PROPUESTA CONSTRUCTIVA PARA EL APRENDIZAJE DE LA LENGUA ESCRITA (III)

Juan Carlos Negret, Adriana Jaramillo

Sugerencias Constructivas

  1. Sugerencias generales

No divida las actividades en aprestamientos y momentos iniciales y comprensivos. Piense las situaciones como totalidades significativas de tal manera que a través de ellas, el niño no sólo se comunique sino que haga todas las acciones que impulsen el desarrollo de sus habilidades perceptivas y motrices (cuando un niño tiene que hacer un “televisor” con fragmentos de fotografía. Está haciendo , recortando, trazando, pegando, ordenando y secuenciando, perfo además, está creando una historia que componiendo la expresión gráfica y la escrita, se constituye en un medio para narrar a otros una historia que para el niño es significativa)

♦Aproveche todas las situaciones escolares que son socialmente celebradas y que por eso se constituyen en acontecimientos: las fiestas patrias (como el día de la raza), las fiestas religiosas, el día de las brujas (ideal para escribir cuentos de terror), la llegada de diciembre (los niños escriben cartas que se ponen en globos que se elevan al cielo). O invéntense situaciones, y promuévalas en la escuela de tal forma, que se constituyan en acontecimientos y utilicemos para movilizar la lengua escrita (por ejemplo, la llegada de un cuentero a la escuela puede ser una buena oportunidad para que los niños le escriban cartas al cuentero o al personaje del cuento que contó. Y que las cartas sean enviadas y en posible contestarlas).

♦ Ponga a los niños a trabajar en grupos. Cuando los niños terminen su trabajo escrito, dígales que se lo entreguen poniéndolo en una caja. Cada grupo puede tener un nombre. Puede ser un nombre de animal como en las tribus totémicas (si los tigres terminaron, colocan su trabajo en una caja que hay encima de la mesa de la maestra y así sucesivamente cada grupo). Cuando un grupo (o un niño si la actividad de lectura o escritura es individual) terminen su trabajo, sugiérales que dibujen  o pinten sobre el tema de la escritura (un material de lectura puede tener siempre espacios para dibujar una vez terminada la lectura). El dibujo y la pintura son recursos inagotables (Y también los dibujos pueden ir a la mesa al final de la sesión y si se quiere todo eso le marca puntos a los grupos y hace que los niños trabajen siempre durante toda la hora respetado sus ritmos).

  • Sugerencias de actividades

Para promocionar la lengua escrita sugerimos la promoción de múltiples situaciones derivadas de los proyectos pedagógicos, de los sucesos escolares que por su carácter o porque son creados por el maestro, se constituyan en acontecimientos en el mundo de la vida de los niños Para pensar en estas situaciones acuda a las referencias que las funciones de la lengua escrita tiene social y culturalmente. Por lo tanto le sugerimos algunos tipos de producciones escritas que usted puede tener como referencia, siempre y cuando lo que oriente su elección sean la situaciones significativas moviliadoras de la lecto-escritura:

+ Cartas

+Diarios personales

+ Un libro de historias sobre los acontecimientos al interior del grupo

+Cuentos incompletos

+ Cuentos colectivos

+ Recetas

+ Comics, historietas y televisores que las contengan

+ Albumes

+ Periódicos

+ Libros de cuentos producidos por losd niños

+ Instrucciones

+ Manuales

+Reglamentos

Y todos los demás que su imaginación y creatividad le sugieran.

La evaluación y la contrastación

A este respecto consideramos importante señalar que la evaluación en la propuesta constructiva:

♦Se hace con base en los criterios que el conocimiento de los procesos de construcción de la lengua escrita establecen (formas y modos expuestos en las aprtes precedentes).

♦ Tiene en cuenta las funciones y los usos sociales de la lengua escrita.

♦No requiere del establecimiento de momentos particulares de evaluación (exámenes, etc.) Bastaría utilizar al comienzo, al final y en el intermedio del curso, una situación que produzca en los niños un mismo tipo de escriturta (una carta, o un cuento por ejemplo), el cual sea utilizado por el maestro (y sin que el niño se da cuenta) como material de la evaluación y de seguimiento.

♦Si se quiere afinar el seguimiento de la construcción de la lengua escrita en los niños, se sugiere llevar una carpeta con sus producciones a lo largo del año, que puede servir como criterio fundamental de evaluación de las adquisiciones del niño y del valor de la propuesta pedagógica.

♦Tenga siempre presente, que no solamente se evalúan las competencias escriturales y lectoras de los niños, sino su relación global con la escritura. Nunca deje de tener en cuenta, de preguntarle a los niños, y de procurar que su relación con la escritura y la lectura, además de eficaz cognoscitivamente, sea en lo personal vivida como algo grato e interesante. En última instancia, si bien con todos los métodos los niños adquieren las habilidades lectoescrituras mínimas, la propuesta constructiva promueve y logra una relación afectuosa, interesada y grata con las producciones escritas individuales y culturales.

EL ADULTO, EL MAESTRO Y EL TEXTO ESCRITO

-SUGERENCIAS-[1]

Sugerencias sobre la posición del adulto y del maestro en sus actuaciones con la lengua escrita  ante los niños:

§ Que los niños vean a sus padres y maestros leer en variadas situaciones

§ Recorrer con ellos librerías y ojear y comprar libros

§ Tener a disposición de los niños variados materiales de lectura

§ Leerles cuentos en voz alta con la adecuada entonación y con entusiasmo, y no simplemente contar cuentos, para familiarizar a los niños con el vocabulario y las estructuras sintácticas características del texto escrito.

§ Consultar libros, enciclopedias u otro material cuando los niños formulen alguna pregunta

§ Comentar las lecturas, noticias periodísticas, un libro interesante, las noticias de revistas

§ Leer en presencia de los niños las instrucciones para hacer funcionar determinado objeto, recetas de cocina.

Copiar al pie de la letra alguna narración…contada o creada por los niños, respetando sus palabras y sus formas de estructurar las oraciones. Leérsela a los mismos niños o a otras personas en presencia de ellos.


[1] Estas sugerencias son tomadas del libro: la lectura: teoría, evaluación y desarrollo, de F. Allende y  M. Condemarín, Ed. A.drés Bello. Santiago de Chile, 1982 pág.58-59.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: