UNA NUEVA EDUCACIÓN PARA IMPULSAR EL TALENTO EMPRENDEDOR

Eloy Rubio Aranda INED 21

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Vivimos un momento clave donde la sociedad española tiene que afrontar grandes problemas  y retos de cara al futuro.

Un momento donde la tasa de desempleo en España es insostenible (24% a nivel general) y (54% de desempleo joven), donde además estamos en un cambio de era y lo preocupante es que por primera vez en muchos años muchos pensamos que nuestros hijos pueden vivir peor que sus padres, si las cosas no cambian.

¡¡Siento que no nos podemos quedar cruzado de brazos !

Aspectos como la nueva era tecnológica y de internet, la alta temporalidad y falta de calidad de los nuevos empleos creados, son ejemplos que ponen de relieve la urgente necesidad de pasar de la preocupación a la ocupación, es decir trabajar para que la situación cambie.

 

Una de las claves más importantes para lograr resultados efectivos a medio y largo plazo y no cada cuatro años, es cambiar y mejorar la cultura de nuestro país.

 

¡¡¡Ya hemos dicho en otras ocasiones que no tenemos sueños baratos ¡¡¡

 

Estoy hablando de cambiar, mejorar y adaptar nuestro sistema educativo.

 

Un sistema educativo que apueste de manera seria y consciente por el talento y por la educación emprendedora, entendida siempre como un proceso y nunca por un resultado final, fruto de la colaboración entre los centros, las familias y la sociedad en general.

 

Una nueva educación que active y entrene las competencias que necesitamos en el siglo XXI. Se trata por tanto de mejorar la vida y la felicidad de las personas.

 

Y es que hoy más que nunca pienso y siento la necesidad de formar y entrenar, educar, orientar a nuestros hijos para que sean más emprendedores, pero no solamente con la óptica de hacer negocios, sino con la óptica de ser mejores personas, personas más activas, y personas con valores (Hablamos también de una educación con principios éticos y valores).En definitiva como hemos dicho antes para que sean más felices.

 

Y es que si realmente queremos una sociedad mejor, la educación y la formación de nuestros hijos es una palanca de cambio fundamental para ello.

 

Necesitamos construir una nueva mentalidad social y política transformadora.

 

Desde qué puede el mundo hacer por mi a ¿qué puedo yo hacer por el mundo?

Y la base fundamental de ese cambio es la educación ¡¡ Y si no hacemos nada no tenemos ni presente ni futuro.

 

Algunos aspectos como sacar buenas notas para ir a la Universidad o hacer una carrera que nos asegure un futuro próspero y lleno de oportunidades, ya no funcionan si no hemos aprendido competencias que nos van a servir en nuestro desarrollo personal y profesional como es la de emprender. Pero emprender entendido como un proceso de aprendizaje.

 

Además no se trata de ser buenos profesionales, sino de también buenas personas: necesitamos construir una sociedad mejor, con valores, más justa, más solidaria y que pueda vivir en paz.

 

La sociedad pide y pedimos que los que nos gobiernan inspiren esos valores, que no sean corruptos, que no roben, que el dinero y el poder estén al servicio de las personas.

 

Sin embargo a una gran parte de la sociedad sólo le preocupa el dinero y no quiero decir que el dinero no sea importante. Pero es lo único en lo que centramos nuestras vidas…

 

La pregunta es cuál es el fin del dinero ¿? ¿Sólo pensamos en nuestro propio bienestar y qué pasa con los demás? ¿Para qué queremos el dinero?

 

Cuando sólo lo que nos importa es el dinero, los valores, las obras y comportamientos de las personas se quedan en un segundo plano. Ganar dinero es importante pero el dinero tiene que tener un sentido humano para hacer de este mundo un sitio mejor.

 

¿Nos vale ganar dinero como sea?, ¿comprar productos cuyo origen está basado en el engaño, en la explotación, en el tráfico de armas, etc.?

 

La mayoría de las veces preferimos mirar para otro sitio y no ver la realidad.

 

¿Somos conscientes de lo que pasa? ¿Nos preguntamos, por ejemplo, en qué se emplea nuestro dinero?

 

Sabemos que para mucha gente esto es una utopía y que jamás se podrá conseguir.

 

Otros sin embargo, pensamos, que a pesar de ser muy difícil no es IM-POSIBLE ¡¡

Por tanto debemos impulsar una educación basada en valores donde ser bueno no significa ser tonto ¡¡¡

 

En tiempos de crisis para algunos y cambios de era para otros, podemos pensar que se puede utilizar los cambios que vienen para impulsar una regeneración social, política, ética y económica de la sociedad.

 

Y sin duda una piedra angular de este cambio de era es impulsar una nueva educación.

 

Necesitamos innovar en la educación y desarrollar una educación basada en el talento de las personas, una educación más emprendedora, que despierte y desarrolle entrene las habilidades para mejorar la vida de las personas.

 

Esto no es dar pescado es aprender a pescar ¡¡¡

 

Estamos hablando de aprender a emprender y no quiere decir solamente de crear empresas, sino de adquirir las habilidades y competencias que requerimos para el siglo que nos toca vivir y especialmente pensando en nuestros hijos.

 

Tenemos ante nosotros un RETO Y UNA OPORTUNIDAD ¡¡

 

Nos referimos a desarrollar el sentido de iniciativa y espíritu emprendedor para transformar ideas en actos. Resolver y elegir. Aprender a emprender con valores para una sociedad mejor. Esa es la escuela del talento: mi sueño.

 

Es el momento para ver la vida como un proceso de aprendizaje, como un itinerario formativo desde la cuna hasta la tumba, que empieza desde la infancia, luego en el colegio y en el entorno laboral y sin olvidar a la familia, a lo largo de toda nuestra vida.

 

Es necesaria una educación más humanista y con espíritu emprendedor.

 

Una educación desde las edades más tempranas de nuestros hijos: educación primaria, secundaria y luego en bachillerato.

 

Un sistema educativo que prepare a nuestros hijos para una sociedad del siglo XXI y no para unas profesiones que ya no existen y sobre todo que nos prepare a pensar más en los demás y menos en nosotros mismos. Una mejor conciencia de nosotros mismos y de los demás.

 

Hace falta mucha generosidad y frenar tanto egoísmo que anda suelto, poner de acuerdo a las personas para avanzar.

 

Hace falta aprender a enfrentar los miedos, los reto a ser personas valientes.

 

Solo desde el amor y el coraje podemos construir una sociedad mejor.

Para poder avanzar es clave trabajar para mejorar la calidad de la educación y la formación, para que sea capaz de generar mejores personas, mejor preparadas a nivel personal y profesional, personas entrenadas para el nuevo siglo XXI que nos toca vivir.

 

Sabemos que en últimos años se han destruido una parte muy importante de puestos de trabajo que se habían creado en el siglo XX y creemos que en los próximos 10 años se destruirán otros muchos trabajos y profesiones, pero lo más importante es pensar que se crearan nuevas profesiones y puestos de trabajo en el futuro.

 

¿Pero cuáles? ¿Nos estamos preparando para ello?

 

Vivimos en un mundo en constante cambio y evolución, sabemos que nuestros hijos necesitan adquirir nuevas competencias para afrontar los retos que se les van a plantear a lo largo de su vida : nuevos conocimientos, actitudes y habilidades para ser personas más activas, con una actitud más positiva, más conectadas, colaborativas y con un espíritu emprendedor, capaces de enfrentarse y dar soluciones a los problemas y muchos de ellos ser capaces de crearse sus propios puestos de trabajo y generar y desarrollar nuevas profesiones.

 

Si de verdad estamos dispuestos a ayudarnos a nosotros mismos y a las generaciones futuras es necesario trabajar introducir y desarrollar nuevas competencias en el sistema educativo tales como el talento emprendedor en las escuelas que desarrolle de manera efectiva las nuevas competencias del espíritu emprendedor y una educación basada en valores.

 

Los profesores y padres necesitan una formación adecuada para poder impartir las nuevas competencias de la educación emprendedora, ser maestros capaces de motivar a los alumnos y sacar el talento y el talento emprendedor de nuestros hijos.

 

¿Nos estamos preparando para el presente?

 

¿Estamos entrenando a nuestros hijos para lo que van a necesitar en el siglo XXI?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: