“Se aprende muchísimo cometiendo errores”

Bernhard Niesner

CEO y cofundador de busuu.com, comunidad online mundial líder en el aprendizaje de idiomas.

–8-8-8-8-8-8-8-

¿Cómo nació busuu.com?

Nació cuando encontré a mi socio y cofundador, Adrián, mientras hacíamos un MBA en el Instituto de Empresa de Madrid. Ahí surgió la idea de combinar el aprendizaje de idiomas con una red social, porque nos parecía increíble que se continuara estudiando idiomas como hace 300 años y que la única innovación tecnológica reciente fuera el CD-Rom.

¿Qué es lo más importante para aprender un idioma?

Hemos hecho muchos estudios y las respuestas más comunes son tener tiempo y mantener la motivación. También creo que aprender idiomas no debe ser caro: en Busuu ofrecemos cursos por 5 o 6 euros al mes, por menos de lo que cuesta una comida diaria.

¿La tecnología ha cambiado la manera en que aprendemos idiomas?

Uno de los mayores obstáculos para aprender idiomas es, como decía, la motivación. Hay muchas personas que empiezan pero no siguen porque requiere un tiempo y un esfuerzo que no quieren invertir. Pero las nuevas tecnologías ayudan a motivar el aprendizaje de la gente: es mucho más fácil aprender con un juego en tu móvil que con un libro o yendo a clase después del trabajo donde, además, tienes que intentar hablar un idioma extranjero con diez personas que hablan tu mismo idioma. El hecho de que tengas un método de aprendizaje siempre a tu disposición ayuda mucho.

La tecnología, por otro lado, permite realizar un seguimiento personalizado como el que hacemos en busuu. Podemos guardar el historial de cada estudiante, saber qué ha aprendido, qué errores ha hecho en el último examen o si falla más en sintaxis o gramática y, con la información, hacer un curso adaptado a sus necesidades, a su nivel actual, a los objetivos de aprendizaje y a sus intereses, sean fútbol o arte.

Pero no siempre es posible hablar de personalización del aprendizaje en un espacio físico donde un hay un profesor para cada 30 alumnos…

Yo creo que son excusas. Turquía, por ejemplo, cuenta con un plan para introducir tablets para cada alumno de aquí a 2017. Corea del Sur también: están digitalizando al 100% la educación. No es que la introducción de las tablets en las aulas sea la única solución con la que todos vamos aprender mucho más, pero paso a paso debemos analizar los mejores métodos y motivar a que los profesores prueben más herramientas digitales y sean proactivos. Lo que no tiene ningún sentido es continuar con un sistema que ya se ha comprobado que no funciona: en España, por ejemplo, la educación que reciben los estudiantes no es suficiente para acceder al mercado laboral o para hablar idiomas.

El trabajo colaborativo es una de las bases de busuu. ¿Qué beneficios tiene ser estudiante y profesor al mismo tiempo?

Uno de los obstáculos para aprender un idioma es tener miedo a cometer errores y, por ello, no atreverse a practicar. Pero el hecho de que la persona con la que practicas, que es nativa, cometa errores en su propio idioma anima a lanzarse. Nosotros hemos creado un mundo donde no tienes que ser perfecto, al contrario: se aprende muchísimo cometiendo errores, ¡no es malo cometer errores!

Tiching y busuu son iniciativas que nacen de una nueva manera de entender la educación. ¿Hacia dónde cree que nos lleva este camino?

Hasta hace poco la educación estaba restringida al sitio donde uno había nacido: si habías nacido en Nigeria recibías la educación de Nigeria; si habías nacido en Oxford, recibías la de Oxford. Y lo mismo ocurría con el poder adquisitivo de la familia: en una familia con más dinero podías permitirte una determinada educación, difícilmente accesible si tu familia no tenía estos recursos. Era una situación muy injusta que, mediante la tecnología, está cambiando, porque el acceso a la educación ya no depende del lugar de nacimiento, sino de la propia voluntad.

La tecnología es una vía de democratización también para el aprendizaje de idiomas.

Hoy tienes acceso a un curso de Harvard aunque estés en Kazajistán y puedes tener los mejores profesores a través de un MOOC independientemente de donde vivas o hayas nacido. Tenemos mucho más control sobre nuestra educación, ya no se trata de ir a la escuela y consumir un contenido: las muchas opciones de aprendizaje online permiten que fuera del aula puedas consumir y acceder a toda la riqueza educativa del mundo.

En alguna ocasión ha comentado que su sueño era revolucionar el aprendizaje de idiomas, ¿va por el buen camino?

Siendo honesto, todavía nos falta mucho: esto es solo el inicio de todo este viaje. Cada año me doy más cuenta de que lo que no estamos haciendo es lo que deberíamos hacer y que aún estamos en la etapa de replicar los modos de aprendizaje offline en el mundo online. Hay todavía mucha ineficiencia en el aprendizaje de idiomas: nuestro sueño es poder decir que con busuu solamente necesitas 50 o 100 horas para llegar al Nivel A2 del Marco Común Europeo de Referencia, en lugar de las 200 que puedes necesitar actualmente, y decirlo porque realmente es un aprendizaje más eficiente, como miles de estudiantes han podido comprobar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: