El jardín de infantes: un tiempo para cada chicoEl jardín de infantes: un tiempo para cada chico

La Capital Rosario 25 de abril

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Finalizada la etapa de integración, todavía hay nenes y nenas que presentan dificultades para permanecer en las salitas y en grupos

A casi dos meses del inicio de clases, todavía hay niños que no lograron adaptarse al jardín de infantes. El período de integración concebido como un tiempo de encuentro entre las familias y la escuela, no resulta igual para todos. La mayoría de los chicos atraviesan esta instancia de manera placentera, sin embargo otros, lo hacen con dificultad, se expresan con llanto, o mantienen una conducta retraída al no querer separarse de sus afectos. Para reflexionar sobre esta etapa inicial de juego que habilita nuevos aprendizajes, y analizar qué lugar ocupa hoy el jardín de infantes ante niños cada vez más inquietos y estimulados, La Capital consultó a Martín Dávola, psicopedagogo y vicedirector de nivel inicial en la Escuela Nuestra Señora del Luján, y a Rosana Ferraro, directora del Jardín Nº 64 Daniel Osvaldo Esturel.

El período de integración tiene características particulares pero no es una etapa aislada del proceso educativo, además contempla propuestas lúdicas similares a las que trabajan los docentes durante el año. “Aunque algunos chicos vengan del año pasado o tengan experiencia en jardines particulares o maternales, cada etapa es diferente, y cada año es la primera vez tanto para ellos como para las maestras y las familias”, remarca la directora del jardín 64 ubicado en la zona norte de la ciudad, con dos salas de cuatro años y dos de cinco en cada turno. El período de integración, que se extiende generalmente por tres semanas, no es idéntico para todos los niños, muchos lo viven placenteramente, y en algunos se prolonga más tiempo. Compartir el espacio con otros, despedirse de la mamá sin angustia, lograr tener confianza en el adulto que lo recibe, es parte de un proceso de aprendizaje grupal.

“El éxito durante el período de integración dependerá de la familia y su convicción respecto del lugar donde dejarán a su hijo. La dificultad no la tienen los niños y las niñas, sino los padres que deben separarse de sus hijos por unas horas, y también sienten angustia y ganas de llorar, porque se despegan por primera vez o son los más pequeños dentro de la familia”. La directora asegura que todas estas cuestiones están contempladas antes de comenzar el año e implican un trabajo de equipo entre las docentes, y hace especial hincapié en un niño que todavía no logró integrarse al grupo, y recibe el apoyo y acompañamiento de la institución.

Autonomía. Para Martín Dávola, psicopedagogo, el período de integración es una instancia necesaria, y un tiempo concebido para que el niño conozca al docente y a las instalaciones del lugar, porque casi siempre cambia el contexto de espacio, y otra sala lo recibe. “La escuela es la institución que permite que el niño salga de esa micro sociedad que es la familia y tenga contacto con una sociedad más amplia con otras historias y otras subjetividades”, argumenta.

“Durante la educación inicial que comienza a partir del nacimiento hasta el principio de la escolaridad primaria, los niños tendrán distintos períodos de adaptación de acuerdo con su edad y sus características, serán lactantes, deambuladores y luego niños de cuatro y cinco años. Pero cuando se produce un desequilibrio en la rutina de un niño, se pueden presentar manifestaciones de angustia, de llanto y de miedo, porque todo lo nuevo atemoriza. Cada una de estas nuevas etapas requiere de una readaptación al conflicto novedoso, que ayuda a la autonomía”, continúa el profesional y además profesor de la carrera de psicopedagogía en la Universidad del Gran Rosario.

“Desde la perspectiva de un niño pequeño, todo es gigante, nuevo e intimidante, entonces tiene que tomarse este tiempo para procesar el cambio”, dice y agrega que todas las partes requieren de una adaptación: los padres que dejan a su hijo en manos de una institución en la que tienen que empezar a confiar, y la escuela que debe conocer las particularidades de cada dinámica familiar.

Dificultades. ¿Por qué un niño presenta dificultades para integrarse al jardín? El profesional cita las causas más frecuentes que pueden obstaculizar este período. “Cuando un chico está atravesando una situación traumática o dolorosa, que puede ser de pérdida de su lugar cuando llega un hermanito, un cambio de rutina o una mudanza, que generan que el pequeño se sienta más vulnerado. Se disparan mecanismos de defensa porque siente miedo, algunas veces desmedido que lo pueden llegar a paralizar. Cuando surgen estas conductas particulares, debe aparecer la lectura de los mayores que lo acompañen a decodificar su manifestación. Si un chico llega al jardín y no habla con sus compañeros, en ese silencio el niño está diciendo algo, entonces estará el docente para habilitarlo a través de la cercanía y la calidez, y sobre todo de la paciencia, para darle el tiempo necesario y acompañarlo en el proceso que esté pasando y comunicarse con la familia”.

Dávola destaca que en este primer acercamiento al jardín, a veces se pueden detectar problemáticas que están vinculadas al lenguaje o al orden emocional, con la posibilidad del acompañamiento de algún profesional si la adaptación no es la esperada.

Expectativas claras. “En nuestro sistema educativo no está contemplado si un alumno no cumple con las características y conductas habituales de un niño adaptado. Por eso hay que tener en claro la expectativa del docente y la concepción que tiene la escuela acerca de lo que significa un chico adaptado, que no siempre está quieto y callado. Se piensa sólo en aquel que llora o tiene una conducta retraída para entrar al jardín, pero están quienes desbordan de energía, y también les cuesta adaptarse al trabajo que propone la docente”, plantea el psicopedagogo.

Padres. Algunos padres no están de acuerdo con este período, manifiestan que entorpece sus actividades diarias laborales y familiares, y además argumentan que su hijo no necesita de una adaptación tan extendida. “En general, la comunidad conoce la dinámica del jardín pero siempre están quienes presentan las quejas o preguntan si hace falta que acompañen a sus hijos los primeros días. Nuestra respuesta es que promovemos y planificamos aquello que consideramos que puede favorecer a los chicos, aunque sabemos que la organización familiar suele ser complicada”, remarca al referirse a las familias que generalmente están conformadas por jóvenes, cuyo padre trabaja y cuya madre desempeña alguna actividad laboral dentro de la casa.

“Es importante la presencia de un padre para evitar sentimientos de abandono, que es el principal temor que tienen los chicos a esa edad”, aporta Martín Dávola. A los padres que manifiestan cierta ansiedad cuando descubren que su hijo no se adapta como el resto, el psicopedagogo les sugiere asumir y entender que todos los niños son diferentes, y que las comparaciones no sirven en estos procesos. “Es aconsejable plantear estos temores a los docentes y sacarse las dudas, para evitar que se acumulen o tergiversen y no haya errores en la comunicación. Los adultos no deben frustrarse si los niños no logran los resultados esperados, en los tiempos esperados, nuestra frustración funciona como un estímulo que refuerza su silencio o retraimiento”. Si al niño todavía le cuesta integrarse o separarse de la madre, se aconseja que otro familiar lo lleve a la escuela, esto descomprime los momentos de angustia; y en el caso de las docentes, recurrir a la colaboración de los compañeros de sala, resulta una estrategia favorable en niños que comparten el mismo universo y un idioma propio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: