Archive for the ‘Educación’ Category

¿Quién engaña a quién?

10 marzo 2009

El poder de los medios, aquellos que hacen exclamar al defensor del acusado Fujimori, que “ya lo juzgaron y sentenciaron”, nos anuncian el lunes 23 de febrero que “el Perú vive una revolución silenciosa “(El Comercio, Lima, 23 de febrero de 2009). ¿Es una burla? ¿Es una cortina de humo? ¿Es vivir de espaldas al país? ¿Es no querer escuchar al Consejo Nacional de Educación? ¿Quién mal informa al Presidente de la República? ¿Quién es el responsable político de la educación nacional?

La forma como se maneja la información en educación deja mucho que desear. Un sector que debe estar comprometido con la verdad, con la transparencia, con la objetividad y sobre todo con la humildad para saber reconocer cuando lo deseado no se cumple. Pero ocurre todo lo contrario. Pasar revista a las noticias sobre educación implica tener un panorama sombrío sobre lo que sucede. Las autoridades capitalinas se ufanan de lo que realizan y las autoridades del interior del país y sobre todo los docentes, se sienten desconcertados, defraudados pues nada de lo que escuchan por la radio, ven en la TV o leen en sus diarios regionales es realidad en su pueblo, en su escuela.

En estos días un padre de familia de la zona afectada por el sismo del 2007 en Pisco, reclamaba porque la escuela donde sus hijos deben ir está deteriorada y además en ella deben asistir desde el 2 de marzo, cuando por el cambio climático se deja sentir con temperaturas que 28 º y el azote de los vientos paracas (tormenta de viento y arena). A esa zona rural no ha llegado aún el tan mentado recurso para la reconstrucción. De ello no se llegan a enterar las autoridades. ¿Se pidió en la época post sismo hacer en el sector educación un censo del estado de las escuelas para poder planificar la reconstrucción? ¿Si se hizo este censo se ha utilizado? ¿por qué no se refieren a él cuando se anuncian los logros y avances en la reconstrucción? Todo queda en el limbo. Quien debía dar la cara por estos sucesos sólo la da a la sombra del Presidente de la República.
El tema del Diseño Curricular Nacional tan promocionado por las autoridades ha hecho oídos sordos a lo que dicen los especialistas en educación y lo que expresó el Consejo Nacional de Educación. Ellos han señalado que el diseño curricular para la educación básica regular, publicado a fines del 2008 por el Ministerio de Educación, traerá problemas antes que soluciones para los docentes peruanos. Es muy corto el tiempo que tiene vigencia y por ello no ha podido ser estudiado con los maestros, ya que tiene nuevos enfoque en Formación Ciudadana-Cívica, el fortalecimiento del idioma inglés en primaria y la reorganización de los contenidos y las metas para los estudiantes, etc Opinan los especialistas que recién en el segundo semestre del 2009 podrían llegar a las zonas más alejadas del país.
Más directo y saltante es lo que expresa el Presidente de Foro Educativo, quien indicó que existe gran desorientación de los maestros frente al diseño curricular. Y a ello debe sumarse que el documento, de 484 páginas, no ha sido entregado de forma impresa a la mayoría de maestros, sino solo por la web y en CD.
Los especialistas sugieren con razón que el Ministerio flexibilice la implementación del currículo del 2009 para no perjudicar a los estudiantes, dejando al maestro la opción de enseñar este año con el diseño curricular anterior.
¿Cuál ha sido la respuesta? El viceministro de Gestión Pedagógica del Ministerio de Educación, sostuvo que, a la fecha, todos los directores de colegios públicos en la capital han sido capacitados respecto del diseño. En el interior del país —agregó— la implementación ha sido también fructífera. “El currículo actualizado está difundido a todos los maestros”, aseguró. ¿En qué país vive este señor? Trata de actualizar una antigua caricatura del monito que se tapa los oídos para no oír, los ojos para no ver, pero no se tapa la boca para poder decir lo que su imaginación desee, qué afán ese de hacer la del mono que no ve, no oye, pero sí habla y alardea de un Diseño Curricular Nacional participativo coraza con la que quiere rebatir ya no críticas sino aportes que vienen de entidades representativas y que su finalidad es que el país tenga una educación de calidad. Pero si uno se encuentra con lo que dice el Presidente, dice el viceministro y calla el Ministro ¿qué conclusión se puede sacar de todo esto?

En una declaración a la radio el exultante viceministro ha dicho “También se entregarán cerca de 70 mil diseños curriculares escritos aunque me llama la atención que no llegan los diseños curriculares a todo el Perú porque desde el 15 de diciembre está en la web del ministerio de Educación y otros portales y se han entregado más de 30 mil CD´s”, indicó. (Radio Nacional del Perú. Lima, 23 de febrero de 2009) ¿sabe este señor que muy pocos docentes tienen internet en casa y que la mayoría utiliza cabinas que no cuentan con computadoras de última generación y que el servicio es lento, se congela, o simplemente no es posible imprimirlo? ¿Todas las computadoras donadas o las de cabina tienen lectoras de CD? ¿Cuánto cuesta alquilar una lectora en las cabinas? ¿Cuánto cuesta imprimir 480 páginas que tiene el currículo? ¿Quién lo paga? Sin duda en Lima se tiene la solución a la mano, pero en el interior del país las frustraciones son sinnúmero. Ignorar eso es vivir de espaldas a la realidad.

Siguiendo con el análisis de hechos ¿Qué entiende por capacitación el viceministro de Gestión Pedagógica? ¿Qué entiende por difundir? Sin duda habla de otra realidad, una que no conoce. A unos 25 Km. de Lima, en la zona de Lurín y sus escuelas rurales, o en las escuelas y docentes del valle del Chillón a menos de 20 Km. de Lima que viene siendo azotada por lluvias y crecida de los ríos. ¿esos docentes fueron “capacitados”, “informados”?
En cuanto al concepto de capacitación que es una herramienta fundamental que debe responder a un proceso que debe ser planificado, sistemático y organizado para modificar, mejorar y ampliar los conocimientos, habilidades y actitudes de los docentes, crecimiento y adaptación a nuevas circunstancias internas y externas. Demanda tiempo y no 24 o 48 horas. Pocas horas para pensar en el éxito de la capacitación. No deben hacerse cortinas de humo para distraer la ineficacia e ineficiencia en la gestión educativa de las más altas autoridades.
Una declaración que deja un tanto sin piso al Ministro de Educación y su alta dirección es lo expresado por: el Presidente de la República “…consideró fundamental que exista una coincidencia en el tema de la modernización educativa entre los gobiernos central, regional y local, pues esta es una transformación no solo de infraestructura sino principalmente de contenido”. (EL PERUANO. Lima, 24 de febrero de 2009). Para ello es necesario que exista liderazgo y de eso carece la educación nacional. Hacerle decir al Presidente que “Existe transformación cualitativa en pedagogía e infraestructura” (EL PERUANO. Lima, 24 de febrero de 2009), es mentir, por decir lo menos. Los hechos cotidianos y sus denuncias lo evidencian.

¿Por qué no son transparentes las cifras y noticias en educación? ¿Por qué siempre es el Presidente de la República el que da los anuncios? Una vez más se evidencia que en el Ministerio la educación peruana se maneja al tun tun, sin un plan que pueda demostrar resultados, sin rendir cuentas de la inversión. ¿Por qué nos debemos enterar por otros canales de comunicación, por ejemplo, que sólo el 30% de directores han hecho uso de la partida presupuestaria para arreglos de sus escuelas? ¿por qué corroborar lo que se venía diciendo desde el interior que muchos directores ya no eran titulares en sus escuelas porque habían migrado a otras zonas y sin embargo se les hacía la transferencia? ¿por qué omitieron pedir como requisito el DNI? En fin, denuncias que llegan y denuncias que se esfuman porque no ingresan por el CADER (Comisión de Atención a Denuncias y Reclamos) y se alientan por declaraciones de las propias autoridades superiores como recogió el Portal del Ministerio las siguientes declaraciones del viceministro de Gestión Institucional “…somos drásticos en sancionar, de acuerdo a la normatividad vigente, a los directores que cometan actos ilegales en sus instituciones”. Sin embargo que poca atención existe cuando un reclamo ante una sanción y se insiste en condenar a quien fue denunciado.
Finalmente la cereza que adorna la copa de improvisaciones es la “genial” idea del Presidente (sí, otra vez, ante un Ministro ciego, sordo y mudo), que anuncia la creación del “Gran Colegio Mayor Secundario del Perú, una institución educativa de “alta capacitación”, al que ingresarán los 500 mejores alumnos de las unidades escolares de todo el país para realizar estudios del tercer al quinto año de secundaria.” (EL PERUANO. Lima, 25 de febrero de 2009), un Colegio Mayor que “tiene por objeto que los…mejores alumnos del tercer año de media entren ahí, vivan ahí, tengan sus dormitorios ahí, tengan las mejores instalaciones educativas, y puedan estudiar el cuarto y el quinto en este colegio de alta capacitación” Redondeando la idea finalizó expresando que ahí “deben formarse (en el futuro) miles de alumnos que, junto a los estudiantes de los mejores colegios secundarios públicos, conduzcan el país por el camino del esfuerzo y del mérito”. Puso como simil lo que fue el antiguo Colegio Mayor de Guadalupe. Y aquí debemos aclarar que el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe nunca fue Colegio Mayor, pero sí un Colegio Nacional símbolo por la excelencia de sus docentes, de su infraestructura, de su alumnado y que fue destruido por quienes intentando saber algo de educación en sus cuarteles creyeron que podían conducir la educación del país: los militares de la época del General Odría.
Coincidimos en el sentido de que sería excelente contar con un colegio de esta naturaleza, sin embargo, ¿no sería más justo y equitativo garantizar una educación básica regular de calidad para todos los estudiantes del Perú primero? O es que en este afán de invertir, esta iniciativa es un guiño para que la inversión privada –como ya unos recomiendan- gestione esta iniciativa con recursos de todos los peruanos.
Si no se tienen voluntad política para poder iniciar el desarrollo articulado e integral del Proyecto Educativo Nacional, ¿en base a qué propuesta técnico-pedagógica se empezará a construir este modelo de institución educativa? No basta entusiasmarse ante el calor e ilusión de jóvenes becarios, sino pensar en cada palabra que se diga en educación en que somos un país que tiene un gran déficit educativo básico. El modelo de Colegio Mayor tiene que estar pedagógicamente muy bien formulado para diferenciarse de los actuales Colegios Mayores de Cusco (Colegio Mayor El Nazareno; o, el Colegio Mayor PNP Felix Tello Rojas de Lambayeque), que se promocionan.

Y cerrando esta feria de anuncios es triste constatar que el modelo de economía que tenemos, sigue haciendo tábula rasa de lo poco de ideología que queda y su ubicación en la hora presente. Así estamos y así nos dirigimos a un futuro incierto para miles de niños y jóvenes que inicia este nuevo año escolar. Habrá fotografías, videos y transmisiones en directo que son un flash del momento, pero no reflejan la realidad tanto de padres de familia, docentes y alumnos que forman la auténtica comunidad educativa. Como dice el vals de Juan Mosto “Un fracaso mas que importa / si en la vida nunca fui feliz / una pena mas / es una gota de agua en el océano para mi / un fracaso mas que importa” (Qué importa. Vals peruano). Eso dirán mañana los que hoy baten palmas y sonríen ante las genialidades presidenciales y silencios cómplices.

Lo último, el mudo Ministro de Educación habló por una radio hoy sábado y además de loas a todo lo realizado defiende la venta del local del Ministerio de Educación con argumentos que bien debieron ser tenidos en cuenta a inicios del régimen y no traerlos ahora como justificación de miopías cada vez más severas y sobre todo de falta de autocrítica. Dejar entrever (en la referida entrevista) que los funcionarios y empleados del ministerio han sido reubicados en ambientes adecuados (Museo de la Nación, Biblioteca Nacional, un ambiente en Centromín, en el Centro de Lima en la Calle Divorciadas), dice poco del conocimiento que tiene del día a día de señores y señoras que trabajan ahí y que tienen que atender en condiciones precarias uno de los sectores más importantes del Estado. ¿Se puede trabajar confortablemente en sótanos? Es diferente estar en un ambiente moderno de la Biblioteca Nacional con las últimas comodidades y adelantos como el recinto del Ministro, y otra cosa estar en “vitrinas” diseñadas para otra finalidad. ¿Conoce el Ministro los tugurios del centro de Lima en donde existen otras oficinas del Ministerio?

Otra de las cosas que expresó es que han pasado del diagnóstico y estudios a cosas concretas, sin embargo no dijo nada sobre el por qué no se utilizan esos estudios acumulados y que costaron tanto al país en lugar de iniciar el desarrollo desarticulado de medidas que no son técnicas, ni pedagógicas. Sobre el presupuesto indicó que no se toma en cuenta lo que considera el Acuerdo Nacional, sino el costo por alumno. Una prueba más del desprecio que le merece un acuerdo que se logrón consenso entre los partidos políticos.

Estamos en el mejor de los mundos y tendremos los mejores alumnos, pero formados en el extranjero, porque en el país la mezquindad para reconocer lo que podemos hacer y acumular es moneda de todos los días. Y frente a eso existe soberbia.

Y ahora ¿qué sigue señor Ministro? Una agenda pendiente que no se agota en el concurso para docentes contratados ni con las promesas que el viento se las lleva

1 marzo 2009


st1\:*{behavior:url(#ieooui) }
<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

No es el afán de “buscarle tres pies al gato”, ni ser “la piedra en el zapato”, o la “pulga en la oreja” sobre la educación en el país. Se trata de buscar coherencia en lo que se dice y se hace. Se trata de ser transparente como lo dice el Portal del Ministerio. Se trata de ser auténtico cuando se dirige la educación nacional. Y es eso que nos mueve ser críticos cuando se dice en medios orales y televisivos un discurso y se deja de lado preguntas incómodas. No es pues la transparencia la que se encuentra reinando en el sector. Todo lo contrario. La verdad incomoda.

La manera cómo se ha ido “soltando” información sobre el resultado de la prueba tomada a los docentes que postulan a un contrato es hasta cierto punto insidiosa. Divulgar resultados de Lima sin advertir que no se tratan de resultados nacionales y decir que el avance notado es el resultado de la capacitación efectuada por el ministerio como una de las razones del éxito así como y la existencia de un número mayor de programas de maestrías y diplomados.(Perú 21: Lima, 17 de febrero de 2009), es olvidar las amenazas que se profirieron el año pasado cuando se dijo que ningún docente que no haya rendido la prueba para la línea de base, podía acceder a estos servicios del Ministerio. ¿En qué quedamos?

Y prosiguen las alabanzas a los docentes de parte del Vice Ministro de Gestión Institucional y habla del “cambio de actitud que se ha producido en los profesores, que se preocupan por formarse mejor y que “les han perdido el miedo a las evaluaciones”. “Hemos erradicado un tabú: se decía que con las evaluaciones íbamos a hacer escarnio de los docentes, que íbamos a botar maestros a la calle y que no habría posibilidades de contratación. Todo eso ha quedado desterrado”

Pero seguimos esperando los resultados de las pruebas de entrada que se tomaron hace mucho tiempo ¿no las han consolidado?; los resultados de las pruebas del año pasado para saber la calidad de las felicitaciones. ¿Las tomaron en cuenta en esta oportunidad? ¿Quién las tiene? Esperaremos en vano pues las autoridades que se deben al pueblo y no al partido, deben respetar a los usuarios del servicio educativo. Entender que se vive en democracia significa saber escuchar, estar pendiente, ser eficiente en el servicio, y saber responder, esclarecer. De lo contrario se estará reviviendo viejas formas de gobernar en donde el verticalismo era el eje y el acatar las órdenes una manera de vivir en paz, pero menoscabando la autoestima, el respeto por la persona.

Las noticias sobre la educación en estos días siguen siendo las mismas: denuncias sobre el retraso de la llegada del presupuesto para las refacciones de los colegios, denuncias por cobros en el momento de la matrícula, denuncias a directores de escuelas por no ceñirse a la norma, satisfacción por el éxito de la prueba que dieron los docentes que postulan a un contrato por un año, satisfacción por avances logrados en alfabetización, entrevistas en medios sobre el Diseño Curricular Nacional y otros logros menores.

Todas estas referencias si las ponemos en la balanza ¿qué significan como política educativa? Lamentablemente la evidencia de una crisis que agravará más nuestra educación nacional. Una crisis que muchos anunciamos, pero pareciera que no se quiere ver ni aquilatar. Se habla con displicencia de quienes advierten y quieren colaborar. No hay que olvidar lo que dijo San Agustín “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.”

Dejando de lado lo material que es mal gestionado por el Ministerio en cuanto a transferencias al punto que se han girado montos a nombre de directores que ya no lo son en la institución educativa que dirigieron el año pasado (CNR.19 de febrero 2009), nos preocupa sobremanera la declaración realizada por el vicepresidente del Consejo Nacional de Educación sobre la laureada prueba a la que fueron sometidos los docentes postulantes a contratos: “Por un lado es alentador el resultado, pero las pruebas anteriores tuvieron un mayor grado de dificultad. Además, hay que tomar en cuenta que la evaluación solo está midiendo lo que los evaluadores preguntan a los postulantes, pero no necesariamente están midiendo cuan bueno es un profesor en el aula”, (Perú 21.18 de febrero de 2009). Sugirió además, que lo más recomendable es trasladar el proceso de evaluación de los maestros a las instituciones educativas e incluir en él la realización de entrevistas personales.”

¿Cómo conjugar las declaraciones del vice ministro con aquellas bravatas de negarles a postular a los docentes que no rindieran la prueba para establecer la línea base? ¿En qué quedamos? ¿Se capacitaron o no? ¿En qué quedó aquello del tercio superior? ¿Por qué las bravuconerías del Ministro para con aquellos funcionarios regionales que no cumplieron porque no llegaron los recursos? Esa brumosidad que existe en torno al sector educación es nociva para todo lo que se predica. Sindéresis se le reclama a la más alta autoridad.

¿En qué quedaron las jornadas pedagógicas? Si uno recorre los diarios del interior del país, poca cuenta se da sobre dichas jornadas. ¿Ya se distribuyó el Diseño Curricular Nacional? ¿Por qué no son entrevistados sobre el Diseño Curricular Nacional los Directores Nacionales y sus técnicos? ¿Es justo decir que se mejorará el currículo con la capacitación a los docentes en Economía? Se habla de una capacitación de cuatro días en Geografía, Historia y Economía. La crónica periodística dice “El funcionario resaltó la importancia de este certamen, pues permitirá a los docentes obtener información sobre todo en lo concerniente al ámbito económico.
En el referido curso se les dará información sobre crecimiento económico, funcionamiento de las instituciones de control y regulación financiera, la internacionalización de la producción y de las finanzas y el fortalecimiento de la economía.” (EL PERUANO. 19 de febrero de 2009). Y anuncia que para ello, se contará con expositores de instituciones del sector económico y financiero. Entre estos se encuentran el presidente del Banco Central de Reserva, el titular de la Asociación de Bancos (Asbanc), el superintendente de Banca, Seguros y AFP, y el director del Instituto de Formación Bancaria ¿Y quiénes los capacitarán en Historia y en Geografía? De eso no da cuenta la nota. Consideramos que la Economía no es para el conocimiento de los mercados, ni el uso de la bolsa, ni las tarjetas de crédito, sino es el estudio de modelos y sus formas de operar en un marco político mayor. Conocer las bases de la Economía no hace más competitivos a los alumnos. Cuidado con los términos que se utilizan. Al ser interrogado el vice ministro en una radio el locutor le preguntó si la tendencia a desarrollar sería izquierdista o neoliberal. (Radio Programas del Perú. 21 de febrero de 2001). La respuesta fue muy genérica. Cuando se olvida de lo central de la educación y se le quiere disfrazar de educación ciudadana, se corre el riesgo de ser mal interpretado.

Reseñamos esta noticia para evidenciar una vez más cómo la educación nacional se piensa sólo para Lima ¿y el resto del país? ¿Los funcionarios de las instituciones nombradas se desplazarán a nivel nacional? ¿A quién se quiere distraer con estas declaraciones?

Esta es una muestra cómo se viene tratando la política educativa desde la capital. ¿Alguien piensa en la educación a nivel nacional y su diversidad? No se puede seguir engañando a la sociedad y menos hacer creer que se está brindando una educación de calidad, cuando los anuncios están dirigidos a los docentes de Lima capital y a los de las regiones se les deja a iniciativa de las Direcciones Regionales, sabiendo la escasez de recursos humanos y materiales.

Sin duda hacen falta líderes con ambiciones profesionales y no personales para dirigir la educación. Sin duda hace falta más humildad para asumir las fallas y más atención por el otro. Sin duda hace falta que entender que ser Ministro y funcionario público es ser servidor, como enfatiza el Primer Ministro. ¿Por qué el sector educación no es amigable antes que represor? Queda como ejemplo lo hecho con el local del Ministerio de Educación, como si se tratase de un almacén o de un mercado. El Ministro y los funcionarios no responden y si lo hacen sus argumentos no tienen consistencia ni convencen. Si así se procede sobre el recinto y los funcionarios que son responsables de la educación nacional, no se requiere ser un agudo analista para sacar conclusiones sobre el lugar que ocupa la educación nacional en sus preferencias.

De otro lado hace falta que en el mensaje educativo del Ministro y funcionarios se tenga en cuenta de manera permanente la interculturalidad: somos un país diverso y plurilingüe. Reconozcámoslo en acciones y no sólo en declaraciones que se las lleva el viento. El 21 de febrero fue el Día Internacional de la Lengua Materna ¿alguien tenía registrada esta fecha en el Ministerio? Al menos el Portal Oficial no se dio por enterado. El Director de la UNESCO en ese día invita a reflexión “… con motivo de la décima edición del Día Internacional de la Lengua Materna, hago un llamamiento para que las numerosas declaraciones e iniciativas anunciadas durante el año 2008 se traduzcan en medidas concretas y duraderas. En particular, hago votos por que los gobiernos apliquen, tanto en sus respectivos sistemas educativos formales y no formales como en el marco de la administración pública, medidas destinadas a propiciar la coexistencia armoniosa y fructífera de las lenguas de cada país. De ese modo podremos preservar y promover contextos plurilingües respetuosos de todas las expresiones de la diversidad cultural.” ((Mensaje del Sr. Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO)

Transcribo este párrafo pues nos atañe sobremanera. Sin embargo no he visto desde quien dirige la educación nacional ni una palabra sobre el tema tan nuestro por cultura, por historia. Por el contrario sólo autobombos por el éxito de la capacitación y evaluación realizadas a la medida oficial, pese a las observaciones y advertencias realizadas con la debida anticipación.

Lo descrito y expresado sobre una educación nacional sin norte se corrobora cuando en el ministro Chang anuncia que se estudia con el Congreso la convocatoria a un nuevo examen docente, que esta vez permitirá el traslado de la antigua Ley del Profesorado a la nueva Ley de Carrera Pública Magisterial. Señaló, además, que esta evaluación se realizaría a mediados de marzo o abril. ¿Recién se acuerda de hablar de este encargo que tenía pendiente desde el año pasado?

Pero es el Presidente, en el Cusco y no el Ministro de Educación el que expresa que el maestro que pase los exámenes será promovido de la categoría 4 a la categoría 3, lo que le significaría un aumento de sueldo. Del mismo modo, un maestro que pase de la categoría 3 a la 2 tendría un sueldo mucho mejor y así hasta la posibilidad de pasar a la categoría 1, por sus méritos. La categoría 1 es la que percibirá los mejores sueldos de docentes del país, “porque el sueldo será de acuerdo con la capacitación y el esfuerzo”.
Actualmente, con la Ley del Profesorado aún vigente, esta categorización tiene como base la cantidad de años de servicio de los maestros. En cambio, con la Ley de Carrera Pública Magisterial se tendrá en cuenta más bien el mérito, la idoneidad profesional, la experiencia y la formación, puntualizó el viceministro de Gestión Pedagógica. (La República. 20 de febrero de 2009)

¿Por qué recién iniciado el año escolar empiezan estos anuncios y en donde la primicia parece que se la peleasen el Presidente, el Ministro y el Vice Ministro de Gestión Pedagógica? ¿A quién se le cree? ¿Qué es lo que significa este anuncio? ¿Una provocación al sindicato?

Sigue esperando respuesta el pronunciamiento del Consejo Nacional de Educación y el Proyecto Educativo Nacional. Con la observancia de ellos habría objetivos claros y no una suerte de carnaval de ilusiones. Cuidado que Groucho Marx ya sentenció hace tiempo: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.” Cualquier parecido con la realidad y coyuntura educativa es mera coincidencia.

Entre el querer y el poder se la pasan todo el año: ¿dónde están los resultados?

20 febrero 2009

“Trato de que mi gestión sea medida por resultados y no por el número de apariciones en los medios. Cualquier acción que tome el ministerio siempre encontrará una reacción negativa del sindicato, y los perjudicados de esa oposición irracional son los alumnos. Entonces, los momentos más adecuados para hacer cambios radicales y tener enfrentamientos fuertes con este sindicato son los meses de vacaciones. Usted me verá siempre con los pantalones bien puestos, pero mucho más activo y enérgico en estos meses, en los que no hay riesgo de que los niños pierdan clases. Yo reto al Sutep para que en estas fechas haga su huelga. Sabe qué, no lo hará porque no podrá dañar a los niños, que es su forma de chantajear al Estado. En enero salimos con la propuesta del nuevo magisterio que busca seleccionar a los mejores alumnos de la secundaria.” (Ministro de Educación José A. Chang Entrevista en El Comercio..Lima 6 de enero de 2008)

Los idus de marzo están cerca y si fuera obligatorio tomar cuentas sobre palabras y declaraciones a los funcionarios del nivel más alto del Ministerio de Educación nos arriesgaríamos a opinar que todos son ineficientes por los resultados que se pueden evidenciar. Una encuesta de la institución “Ciudadanos al día” ha evidenciado que el Ministerio de Educación es la última entidad estatal en brindar buenos servicios. (http://www.ciudadanosaldia.org/RankinCad/resultados/Hresultados_Ministerios.html).
De qué sirve que se anuncie con muchas ganas que de todas maneras se deben cumplir las horas de clase para inicial, primaria y secundaria, si Lima no es el Perú, ni el Perú es Lima. ¿No se conoce acaso la realidad nacional que es diversa, variada, compleja, que por más que se tengan adelantos tecnológicos la “comunicación oficial” llega mal y tarde a cada uno de nuestros pueblos e instituciones oficiales?
Se anunció a fines de enero y los primeros días de febrero que unos miles de directores tendrían una cuenta de abono en el Banco de la Nación para ejecutar gastos de inversión en el mejoramiento de la infraestructura y que para ello deberían contar con un comité que administrase con el director estos recursos. Sin embargo y como muestra podemos decir que existen problemas para contar con los recursos: el Vice-presidente de la Asociación de Directores de las Instituciones Educativas de Jaén (departamento nororiental de Cajamarca) señaló que aún no se han efectuado los depósitos y que en tres semanas será imposible que las escuelas queden listas para el primero de marzo (LA REPÚBLICA. Lima, 11 de febrero 2009)
La declaración del Vice Ministro de Gestión Institucional en Ica, departamento que sufrió un terremoto hace dos años y que tiene serios problemas en la reconstrucción de escuelas, es sintomática de lo que sucede a unos 300 kms de Lima, “Hasta el momento se han culminado los trabajos de refacción en 550 de las 1.100 aulas que era necesario sustituir. Las que tenían daños menores, que son más de 2.000, ya han sido remplazadas” (El Comercio. Lima 6 de febrero 2008) ¿Cómo empezarán el año escolar quienes no tienen locales reconstruidos? El viceministro responde que ahí están las aulas prefabricadas que tienen una duración de no se cuántos años aún por delante. ¿Han evaluado si dichas aulas son lo pedagógicamente adecuadas para la zona? ¿Qué dicen los maestros, los padres de familia, los alumnos?
Si de actualización – capacitación docente- se trata, se ha venido hablando de que los docentes serán capacitados en el uso del Diseño Curricular Nacional. ¿Habrá ejemplares para todos los docentes? La Directora Nacional de Educación Básica expresó en una estación de radio hace una semana que recién lo iban a imprimir. ¿Cuál será el tiraje? ¿Cuándo lo distribuirán a los docentes o será sólo para los directores? A todo esto, el domingo último un aviso en la prensa anunciaba Jornadas Pedagógicas en las 26 regiones sobre el DCN ¿con qué se trabajará? ¿con power point?. Es indudable que se trabajará con ejemplares que los propios docentes desde el inicio de mes compraron en las puertas de las UGEL, antes que el Ministerio anuncie que se han mandado imprimir, porque ese es el afán responsable del docente, más allá de la voluntad que decide por sí y ante sí sin pensar en la diversidad del país… ¿En qué consistirán estas Jornadas Pedagógicas? ¿Lectura y repetición de las directivas, normas y textos ya aprobados –sin dudas ni cuestionamientos- pues está etiquetado que han sido elaborado “participativamente”? Es este el “talón de Aquiles” de todo el proceso educativo que se emprende sin perspectiva de futuro ni antelación, sino para cumplir aquello que los que tienen la obligación por funciones de planificar no lo hacen. Planificar en educación implica ver el horizonte sin hipotecas políticas, pero sí con el profesionalismo de querer lo mejor para nuestros educandos. Nunca dió buenos resultados ser mezquinos con el tiempo en educación y hoy parece que se trata de repetir lo de siempre.
El contrapunto en los diarios entre un Vice ministro y el Director Regional de Ica ha sido el espectáculo de la sociedad en estos días. Entrevistado el Director Regional expresa que la responsabilidad de reconstruir los colegios dañados por el sismo de agosto de 2007 es el Ministerio de Educación y no de la Dirección Regional hasta que no se transfiera las atribuciones, competencias y los recursos. Por su parte el Vice Ministro señaló que esto no es así, que el Ministerio en una situación de emergencia es un ente orientador de la reconstrucción y se hace cargo de recuperar colegios emblemáticos. ¿Qué harán los directores de las escuelas no reconstruidas? El Vice Ministro apunta que se llevarán allí las aulas prefabricadas. Sin duda una respuesta para salir del paso. ¿Quién pagará a los trabajadores para desinstalar, trasladar y volver a instalar las aulas? ¿De quién es la responsabilidad?
Silencio. No hay respuesta de quien debería salir al paso a solucionar este tipo de problemas: el Ministro. El mismo se ha puesto la valla al decir hace más de un año “Trato que mi gestión sea medida por resultados…” Bueno este es el resultado de ineficiencia e ineficacia de una gestión que está de espaldas a la realidad de la educación nacional. No existe una política educativa nacional. Cuando se le reclama dice que es responsabilidad de las regiones y cuando piden recursos y transferencias de funciones, nuevamente centralizan las decisiones. Al Ministro sólo se le ve si va el Presidente de la República, sólo a él le rinde cuentas. ¿Eso es democrático?
También el Ministerio de Educación no ha dicho nada de los pronunciamientos del Consejo Nacional de Educación que expresa su preocupación sobre el Diseño Curricular Nacional, cuyas modificaciones nunca le fueron consultadas pese al mandato expreso del reglamento de la Ley General de Educación. En el referido pronunciamiento con toda claridad se plantea “que mediante una directiva se flexibilice la programación y ejecución curricular del año 2009, permitiendo a los maestros y directores programar sus clases tomando tanto la anterior versión del Diseño Curricular Nacional como la actual como referentes, del modo más razonable posible. Esta flexibilidad puede permitir que el Ministerio a lo largo del año, a través de mecanismos que sean realmente efectivos, difunda y explique las modificaciones al Diseño Curricular Nacional en todo el país, capacite a los maestros en su uso, imprima y distribuya ejemplares en número suficiente para que cada maestro tenga uno, informe a las editoriales sobre los cambios y les de la oportunidad de adecuar sus textos para el 2010, resuelva las dudas de los maestros, elabore y difunda material de apoyo para la programación, ejecución y evaluación curricular.” Asimismo expresa que es indispensable iniciar un proceso dirigido a construir de un modo inclusivo y participativo el Marco Curricular Nacional intercultural, inclusivo e integrador que promueve el Proyecto Educativo Nacional, partiendo del Diseño Curricular Nacional. Los Diseños Curriculares Regionales que hoy se construyen en todo el país requieren de este marco nacional, así como de una participación activa del Ministerio de Educación para contribuir al desarrollo de capacidades locales en este ámbito.

En el caso de la contratación de docentes el CNE plantea una propuesta para el 2009, en donde además de los ajustes administrativos expresa que “se deberá respetar la autonomía de las instituciones educativas, lideradas por su director, en la elaboración de los cuadros de horas, para adaptar la aplicación del DCN a su realidad y al Proyecto Educativo Institucional. Y prosigue la recomendación con otras medias que implican la capacitación del personal contratado.

Todas estas tareas demandan una organización que piense en prospectiva, sin embargo, poco o casi nulo caso se hace. Se responde con otras medidas administrativas, con los exámenes a los docentes contratados y con las Jornadas Pedagógicas. ¿Son respuestas técnico pedagógicas o son elementos para una gestión de administración de recursos? Un Ministerio que privilegia lo administrativo a lo pedagógico dice a las claras a quien sirve, por más mensajes sobre inclusión que se expresen y artículos que se escriban. Se requiere gestión para la anticipación y no para actuar con los plazos vencidos, gestión con recursos que se administren y utilicen con la anticipación debida y no en la atención del apuro para gastar porque si no Economía y Finanzas demanda la devolución de lo no invertido del presupuesto; gestión con personal de experiencia y con conocimientos actualizados que respondan profesionalmente y no a los tiempos políticos ni del partido el en poder. Es decir gestión de una política educativa estatal.

Un año escolar que empieza dentro de dos semanas en el Perú. Un año como otros en donde las esperanzas se marchitan por la ineficiencia de quienes tienen responsabilidad de ser diligentes política y pedagógicamente y no “lavarse las manos” en las carencias e ineficiencias de los subalternos. Un poco de humildad y reconocimiento que estar en el poder no es sinónimo de tener la verdad y razón en todo. Estamos en democracia, pero por los actos de las más altas autoridades seguimos en el clima del verticalismo, de la orden, de la denuncia sin encontrar responsables y del apañamiento de intereses. Aspirar a la calidad de la educación que se dice perseguir no es salir con bravatas contra el sindicato, sino atender sus reclamos de trabajadores. Calidad implica saber liderar en lo pedagógico y escuchar a quienes desde el aula demuestran que es posible desencadenar procesos de aprendizaje.
Nuevamente llegaremos a marzo con los mismos problemas y con idénticas denuncias y se repetirá lo que la canción popular expresa “entre el querer y el poder se la pasan todo el año”. Por ello a un año vista, qué resultados muestra el Ministro quien pidió en enero del 2008 (Entrevista en El Comercio. Lima 6 de enero) que se le juzgue por los mismos. Saquemos nuestras conclusiones y no nos ilusionemos mucho con los cantos de sirena que vendrán por todos los medios y las denuncias que generarán nuevas crisis.
Los resultados señor Ministro son los jueces. Los padres de familia y los estudiantes los defraudados, los docentes maltratados y la institución que tiene bajo su responsabilidad repartida en siete partes. ¿Qué ocurre cuando no se cumple con diligencia el cargo que se juró ante Dios y la Patria? La educación nacional no requiere tener los “pantalones bien puestos”, sino tener voluntad, pasión y decisión por hacer que el servicio educativo sea oportuno, eficiente y eficaz. Quisiéramos verlo más activo y enérgico por las demandas de la educación nacional.

EL PLAN LECTOR: entre lo esencial y el triunfalismo

5 febrero 2009

La semana pasada hubo una gran promoción del Plan Lector liderada por el Viceministro de Gestión Pedagógica. Sin duda un trabajo encomiable que cae bajo la responsabilidad de los docentes pero que requiere no sólo ganas sino preparación y contar con los medios necesarios.

El Plan desde su concepción interesante e importante busca incentivar el hábito de la lectura entre los estudiantes y la comunidad educativa en general. No se trata únicamente de mejorar la comprensión lectora sino fundamentalmente desarrollar el gusto y el placer por la lectura. Por ello trasciende el área curricular de comunicación y debe involucrar a todos los agentes de la institución educativa. Se plantea que debe ser una actividad motivadora y entretenida, en la que no tienen cabida exigencias tipo examen o controles de velocidad que pueden desviar el propósito inicial de la campaña: fomentar el hábito por la lectura, con mucho afecto y sin relojes. Comprende lecturas libremente elegidas por los estudiantes y que se diferencian de aquellas que se realizan como parte del desarrollo de las distintas áreas curriculares, espacio en el que sí es pertinente aplicar mecanismos de control que permitan darnos cuenta si los estudiantes comprenden o no los textos que leen. (http://destp.minedu.gob.pe/secundaria/nwdes/planlector.htm).
El Plan fue aprobado mediante la Resolución Ministerial Nº 0386-2006-ED y en el mes de julio del mismo año dándose las “Normas para la organización y aplicación del Plan Lector en las Instituciones Educativas de Educación Básica Regular”. Al leer dicha norma consideramos que lo que fue inspiración, en la práctica cayó en “la receta” (la normatividad, que quita iniciativa y espontaneidad), que la ha vuelto una camisa de fuerza. Explicamos por qué: las disposiciones generales hacen referencia a la estrategia pedagógica básica para promover, organizar y orientar la práctica de la lectura previa selección de 12 títulos que estudiantes y profesores deben leer durante el año, a razón de uno por mes. En cada institución educativa se define los títulos del Plan Lector en función de las intenciones educativas, los intereses y necesidades de aprendizaje de los estudiantes sobre la base del diagnóstico institucional. Los títulos seleccionados del Plan Lector guardan correspondencia con los contenidos de todas las áreas curriculares organizadas en los planes de estudio de la institución educativa, y deben estar relacionados con los temas transversales y los valores contenidos en el proyecto curricular de cada institución educativa. Aun así, esta lista es flexible, pues no siempre se cuenta con ejemplares suficientes de un mismo título o el estudiante puede estar motivado con otro tipo de lectura. El Plan Lector comprende textos escolares y no escolares, de tipo continuo (descripción, narración, exposición, argumentación, etc.) y discontinuo (impresos, anuncios, gráficos, cuadros, tablas, mapas, diagramas, etc.); textos literarios, técnicos, funcionales, etc. Incluye la lectura con intencionalidades diversas (recreativa, pública, educacional); y se practica en contextos comunicativos diferentes: privados, públicos, masivos. En el proceso de construcción del Plan Lector, el docente o equipo de docentes, preferentemente del área curricular de Comunicación, ejerce(n) las funciones de coordinación y sistematización.
En lo referido a las disposiciones específicas, se explicita que participarán todos los estudiantes y docentes de Educación Inicial, Primaria y Secundaria de las instituciones educativas públicas y privadas del país. Finalmente la ejecución del Plan Lector responde a una estrategia diseñada por el Ministerio de Educación. La cantidad de pasos a seguir preocupan toda vez que pareciera que es el eje central del proceso de aprendizaje. Lamentablemente no se toma en consideración otras actividades en las que el docente está comprometido. Es más no se hace referencia al PEI, de cada institución educativa y se olvida el espíritu en el que se concibió como se hace referencia al inicio de esta entrega.
No es que se quiera desmerecer el esfuerzo, pero el Vice Ministro al promover el programa debe ponerse como se dice popularmente “en el pellejo del otro”, es decir del docente y las responsabilidades a cumplir. No todo es exitoso y se requiere un mínimo de autocrítica. ¿No conoce acaso el mundo de la institución educativa? ¿Ha pensado acaso en la diversidad del país y por tanto de sus instituciones educativas? Lo que se plantea en la directiva es una especie de “camisa de fuerza” para alcanzar la meta de leer un libro al mes. ¿No se conoce acaso el contenido de otras actividades de las instituciones educativas y su cumplimiento? ¿Cuántas horas debe trabajar el docente? ¿En qué horas preparará sus clases? Innumerables preguntas sin respuesta se hacen los docentes del interior a donde no llegan los éxitos que se dicen se tienen en educación. ¿No se estará tensando demasiado el hilo? ¿Es equitativa la exigencia al maestro? ¿No se le estará excluyendo de otros derechos que tiene como persona para cumplir con la programación anual de este Plan? ¿Dónde queda la revaloración del docente? ¿Y la calidad?
Aparecer como exitoso en un proceso que lleva poco tiempo, no es plausible, por el contrario. Hace un año el Ministro dijo, refiriéndose al Plan Lector “Nosotros estamos pidiendo (a los colegios) que seleccionen, a través de evaluaciones durante el primer semestre, a los niños que tienen los mejores rendimientos en comprensión de lectura para que participen en evaluaciones y salga un campeón distrital, luego un campeón provincial, uno regional, y finalmente entre los campeones regionales podamos tener a fin de año un campeón nacional con mejores niveles de comprensión de textos”, explicó. .”(EL COMERCIO. Lima, 07 de enero de 2008) No es pedagógico establecer la competitividad en algo que debe ser proceso personal, formación individual. La directiva oficial va a contracorriente de esta declaración.
Constantino Carvallo, nuestro recordado educador, decía refiriéndose al Plan “Tal y como se formula la propuesta es un error que proviene de la suma de una buena intención con la ausencia de planes serios a mediano plazo. Como señalan los lingüistas Juan Biondi y Eduardo Zapata en su libro “La Palabra Permanente”, hay un énfasis equivocado en la lectura que la desliga de la escritura y que la hace aparecer como un recurso técnico de reproducción de significados. La lectura debe asociarse a la creación y a los actos comunicativos reales. Priorizar la comprensión de lectura a partir de pruebas abstractas lleva a la destrucción del sentido mismo del lenguaje que en nuestro currículum se denomina precisamente “comunicación integral”. La comprensión depende de la capacidad individual, de aquello que aún llamamos inteligencia. ¿Se puede hacer competir a niños en virtud de una capacidad en gran medida heredada? ¿La comprensión de lectura es algo así como un deporte escolar? ¿Van a las escuelas a elegir al que comprende mejor (no al que se esfuerza más ni al que se comunica mejor) para enfrentarlo contra los campeones de los distritos, la provincias y las regiones? Mejor sería asignar más horas al área de comunicación integral, preparar un currículum menos escolástico, capacitar a los maestros y hacer que retorne la conversación a las aulas.”( EL COMERCIO. Lima, 07 de enero de 2008)
Por entonces también Luis Jaime Cisneros expresaba lo siguiente: “Leer es, ciertamente, útil, importante, necesario. Pero no es un objetivo que basta con alcanzarlo. En realidad, es un método, un procedimiento intelectual que debemos adquirir para ingresar en el mundo del conocimiento y salvarnos, así, de la ignorancia y de la soledad espiritual. Ese conocimiento no tiene límites: se refiere al arte, a la música, a la literatura, a la filosofía, a las ciencias físicas y a las naturales. Cuando se alude a la obligación que tiene la escuela de vincularnos con la lectura, no se quiere enfatizar que es deber de la escuela obligarnos a leer, sino que debe ayudarnos a descubrir el hábito y el placer de leer. Ese placer descansa en un firme conocimiento del arte de escribir. (La República. Lima.13 de enero de 2008)
Y continúa: “Si no apreciamos el valor de la lengua escrita, nunca sabremos leer. Porque el objetivo esencial es aprender a leer, y no es asunto fácil. Se trata de ‘saber leer’; y eso requiere educación del lector. Ese aprendizaje de la lectura mira al léxico, a la gramática, a la sintaxis, y no se desprende de la entonación, de la descodificación en profundidad de los textos. Si no vinculamos lo que vamos leyendo con cuanto llevamos vivido y leído, no habrá modo de penetrar en los textos y de comprenderlos. Si no comprendemos un texto, no lo hemos leído. De donde alcanzamos una primera conclusión: leer es comprender un texto. Ahora lo vemos bien. Ahora comprendemos por qué la gente culta es gente que ha cultivado la costumbre de leer.” (LA REPÚBLICA Lima, 13 enero 2008)
Y recientemente el mismo Cisneros expresa “A la escuela corresponde despertar en los alumnos el hábito de leer.”…” Se trata de aprender a vivir gracias a la lectura. Se trata de descubrir (y comprobar) cómo el lenguaje es capaz de ayudar a nuestra propia realización como humanos. No es cuestión de aprender a reconocer las letras, ni de acertar con el significado de las palabras. Se trata de fortalecer nuestra imaginación, de depurar nuestra vida interior, de ir formando nuestra aptitud para apreciar la belleza y de ir formando nuestra necesidad de buscar el conocimiento para fortalecer espíritu, imaginación e inteligencia.” (La República. Lima 25/01/2009).
Así de sencilla debe ser la reflexión y no cargarla de directivas y normas, como si con el cumplimiento de las mismas se alcanzasen las metas.
La cita de Carvallo y la primera de Cisneros fueron realizadas ni bien el Vice Ministro de Gestión Pedagógica y el Ministro anunciaron el Plan Lector. Un año después, parece que no las leyeron o no comprendieron el mensaje. El Vice Ministro en reciente entrevista así lo reafirman: “Además tenemos dos estrategias complementarias que vamos a aplicar este año: una es el fortalecimiento de las actividades de comprensión de lectura en el aula en primero y segundo de primaria. La otra es que los estudiantes de segundo, tercero y cuarto de secundaria tengan siete horas semanales dedicadas a la materia de comunicación. De ellas, cinco se utilizarán para la comprensión de lectura.” (El Comercio. Lima, 21 /01/09). La lectura y su comprensión no se logran por mandato ni por estrategias, se cultivan y permiten el desarrollo personal.

Para concluir, existen muchas experiencias en la comunidad a las que el Ministerio de Educación no las acoge y ellas responden a las necesidades y recursos de quienes las promueven. Nuestra educación peruana requiere de menos ínfulas triunfalistas y más humildad, más reconocimiento del otro, valorando los esfuerzos que hacen las instituciones educativas, abrumadas con cantidades de requerimientos y cumplimientos, reñidos con la esencia de la calidad de la educación. Que el triunfalismo no opaque lo esencial.

“Educación es más inversión” “En calidad educativa el PERÚ avanza”

27 enero 2009

El título de esta entrega corresponde a un aviso del Ministerio de Educación que se puede encontrar en los medios escritos y en los visuales del país. Responde indudablemente a una campaña de mentalización de la sociedad para convencerla de que se viene invirtiendo en educación y que esto significa calidad educativa.

Mensaje maniqueo que atenta contra el código de ética de la publicidad. No se puede mentir de manera descarada, cuando la realidad del día a día de la escuela pública es una prueba palmaria de que la situación es diferente. Poner en avisos pagados (¿cuánto se invierte en esta propaganda?) que “Educación es más inversión” porque se destinan 170 millones en mantenimiento preventivo de las aulas de 40 mil colegios; 200 millones en rehabilitación de colegios emblemáticos y centenarios; 23 millones 312 mil en 40 mil Laptop (OLPC); 12 millones 434, 100 en Aulas prefabricadas; 6 millones 327,148 en Material de Educación Inicial; 1 millón 438,485 en Módulos para zonas rurales; 1 millón 705, 692 en Mobiliario Escolar” es reforzar el sistema y modelo que económico que generó la inequidad. Existe un refrán muy antiguo “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”… ya en la época de Fujimori fuimos “bombardeados” con el lema “Tenemos la mejor educación de América Latina”…y ahí se aprecian los resultados: se escondieron los resultados de las pruebas de Llece y PISA Prometió inaugurar una escuela cada día, lo hizo, pero ¡de qué calidad de infraestructura!

El aroma del mensaje publicitario recuerda a tantas promesas truncas y a mensajes que se contradicen, que no los hacen los especialistas técnicos sino los políticos. Existen instituciones nacionales que reflexionan sobre la realidad educativa del país y formulan propuestas y no se les convoca para que puedan socializar experiencias y estudios. Por el contrario con arrogancia se les deja de lado, porque incomodan. Sabemos que la ignorancia y la soberbia es mal consejera para tomar decisiones.

Si bien lo referido anteriormente es el contenido de un aviso pagado, no guarda similitud con las declaraciones del ministro de educación del último 19 de enero: “…señaló que el programa de Mantenimiento Preventivo de Aulas 2009 cuenta con 290 millones de nuevos soles para favorecer las labores de enseñanza de maestros y el aprendizaje de alumnos en 41 mil 815 instituciones educativas. El año pasado la inversión fue de s/. 270 millones.” (Portal Ministerio de Educación, 19 de enero de 2009). Finaliza la nota que da cuenta de la declaración expresando que “Solo el año pasado también se gastó 270 millones en el programa de mantenimiento Preventivo de Aulas 2007 y casi s/. 69 millones en la distribución de 22 millones de textos y cuadernos escolares tanto para alumnos como maestros, entre otras inversiones millonarias para mejorar la calidad de la educación en el Perú.” El Mantenimiento Preventivo de Aulas comprende las acciones que se deben realizar para prevenir, evitar o neutralizar daños y/o el deterioro de las condiciones físicas de la infraestructura del local escolar y mobiliario. Por ejemplo, arreglo de aulas (paredes, pisos, techos, puertas, chapas, etc.), de servicios higiénicos (instalación sanitaria), de instalaciones eléctricas. (Portal Ministerio de Educación. Lima 13 de enero). ¿Se tomaron en cuenta estas reflexiones? ¿Para qué realizar eventos internacionales si luego todas las cosas siguen igual?

Mucho triunfalismo, mucha arrogancia por las cifras expresadas, sin embargo la realidad nos muestra la otra cara: escuelas que no les bastará la asignación, que será casi imposible cumplir con el mantenimiento pues requieren reconstrucción. ¿Se tiene un estado de situación de las 41 mil escuelas? La aseveración de que 7 mil directores han recibido fondos para el mantenimiento preventivo de aulas peca de ingenuidad, por decir lo menos conociendo cómo es la administración pública. ¿Cómo explicar, por ejemplo que hasta hoy no se pueden entregar los bonos para reconstrucción de vivienda a cientos de familias de la zona afectada por el sismo que está a 200kms de Lima?

¿Por qué tanta urgencia y velocidad en difundir este mensaje? ¿Será que el tiempo ya no les es propicio? Para las autoridades todo sigue igual y se sigue forjando ilusiones con reportajes y anuncios ilusorios.

Cuando no existe un norte, un plan de las políticas educativas a desarrollar, cada autoridad oferta lo que está a la mano y puede redituar un reconocimiento mínimo. El anuncio de la recuperación de los colegios emblemáticos viene desde tiempo atrás, cuando un local hoy muy bien ubicado en un distrito que se caracteriza por ser residencial y por tener al centro financiero de la capital, parece que fue visto con ojos de especialistas en inmobiliarias y empezaron a motivar la ilusión de hacer del lugar un centro habitacional y comercial. De inmediato, el Estado respondió con la promesa de recuperar los colegios emblemáticos. ¿Pasó lo mismo con el local, finalmente vendido, del Ministerio de Educación? El Ministerio hoy desmembrado es fiel reflejo de la desarticulación de nuestra educación nacional. El Ministro anunció en la Comisión del Congreso que investiga presuntas irregularidades e ilegalidades en Procesos de venta de terrenos e inmuebles de propiedad del Estado que se hizo la mudanza por recomendaciones de Defensa Civil que declaró el lugar en riesgo grave y moderado (¡?) y además por la constante queja de los vecinos de la zona residencial por las manifestaciones de sindicatos y ruidos molestos de vehículos. Sin duda temas de seguridad que han debido tener en cuenta antes de tugurizar ambientes haciéndolos insalubres por falta de ventilación, por estructuras diseñadas para responder al incremento de personal “de confianza” de los gobiernos de turno. El tema de la queja de los vecinos es atendible, pero debe considerarse que la finalidad del INIDE (Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Educativo) no fue para albergar tres veces más la población diseñada ni ser el albergue de un Ministerio que tenía 21 pisos. ¿Entonces no existieron criterios de seguridad? ¿Entonces no existieron vecinos quejosos?

Educación es más inversión ¿en quien? ¿en los alumnos? ¿en los docentes?, ¿en el mejoramiento de las Instituciones de Formación Docente? ¿en elevar el nivel académico de los formadores de docentes?

Para concluir traigo a colación las declaraciones que en octubre del 2007 hizo el experto Joaquín Almeida Cordero (en Conferencia sobre Educación y Tecnología, organizada por la Asociación Técnico Científica Franco-Peruana, IPAE, UNESCO, la Embajada de Francia en el Perú, la Unión Europea (UE) y Concytec.) “Para que la educación funcione bien se necesita tres cosas fundamentales: una inversión pública adecuada a las necesidades educativas de la población, una voluntad política y una coordinación interinstitucional, porque la educación es una responsabilidad de todos” Asimismo manifestó que mientras en el Perú se invierte unos US$354 al año por alumno, en Chile se dedica US$1.350 y en la UE es más de US$4.000. A su entender, en nuestro país hay muchas iniciativas, pero hace falta coordinación interinstitucional. “Cada uno hace en su rincón lo mismo que su vecino. Eso origina pérdida de recursos. Es una situación muy común en América Latina”. (El Comercio. Lima, 26.10.07)

También señaló lo que venimos reiterando desde siempre: pasar de políticas de gobierno a políticas de Estado, diseñando un plan de país para lo que se quiere conseguir en los próximos veinte años. Nuevamente aparece como piedra de toque el Proyecto Educativo Nacional que duerme el sueño de los justos y quienes velan por él se han “modulado” a los acordes de la política de moda.

Almeida Cordeiro demanda urgente un cambio en la mentalidad de los dirigentes educativos y de los maestros. “Los docentes deben ser mejor formados para transmitir un mensaje distinto a los estudiantes. Los programas piloto son solo soluciones paliativas; se necesitan soluciones de fondo. Los funcionarios y los maestros deben aprender, además, a coordinar entre ellos construyendo redes. Así se mejorará la capacidad y visión para generar una educación más adecuada y de mayor calidad”(El Comercio. Lima, 26.10.07)

Todo ello exige más presupuesto, que también lo demanda el Proyecto Educativo Nacional, capacitación de funcionarios y de docentes. Sólo eso garantizará que se alcancen verdaderos cambios.

La lluvia de millones en infraestructura por más propaganda que se haga no alcanzará para lograr la ansiada calidad educativa que se promete en los discursos. La lluvia de millones inunda y trae desgracias y por el contrario de lo que piensan quienes dirigen la educación, impiden que el Perú avance.