EXIGENCIAS Y PRECISIONES DIDÁCTICAS PARA EL MEJOR APRENDIZAJE EN AULAS VIRTUALES.

MsC. Adelfa Barbarita García Díaz. / Institución: UCP ¨Félix Varela¨ / País: Cuba

-0-0-0-0-0-0-0-

Resumen

Este trabajo es resultado de la investigación acerca del uso de las aulas virtuales en la Universidad de Ciencias Pedagógicas ¨Félix Varela¨, deviniendo en una tesis de maestría que tiene el título: Exigencias y precisiones didácticas para el mejor aprendizaje en aulas virtuales. La opción en la práctica, es optar por la concepción de clases en las que se integre un ordenador con conexión a la red, y se organice un plan de trabajo sistemático a diferentes niveles según los objetivos que se marquen para los estudiantes.

Es consecuencia de la investigación, la definición de exigencia didáctica para las aulas virtuales  y se declaran un conjunto de ellas, a partir de los principios pedagógicos. Luego se establecen las precisiones para el diseño de aulas virtuales en analogía con las exigencias. El objetivo es orientar a los profesores en el diseño didáctico, y lograr que  tengan la calidad requerida para que los estudiantes no abandonen los cursos que se ofrecen en ellas, pues el equipo docente ha de estar por ello, en continua vigilancia para detectar qué estudiantes están realizando las actividades propuestas, y especialmente los que no lo están haciendo, para establecer las medidas correctoras e incentivadoras  oportunas con ayuda de las herramientas y medios de comunicación que permite la plataforma.

 

 

Introducción

Cuando se hace referencia a un aula virtual se piensa en un conjunto de actividades con un alto ingrediente comunicativo que de otro modo, es decir, sin la existencia del ordenador conectado a la red, no tendrían el sentido que adquiere en el contexto auténtico que proporciona la tecnología. Por tanto, un aula virtual se puede situar dentro de la misma clase y, aunque podría también funcionar de manera autónoma como sucede en la educación superior, puede cubrir una serie de necesidades educativas nada despreciables realizadas de manera que se libere al profesor y al estudiante de la coincidencia temporal e incluso espacial. Esta es la gran diferencia entre un aula virtual y una clase presencial junto con las posibilidades educativas que ofrece de flexibilización de los itinerarios personales y el desarrollo de capacidades de tipo exploratorio, procesual y de visualización. En resumen, se habla de la posibilidad de diversificar y adaptar la oferta y la ayuda educativa a diferentes niveles y momentos sin que el profesor tenga que estar presente de una manera dominante y homogénea para todos los estudiantes. Por tanto, se mueve en un lapso de tiempo y en un espacio en el que el estudiante trabaja de manera autónoma pero a la vez necesita un motivo y una guía para realizar sus actividades y darles el sentido educativo que se ha considerado.1

En las últimas décadas la  Enseñanza a Distancia (E.D) con el uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones  (TIC) se ha extendido  por todos los continentes,  y se extiende hoy de manera vertiginosa, no así su  didáctica la cual, como es lógico, se ha ido desarrollando de manera más lenta y  poco se ha escrito al respecto; a pesar de que muchos reconocen su  importancia para el desarrollo exitoso del proceso de aprendizaje, siendo de gran importancia la calidad de estas.

Diversos indicadores deberían reflejar las distintas posibilidades de los profesores y de los estudiantes, como también del contenido, en orden a alcanzar la perfección educativa. Algunos indicadores tendrían que apuntar a los contenidos, otros a la metodología.  Del mismo modo, las modernas pedagogías del conocimiento desde el conductismo al constructivismo pasando por el cognitivismo, que dan amplio campo a la

 

 

1BARBERA, E. Y BADIA, A.: Hacia el aula virtual: actividades y aprendizaje en la red. Revista Iberoamericana de Educación (ISSN: 1681-5653)

iniciativa del estudiante bajo la dirección del profesor, son también un fuerte estímulo para crecer en la calidad la educación por los resultados y valores que despliegan.

Para el caso de aulas virtuales las exigencias didácticas no están establecidas en nuestro país, pero esta determinación debe hacerse a partir de los principios pedagógicos, por tanto el gran problema del momento en que se realizó la maestría es la ausencia de las exigencias didácticas  para el diseño de aulas virtuales.

La novedad científica y el aporte de la investigación reside en el las exigencias y precisiones didácticas que deben tenerse en cuenta para diseñar  aulas virtuales, en una destreza cuyas acciones tienen salida a través del proceso  enseñanza aprendizaje en las aulas virtuales. Permite además la elevación del nivel profesional visto desde la concepción de las precisiones para el diseño de aulas virtuales y la dirección del proceso  enseñanza aprendizaje preparando al profesor para enfrentar de forma científica la hermosa tarea de educar las nuevas generaciones.

 Desarrollo

El proceso de enseñanza aprendizaje no es en modo alguno la simple relación de dar por el maestro y recibir por parte del estudiante de manera pasiva e irreflexiva. El aprendizaje es válido en la medida en que el estudiante alcance tener bajo la dirección del maestro una posición activa, participativa, reflexiva y vivencial logrando la significación ante la asimilación del contenido; por tanto el que enseña ha de tener en cuenta el manejo didáctico de determinadas regularidades, condiciones y exigencias que le permitan alcanzar esta demanda social en el que aprende.

La didáctica para el mejor tratamiento de su objeto de estudio le propicia al maestro como máximo y más directo responsable de la dirección de este proceso, determinadas leyes, contradicciones,  principios y componentes que en estrecha relación con su ciencia madre la Pedagogía, le permite de forma flexible, creadora y contextualizada tomar la mejor decisión para lograr la dirección óptima del mismo.

Las aulas virtuales tienen como propósito esencial contribuir a la prestación del servicio docente, en términos de facilitar la comunicación didáctica y pedagógica en las labores de ejemplificación, comunicación efectiva, eficiente y oportuna del docente con los estudiantes, ampliar el horizonte de consulta documental, bibliográfica y referencial para los actores del proceso educativo: docente y estudiante.

Los estudios muestran que existen variados tipos de aulas  virtuales, algunos más simples que otros. Por ejemplo, un docente universitario interesado puede dar clases en forma presencial y recurrir al ordenador para colocar en formato digital actividades, indicaciones de aula, textos, lugares de referencia y, a su vez, emplear el correo electrónico para responder a consultas de estudiantes o utilizar a veces el ‘chat’ como lugar de discusión. Este es el tipo más simple de curso a distancia, donde el docente es el que organiza y dirige todo el entorno y cumple fundamentalmente el papel de orientador, facilitador y guía del proceso de enseñanza aprendizaje en la metodología de aulas virtuales.2

La formación en aulas virtuales surge como nuevo paradigma metodológico, tanto para la

2 MIREYA ARDILA-RODRÍGUEZ. Ph. D. (C) en Calidad y Evaluación de Instituciones, Programas e Intervención Psicopedagógica. Docente, Universidad Pedagógica Nacional, Facultad de  Ciencia y Tecnología, Bogotá, Colombia.

investigación como para la generación de nuevas estrategias y procesos educativos; obliga a las instituciones educativas, que implantan estos modelos a sus procesos, a asumir el reto de demostrar la cohesión entre calidad pedagógica y calidad tecnológica es este el problema que asume la autora de esta investigación al construir exigencias didácticas y  precisiones para el diseño de aulas virtuales, desde los principios para la dirección del proceso pedagógico.

El empleo de las TIC en el proceso de enseñanza aprendizaje de una manera adecuada y racional puede lograr motivar el aprendizaje, aumentar la efectividad del proceso, activar las funciones intelectuales para la adquisición del conocimiento y garantizar la asimilación de los conocimientos esenciales.3

A partir del análisis teórico  realizado acerca de cómo emplear las TIC en el proceso de enseñanza aprendizaje, y de la aplicación de métodos empíricos, fue posible modelar un grupo de exigencias didácticas,  para la dirección del proceso  enseñanza aprendizaje en las aulas virtuales.

Las exigencias didácticas “constituyen premisas para la estimulación del aprendizaje, el pensamiento de los escolares y la formación de valores en correspondencia con las peculiaridades del contenido (…)”4, es decir, son requisitos de la actividad didáctica que tienen lugar en el proceso de enseñanza-aprendizaje de una asignatura.

Las exigencias didácticas que se presentan  en el siguiente trabajo, se sustentan en principios didácticos enunciados por Ortega Carrillo, J. A., los cuales satisfacen el desarrollo de la actividad pedagógica para la dirección del proceso  enseñanza aprendizaje en los aulas virtuales, pero al mostrar un alto nivel de generalización necesitan ser implementados de una manera más específica y particular, siendo necesario realizar exigencias didácticas para estas aulas, y enunciar el concepto de Exigencia Didáctica, que la autora de este trabajo muestra a continuación:

“Las  exigencias  didácticas  para  el  aprendizaje  en  las  aulas  virtuales constituyen

3ARIEL GOVANTES OVIEDO. Exigencias Didácticas  para el Desarrollo del Proceso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Centro de Referencia para la Educación Avanzada (CREA). Instituto Superior Politécnico “José A. Echeverría (ISPJAE). Revista Pedagogía Universitaria, Vol. X No. 4  2005.

 

4LEAL GARCÍA, H. (2002): Desafíos de la enseñanza de la Historia: conocer para transformar, amar para enseñar y educar. En: Enseñanza de la Historia. Selección de Lecturas, Ciudad de La Habana. Editorial. Pueblo y Educación. (pág. 22)

antecedentes  que  actúan  como  factores  condicionantes  para la dirección del proceso  de  enseñanza aprendizaje, ellas ofrecen la posibilidad de  utilizarlas  de  manera organizada,  coherente,  y  activa,  (la  que ofrece internet y la red local), para que estimule el deseo de aprender, y desarrolle el pensamiento, al mismo tiempo que logre  la participación y la interacción de estudiantes y profesores.”

Para la elaboración de las exigencias didácticas en el diseño de aulas virtuales se realizó una tabla comparativa de los principios didácticos formulados por klingberg, Fátima Addine y Ortega Carrillo, J. A.; después de compararlos y realizar un análisis donde se tuvo en cuenta su relación con la informática se decide asumir los principios didácticos de Ortega Carrillo, J. A. porque, consideramos sus principales aportes de la teoría cognitivista a métodos de diseño de procesos didácticos de naturaleza virtual. La autora asume la teoría cognitivista porque esta sostiene el enfoque del Procesamiento de la Información, teniendo en cuenta las semejanzas entre los programas de computación y sus procesos cognoscitivos, a partir de esta concepción, así como el análisis de los principios y las leyes de la didáctica,  se pueden plantear las exigencias didácticas que permiten concretar precisiones para el diseño de aulas virtuales.

Exigencias didácticas para el diseño de aulas virtuales.

Ser un mediador en entornos virtuales, no significa cambiar el espacio de un aula tradicional a un aula virtual,  cambiar los libros por documentos electrónicos, las discusiones en clase por foros virtuales o las horas de atención a estudiantes por encuentros en  chat o foros de conversación. Significa encontrar nuevas estrategias que nos permitan mantener activos a nuestros estudiantes aun cuando éstos se encuentren en distintas partes del país, promoviendo la construcción de conocimientos y la colaboración.  Esto responde a las nuevas aptitudes que desarrollan y necesitan fortalecer los estudiantes, y que permiten el cumplimiento de los principios en las plataformas virtuales, así enunciamos las exigencias didácticas para el diseño de aulas virtuales:

  1. Desarrollar el aprendizaje creativo empleando la hipermedia.
  2. Propiciar el aprendizaje colaborativo y cooperativo en el aula virtual.
  3. Establecer la versatilidad y la secuencialidad conceptual de las aulas virtuales para la construcción del conocimiento.
  4. Favorecer la autonomía organizativa, el equilibrio cognoscitivo, el orden y la claridad didáctica.
  5. Garantizar la comunicación multimedia efectiva en el aula virtual.

Precisiones para el diseño de aulas virtuales en analogía con las exigencias.

Primera exigencia: Desarrollar el aprendizaje creativo empleando la hipermedia.

Precisiones:

1- Los contenidos y acciones que se propongan en las aulas virtuales  deben brindar conocimientos que sean comprendidos por todos los estudiantes, según el diagnóstico por los niveles de desempeño de estos.

2- Los contenidos deben encontrar un espacio de aplicación en la práctica mediante ejercicios, trabajos prácticos y demás actividades, conclusiones y propuestas creativas que el estudiante debe elaborar expresándolas mediante representaciones visuales, sonoras y audiovisuales.

3- La presentación de los contenidos debe ofrecer  los elementos de empleo de la hipermedia y las facilidades de sus herramientas para la creación de contenidos virtuales que ofrezcan la posibilidad de crear e insertar gráficos, imágenes, locuciones, fragmentos musicales y micrograbaciones en vídeo.

Segunda exigencia: Propiciar el aprendizaje colaborativo y cooperativo en el aula virtual.

Precisiones:

  • Los diseños didácticos deben favorecer en los cursos y el conocimiento personal de los estudiantes por medio de audioconferencias, micrograbaciones en vídeo doméstico, transmisión de fotografías y celebración de videoconferencias, etc.
  • La enseñanza semipresencial evitaría en parte la falta de contacto físico y posibilitan la celebración de al menos dos encuentros convivenciales entre estudiantes y profesores (uno en la presentación del curso y otro al finalizar este).
  • Las aulas virtuales deben ofrecer espacios para el encuentro comunicacional síncrono y asíncrono (áreas de puesta en común) así como realización de actividades grupales factibles proponiendo programas informáticos (posibilidad de compartir equipos, programas, voz, textos, imágenes, etc.).
  • Los profesores han de estar a la mira en estas actividades para evitar que la distancia física entre estudiantes y su escaso conocimiento interpersonal generen desinterés e influyan negativamente en la participación en las propuestas didácticas de creación de conocimiento compartido.

Tercera exigencia: Establecer la versatilidad y la secuencialidad conceptual de las aulas virtuales para la construcción del conocimiento.

Precisiones:

  • Se deben realizar prácticas en laboratorios virtuales o aulas simuladas porque abre inmensas posibilidades para la construcción del conocimiento individual y colaborado.
  • El enfoque del proceso enseñanza aprendizaje debe ser flexible apoyándolo en estrategias de aprendizaje de naturaleza cognoscitiva.

Cuarta exigencia: Favorecer la autonomía organizativa, el equilibrio cognoscitivo, el orden y la claridad didáctica.

Precisiones:

  • El contenido y organización de los materiales didácticos virtuales han de favorecer el autoaprendizaje, el interaprendizaje, el “aprender a aprender” y el “aprender a expresar lo aprendido” usando los caracteres y lenguajes de las tecnologías de la información.
  • Los programas didácticos virtuales han de ofertar cierta diversidad en las direcciones investigativas (metodologías) y proporcionarán una amplia arista de libertad en la formulación de las conjeturas de trabajo y en el planteamiento de los problemas (autonomía organizativa), que se pretende resolver desde la formación investigativa.
  • Tanto la acción tutorial virtual como el contenido de las unidades didácticas virtuales han de incluir incitaciones que permitan al estudiante enlazar los esquemas conceptuales previos que posee con los nuevos conceptos que le ofrece el material didáctico.
  • Es condición para un efectivo desarrollo del proceso de enseñanza aprendizaje virtual que estudiantes y profesores determinen los objetivos de las investigaciones a realizar.
  • Se debe secuenciar y ordenar los objetivos y correlacionarlos con propuestas de actividades que ayuden a los estudiantes a conseguir tales metas (guías didácticas orientadoras).
  • Es necesario introducir organizadores avanzados que ayuden al estudiante a comprender los pasos de la metodología de trabajo pactada, formarlo en técnicas de trabajo virtual (ofrecerle ejemplos de investigaciones homólogas realizadas).

Quinta exigencia: Garantizar la comunicación multimedia efectiva en el aula virtual.

Precisiones:

  • Deben crearse materiales didácticos, hipermedia de calidad en los que se combinen adecuadamente la visualización atractiva, coherencia entre la información textual y gráfica, evitar la monotonía y el tedio, accesibilidad, variedad, versatilidad e interactividad, etc.
  • Se debe procurar que todos los ordenadores multimedia dispongan de suficiente capacidad de procesamiento de información y de adecuados periféricos (videocámara, escáner, bocinas, micrófonos, impresora, etc.)
  • Se debe procurar que todos los ordenadores multimedia faciliten el acceso a los programas necesarios para acceder a la diversidad de ofertas metodológicas de las aulas virtuales, programas de conversación por teclados, audioconferencias y videoconferencias, procesadores de textos, digitalizadores de sonido e imagen, etc.).
  • Se deben considerar las características psico-fisiológicas de los estudiantes al estudiar cómo dividir en unidades la información que se va a presentar, cómo van a relacionarse entre sí, cómo las va a aprender y como evaluar al estudiante.
  • La aplicación debe crear lazos afectivos con el estudiante en todo momento y vigilar que la misma esté en consonancia con lo que se supone que sabe él a quien va dirigido el material instructivo.

Conclusiones

  1. Establecer las exigencias y precisiones didácticas para el  mejor  aprendizaje  en  las  aulas  virtuales  constituyen  antecedentes  que actúan  como  factores  condicionantes  para  la  dirección  activa  del  proceso enseñanza aprendizaje en las  aulas virtuales, de manera organizada y coherente, se  establece  con  un  enfoque  sistémico  y  didáctico  una  derivación  gradual  entre principios, exigencias y precisiones.
  2. En la estructuración  didáctica  de   las  aulas  virtuales si se  explotan  todas  las potencialidades de la plataforma como soporte tecnológico, permite el  aprender  haciendo,  aprender  interactuando,  aprender  buscando,  aprender compartiendo,  de forma tal  que  en  un  aula  virtual  se  organice un  plan de  trabajo coherente  y   sistemático  a  favor  del  cumplimiento  de  los  objetivos
  3. Las aulas virtuales permiten mantener activos a los estudiantes, promoviendo la construcción de conocimientos y la colaboración, responden a las nuevas habilidades que desarrollan y necesitan fortalecer los estudiantes, y que permiten el cumplimiento de los principios en las plataformas virtuales.

 

Bibliografía

ADDINE, F. F. (s.f.). Didáctica y Currículum, análisis de una experiencia. Potosí. Bolivia.A.B.

ÁLVAREZ DE ZAYAS, C. M. (1995). Metodología de la Investigación científica. Universidad de Oriente: Santiago de Cuba: Centro de Estudios de Educación Superior “Manuel F. Gran”.

ÁLVAREZ, Z. C. (2000). La Escuela en la Vida. Ciudad Habana: Editorial Pueblo y Educación.

ANORGA, M. J. (1997). Pedagogía y Estrategia didáctica y curricular de la Educación Avanzada. La Habana: Academia.

BABANSKI, Y. K. (s.f.). Optimización del proceso de enseñanza. La Habana: Pueblo y Educación.

BARBERA, E. Y. (s.f.). Hacia el aula virtual: actividades y aprendizaje en la red. Revista Iberoamericana de Educación .ISSN: 1681-5653.

CHÁVEZ, J. A. (2005). Acercamiento necesario a la Pedagogía General/ J. A. Chávez, A. Suárez, L. D. Permuy. La Habana: Pueblo y Educación.

GUTIÉRREZ, R. B. (2008). Hacia una didáctica formativa por un hombre nuevo. Santa Clara. Universidad Pedagógica “Félix Varela”: Documento en formato digital.

KLINGBERG, L. (1978). Introducción a la didáctica general. La Habana: Pueblo y Educación.

LABAÑINO, C. A. (2001). Multimedia para la educación. La Habana: Pueblo y Educación.

LIMA, M. S. (2005). La mediación pedagógica con uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Pedagogía. Ciudad de La Habana: IPLAC.

MARQUÈS, G. P. (1999). Criterios para la clasificación y evaluación de espacios Web de interés educativo. UAB. Recuperado desde, http://vgodoyz.iespana.es/avanzado05/criteriosinternet.doc.

MARQUÈS, G. P. (1999). Programas didácticos: Diseño y Evaluación. UAB . Recuperado el 10 de diciembre de 2009,desde http://www.xtec.es/~pmarques/edusoft.htm.

OVIEDO, A. G. (s.f.). Exigencias Didácticas para el Desarrollo del Proceso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. . Centro de Instituto Superior Politécnico “José A. Echeverría (ISPJAE).

ORTIZ, T. E. (s.f). Concepciones teóricas y metodológicas sobre el aprendizaje. Holguín,

Cuba: Instituto Superior Pedagógico “José de la Luz y Caballero”.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: