Doctor Pedro Palacios, los cuatro finalistas de las secciones de A, B, C y D, en los ambientes del Colegio del mundo San Agustín; resultando ganadores los estudiantes del 3er año A con su trabajo de investigación ‘‘Causas de la evasión tributaria por parte de los dueños de establecimientos comerciales en el cercado de la ciudad de Chiclayo en el año 2014’’, presentado por Walkiria García, Edwin Bustamante, Gabriela Estela, Sofía Guerrero, Frances Vásquez, Víctor Vásquez; en realidad todos estos estudiantes de las cuatro secciones son desde ya ganadores, en todos estos trabajos se ve reflejado una investigación cualitativa, probidad académica y el respeto por la normatividad APA 6ta edición en la presentación de sus trabajos.

Concluyo manifestando que trabajar con la aplicación de métodos investigativos es muy significativo, y lo sostengo por tres razones fundamentales: a) la naturaleza de las aulas cambian, de ser espacios rígidos a, espacios de relaciones sociales, culturales, académicas, organizadas intencionalmente para el aprendizaje, en base a talleres. b) se genera en los alumnos la empatía investigativa, mejorando sus relaciones intrapersonales e interpersonales profesor – alumno y; c) la construcción de saberes a través de la indagación, generando en ellos sus propios puntos de vista, juicio crítico, además de la creatividad, solución de conflictos, sorpresas, desarrollo de habilidades investigativas y sobre todo la reflexión de la construcción de su propio conocimiento. Espero que este pequeño aporte sirva para reflexionar sobre nuestras prácticas pedagógicas y sea replicado en otros contextos.

Richard A. Torres Coronel – Profesor de Historia e Investigación

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: