Grandes ideas para el uso de blogs en tu aula

11 abril 2017

Mar Gracia Maestra y psicopedagoga

-0-0-0-0-0-0-0-

Actualmente internet nos ofrece un amplio abanico de motivaciones para el aprendizaje y los blogs pueden ser una buena herramienta. Visto como maestro o como alumno, nos ayudan a ser creativos, a plantear y recibir secuencias didácticas más motivadoras, a poner en marcha nuestras habilidades comunicativas, la comprensión y la intuición, a ejercitar nuestra capacidad de trabajo en grupo y a disfrutar de todo ello.

 

Hay muchas maneras de usar los blogs dentro de tu aula, todas ellas motivadoras y que acercan a tus alumnos y a ti al uso de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Sin ánimo de ser exhaustiva, te muestro algunas de las maneras con las que hemos trabajado:

 

  • Blog de profesordonde se proponen búsquedas, uso de aplicaciones, deberes…y los alumnos participan practicando lo que se les pide y dejando en los comentarios las respuestas a las preguntas.

 

  • Blog compartido entre alumnos y profesoren el que se muestran las vivencias del aula y quedan recogidas algunas actividades para ser recuperadas en casa (aplicaciones, canciones, cuentos…). Los alumnos también publican sus trabajos en él.

 

  • Blog de clase o centro escolaren donde se cuenta el día a día del aula. Alumnos (organizados convenientemente; por ejemplo, asignando reporteros semanales en las diferentes clases) y profesores crean los contenidos y explican desde su punto de vista las situaciones que viven dentro o fuera del aula.

 

  • Blog para proyectosen el cual se organizan los grupos y se plantean las preguntas, los alumnos van construyendo los posts para dar a conocer la información que van aprendiendo. Se dejan comentarios para preguntar, felicitar, puntualizar…

 

  • Blog de alumnoen el que cada cual construye el suyo a modo de currículum de aprendizaje pactado con el educador. En él se pueden mostrar todo tipo de herramientas que el alumno usa para comunicar los contenidos de la manera que él considera más adecuada: PreziExamTimeGlogsterMovieMaker

Trabajar de alguno de éstos modos requiere algo de destreza e interés por parte del docente, pero no hay que tener miedo. Aquí te dejo algunas recomendaciones que a nosotros nos han sido útiles:

 

  1. Lánzate, no tengas miedo a no saber dar respuesta a todas las dudas tecnológicas que irán saliendo, seguro que hay algún alumno que las quiere encontrar.  Aprovecha para investigar y aprender con y de ellos.

 

  1. Si propones trabajo de alumnos usaparejas homogéneas en cuanto habilidades tecnológicas, evita que haya un alumno excesivamente dominante.

 

  1. Déjalos ser creativos, cree en ellos y en sus posibilidades.

 

  1. Usa los blogs paracompartir los contenidos que crean en la red, la visibilidad social de sus trabajos les motiva muchísimo.

 

  1. Aprovecha parainculcar valores: adecuación de los contenidos publicados, privacidad, derechos de autor…

 

  1. ¡Disfruta!

 

Y tú, ¿te animas a utilizar el blog como recurso educativo en tus clases? ¡Comparte tu experiencia con otros docentes y miembros de la comunidad educativa! 

10 consejos para utilizar las tablets en el aula

10 abril 2017

Po Tiching

 

-0-0-0-0-0-0-0-0-

Las posibles ventajas de estos nuevos dispositivos hacen que debamos plantearnos su utilización en las aulas. Pero es muy necesario remarcar lo de “posibles”, ya que las ventajas dependen directamente del uso que los docentes hagan de ellas.

Los dispositivos digitales como las tablets son herramientas muy útiles, con un gran potencial, pero que por sí mismas no garantizan el aprendizaje. Nuevos recursos requieren nuevas metodologías, y si los docentes no están preparados para sacar todo el potencial a estas nuevas tecnologías, los beneficios de ello se reducen muchísimo.

Es por ello que hoy queremos recomendarte 10 consejos que pueden ser muy interesantes para la utilización de tablets en el aula. ¡Esperamos que te sean útiles!

  1. Utiliza la tableta como un soporte en el aula: Lo ideal es no sustituir el cuaderno por la tableta para acabar dándole el mismo uso. Los dispositivos digitales tienen otras posibilidades que pueden aportar mucho a tus clases: buscar y completar información, estudiar geografía con Google Earth, webquests, crear presentaciones multimedia, blog personal del alumno, recursos educativos online…
  2. Combínala con recursos tradicionales: Cada tipo de recurso trabaja de una forma diferente ciertas competencias y conocimientos, por lo que cuanta más variedad de herramientas utilicemos, más enriqueceremos el proceso educativo.
  3. Selecciona las aplicaciones adecuadas: Define bien los usos que te gustaría hacer de la tableta y encuentra las aplicaciones indicadas para ello. En este recurso tienes hasta 540 apps educativas gratuitas para los nuevos dispositivos digitales. ¡Echa un vistazo!
  4. Navega con seguridad: Internet es una potente herramienta, y como tal tiene sus pros y sus contras. Es necesario que los estudiantes aprendan a utilizarla de manera segura y responsable, para lo que debemos facilitarles algunos consejos. Si se cree necesario, podrían instalarse filtros de acceso.
  5. Aprovecha todos los canales de comunicación: Tienes multitud de herramientas para estar siempre en contacto con tus estudiantes (correo electrónico, redes sociales, plataformas educativas como Tiching…), sólo debes elegir la que más se adapte a vuestras necesidades y forma de trabajo.
  6. Realiza actividades creativas: Es interesante que, sobre todo, aproveches las características audiovisuales del dispositivo. Pueden crear vídeos tutoriales propios, crear su portafolio en formato vídeo, componer cuentos, hacer entrevistas…¡el límite lo pone tu imaginación!
  7. Trabaja con contenidos digitales offline: Es importante también estar preparados para aprovechar los recursos educativos digitales incluso cuando no disponemos de internet en el aula. Para ello existen aplicaciones como el EduBook 3D que permiten trabajar en nuestra tableta de forma offline, y que se sincronizan de forma automática en el momento en que disponemos de conexión a internet. Interesante, ¿verdad?
  8. Saca todo el partido a los trabajos colaborativos: Las nuevas tecnologías facilitan tremendamente la elaboración de trabajos grupales, pudiendo trabajar además cada estudiante desde su propia casa. ¿Y si probamos a crear un wiki glosario de la asignatura entre todos, o un blog de la clase?
  9. Infórmate de las últimas apps disponibles: Las aplicaciones se actualizan con mucha frecuencia, y por eso es necesario estar siempre a la última de las novedades más recientes. ¡Quién sabe si ya alguien ha inventado justo la herramienta que necesitabas! Para ello, te recomendamos que visites frecuentemente blogs y webs de referencia en este tema, y que intercambies las noticias con tus compañeros docentes.
  10. Consensúa con tus estudiantes las normas de uso: Es muy importante acordar con ellos el tipo y tiempo de uso que se le puede dar a la tableta, para evitar una utilización incorrecta, además de darles orientaciones sobre su conservación. Podéis también decidir entre todos las consecuencias que tendría no cumplir ese acuerdo.

Pero si aún te quedan dudas, puede ser muy útil que conozcas el caso de centros educativos donde ya se han implementado estos dispositivos. El Eurocolegio Casvi en Villaviciosa de Odón (Madrid, España) es un buen ejemplo de ello, y también el centro de La Coruña (España) Nosa Señora de Lourdes. ¿Qué te parece?

Marc Prensky: “Debemos descubrir la pasión de cada estudiante”

7 abril 2017

Marc Prensky Conferenciante y escritor

-0-0-0-0-0-0-0-0-

Usted ha afirmado que el aprendizaje no es el objetivo de la educación. ¿Por qué?
El verdadero objetivo de la educación es convertir a los estudiantes en personas buenas, competentes y flexibles capaces de mejorar el mundo en el que vivimos. El aprendizaje es únicamente un medio para conseguir este fin.

¿Enseñamos los contenidos correctos en las escuelas?
En su mayoría no son necesarios en sí mismos, sino que son “vehículos” para obtener habilidades subyacentes que realmente queremos y necesitamos. Álgebra, por ejemplo, no es una materia que enseñamos a nuestros hijos para que la utilicen en el futuro, sino como un camino para  alcanzar la enseñanza abstracta y el pensamiento simbólico.

¿Qué se debe enseñar en las escuelas?
Las cuatro habilidades subyacentes fundamentales: el pensamiento efectivo, la acción efectiva, las relaciones eficaces y el cumplimiento efectivo. Con la mayoría de materias que impartimos podemos desarrollarlas, pero es conveniente que cada alumno las reciba en diferentes cantidades y presentadas en función de sus intereses particulares.

¿Cómo debería ser el plan de estudios para adaptar la educación a las necesidades de hoy?
Actualmente el plan de estudios se centra en el conocimiento y debería estar basado en las  habilidades. Además, hoy en día, diferenciamos a los estudiantes en función de sus capacidades y logros pero deberíamos hacerlo por sus intereses y pasiones.

¿Cuáles son los principales cambios educativos que deberíamos aplicar para beneficiar a los estudiantes?
Básicamente cuatro. El primero, y más fácil, es descubrir el interés y la pasión de cada uno de nuestros estudiantes, respetarlos y basar nuestra enseñanza en estos aspectos. El segundo es orientar la educación a las competencias, en lugar de hacia el conocimiento. El tercero es centrar la  educación en logros del mundo real y no en ejemplos. Y el último cambio, consiste en que el plan de estudios se enfoque al  pensamiento eficaz, la acción efectiva, las relaciones efectivas y el cumplimiento efectivo y no en las matemáticas o las ciencias sociales.

¿Cuál es el papel de la tecnología en todo este proceso?
La tecnología actúa bajo todos estos cambios como una nueva base, de la misma manera que la lectura ha sido primordial hasta ahora. Actualmente, aunque sigue siendo importante, ya no es el apoyo principal.

¿Cuál es la mejor manera de aplicar los cambios educativos sin perjudicar a las futuras generaciones?
El mundo ha cambiado mucho y la educación del pasado ya no funciona, por lo que hay que experimentar con responsabilidad. La educación de hoy está tan anticuada que es poco probable que cambiándola se pueda perjudicar a los estudiantes.

Usted defiende que los profesores tienen que ser entrenadores, guías y compañeros de los estudiantes. ¿Por qué?
Los estudiantes deben llegar a conseguir aprender por sí mismos, ya que tendrán que seguir haciéndolo el resto de sus vidas. Por lo que los profesores deben enseñarles cómo hacerlo utilizando los recursos disponibles. Esta es la mejor fórmula que tienen los maestros para ayudar a sus alumnos.

¿Cuáles son las principales habilidades que deben cumplir los maestros del siglo XXI?
Básicamente la que los ordenadores no les pueden proporcionar: respeto, empatía, motivación y pasión. La tecnología cada vez es mejor para enseñar “contenidos”, pero para transmitir estos valores se requiere a un humano.

¿Cuál es el papel de los padres en el proceso educativo?
Ser compañeros. Dado que la mayoría de los padres actuales son de la generación anterior a Internet, tienen que aceptar que sus hijos les enseñen. Además, las escuelas deben tener el objetivo de no enseñar únicamente a los estudiantes, sino también a sus familias.

¿Cuál es el poder de los videojuegos en educación?
Los videojuegos bien diseñados pueden ser muy buenos en la enseñanza de habilidades, pero no son tan buenos para los contenidos. A pesar de ello, los videojuegos actuales no encajan en la educación porque nos enfocamos a la enseñanza de contenidos y no en la de habilidades.

¿Cuáles son las capacidades que los niños desarrollan con el uso de juegos en la escuela que no desarrollan con métodos tradicionales?
Desafortunadamente, debido a la escasez de buenos juegos adaptados a las escuelas y al plan de estudios actual, son muy pocas las capacidades específicas que pueden desarrollarse con los  juegos en la escuela. Sin embargo, con juegos comerciales complejos – fuera de la escuela – los niños aprenden muchas habilidades que no se enfatizan lo suficiente dentro de las aulas.

¿Por ejemplo?
Cooperar, tomar decisiones efectivas bajo estrés, tomar decisiones éticas y morales, emplear deducciones científicas, pensar lateralmente y estratégicamente, persistir y resolver problemas difíciles…

¿Cree que sacamos el máximo provecho de las nuevas tecnologías en la educación?
Los maestros utilizan las nuevas tecnologías de manera trivial, sólo para hacer cosas del pasado de manera distinta. En lugar de ello, deberían sacar mayor provecho de la tecnología, animando a hacer cosas a los estudiantes que no habían podido hacer nunca antes.

Ignasi Casals: “Ser docente es el mejor trabajo del mundo”

6 abril 2017

Ignasi Casals Profesor y director de escuela durante más de 40 años y autor del libro Nascola, Experiències d’un mestre durant 40 anys a l’Escola Ginebró

-0-0-0-0-0-0-0-0-

En su libro relata sus vivencias como profesor y director de la Escola Ginebró, un proyecto educativo en el que plasmó su sueño por mejorar la educación. ¿Qué rol le entusiasmó más?

El de maestro, aunque el de director también, porque he sido un director de escuela peculiar: la he dirigido a base de estar con los maestros, de ir a desayunar con ellos, de salir fuera a saludar los padres. Esto ha hecho que los padres y los alumnos me hayan querido mucho y que el trabajo haya sido muy gratificante.

Pero ser maestro es mejor.

Dar clase a los niños, explicarles las cosas, que te escuchen, ver cómo aprenden, cómo se interesan, cómo te miran… Siempre que he dado una clase he terminado dando las gracias.

¿Qué recuerda de los maestros y los alumnos con los que compartió su vida en la escuela?

Recuerdo muchísimo a Isidoro, una persona extraordinaria, amigo y compañero. A veces me decía: “Nacho, Gloria ya ha pagado la excursión, ¿eh?” y yo le contestaba “Ah, bueno, pues ya traerás el dinero” y él decía “Sí, sí, me lo dio a mí y lo tengo en casa”. En realidad, era él quien pagaba la excursión para que la niña pudiera ir. Isidoro era así, un tío impresionante. Y de alumnos recuerdo algunos muy brillantes y algunos más difíciles. De los últimos me acuerdo especialmente, porque son los que más me gustan.

¿Qué deben aprender los alumnos?

Les has de despertar la curiosidad, ya aprenderán ellos. Es cierto que deben tener un orden en la escuela, pero aprender, aprenden de lo que ven de los maestros, de los otros alumnos, de sus padres, de sus amigos o de sus abuelos. Los maestros deben aprender a despertar esa curiosidad, tener vitalidad, saber que están haciendo el mejor trabajo del mundo y… ¡les tiene que gustar Bach!

¿Bach?
En la escuela la música es fundamental: todos los niños aprenden música en Ginebró. Además, un niño que de pequeño escucha Bach, de grande no puede ser mala persona.

¿La escuela debe educar en valores?

Los valores forman parte de la vida, están en la calle, en el día a día. La informática no se aprende, se practica, y lo mismo pasa con los valores. Además, en la escuela Ginebró hay dos cuestiones sobre las que no se discute: la igualdad de sexos y la pena de muerte. ¿Por qué? Porque no es cuestionable. Y el mismo hecho de que sean cuestiones indiscutibles ya es muy significativo para los niños. ¡Ah! En Ginebró también es muy importante que los niños vean que los maestros se tratan con respeto, que se besan, que se hacen bromas…

¿Es posible trasladar lo que nos cuenta a todas las escuelas?

Siempre he tenido un deseo: que la Escola Ginebró no hubiese tenido que existir, porque habría significado que las escuelas ya eran así. Ginebró es un sueño.

En su libro compara la educación con el bambú japonés.

Hay un tipo de bambú que debes plantar, tapar y regar. Durante tres años no lo ves, pero debes continuar regándolo y, al cabo de tres años, sale. Pasa lo mismo con la educación: debes ir regando a los niños día a día.

¿Y esto es posible hoy?

Yo creo en la utopía. Creo que, con una buena educación, sería posible vivir sin semáforos.

Dentro de esta utopía, ¿cómo encajamos la tecnología digital?

Se trata de una herramienta más, como lo son las manos y los bolígrafos, pero es una herramienta muy interesante: estar hablando de Rubens en clase y poder mostrar sus obras a través de internet la hace muy potente.

Javier Tourón: “No podemos coartar la curiosidad de los alumnos”

5 abril 2017

Javier Tourón Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Todos podemos tener talento si desarrollamos correctamente nuestras capacidades. Todos los niños y niñas tienen capacidad para ser buenos en algo, si bien es verdad que no todos tenemos el mismo grado de capacidad. Lo importante es atender las necesidades de cada individuo para desarrollar todo su potencial reforzando a aquellos que tengan necesidades especiales.

¿El talento no es algo innato?

En absoluto. La capacidad puede ser innata pero es necesario trabajar, esforzarse y sacar rendimiento de esta cualidad para que haya talento. Cuando no se desarrollan estas capacidades aparece la frustración y el fracaso.

La frustración es un mal que acecha las aulas. ¿Cómo gestionarla?

Lo ideal sería no llegar a ese estado. Detectar altas capacidades (y, por lo tanto, desarrollar talentos) es fácil si queremos hacerlo. El problema es que la escuela no está orientada a ello. Si continuamos como hasta ahora quedarán muchos talentos por desarrollar fomentando así la frustración y el desapego de los niños y niñas que necesitan una atención especial.  A día de hoy cuando a un alumno le cuesta resolver un problema de matemáticas, se detecta su necesidad y se refuerza. Sin embargo nadie se plantea proponer a los alumnos ejercicios complicados a propósito para descubrir si alguno de ellos es capaz de resolverlos por capacidades propias. Sería interesante realizar este tipo de ejercicios.

¿Deberíamos evaluar a todos los alumnos para detectar altas capacidades?

Todos los centros deberían sistematizar pruebas periódicas para evaluar el potencial de todos los alumnos para conocer las necesidades específicas de cada uno. Es algo más complejo que etiquetar a unos y otros, algo que, por cierto, deberíamos desterrar: El objetivo es que el sistema educativo se adapte a los alumnos y no al revés como sucede ahora.

Para desarrollar todos los talentos potenciales la escuela debería…

Darse la vuelta como un calcetín. La competencia debería primar sobre la edad y la estructura de los cursos académicos como la entendemos ahora debería desaparecer. Las escuelas de hoy en día son centros de enseñanza cuando deberían ser de aprendizaje.

¿Cómo formularía usted este sistema educativo?

Yo creo en los planes personalizados, en el aprendizaje adaptativo. Cada alumno tiene su ritmo y no se puede forzar ni a unos a ir más rápido ni a otros a ir más lento, porque de esta forma fracasan unos y otros. El alumno debe gobernar sobre su aprendizaje porque los profesores no podemos aprender por ellos. El aprendizaje es algo radicalmente personal.

¿Y qué papel le queda al profesor?

El más importante, el de guía. En un centro con aprendizaje adaptativo las paredes de las aulas deberían desaparecer, los niños deberían interrelacionar materias y conocimientos y desarrollar el trabajo en equipo. El profesor se convierte en un mentor que señala el mejor camino para cada alumno estimulando el desarrollo de sus capacidades de forma individual.

¿Cómo participaría el profesor en este aprendizaje?

Enseñando al alumno a encontrar la información que necesita y que quiere conocer, enseñarle a valorarla y a sintetizarla. No podemos coartar la curiosidad de los alumnos como ha sucedido hasta ahora, que hemos estado limitados por los conocimientos ofrecidos por un libro de texto. El profesor debe estimular a cada alumno a desarrollar sus intereses y su capacidad para brillar en el área que él desee.

¿Debemos otorgar entonces un mayor grado de autonomía a nuestros alumnos?

Los niños y niñas deben dominar una serie de competencias básicas, pero a partir de aquí debemos permitir que cada uno tenga su propio itinerario. Los alumnos avanzarán en función de sus propias necesidades. La educación es un proceso de desarrollo personal y hay que habilitar carriles que permitan ir a cada uno a su velocidad.

¿Las TIC pueden ser una buena herramienta para ello?

Las TIC son la clave de esta vuelta de calcetín. A través de ellas se puede trabajar sobre un mismo tema a diferentes ritmos y niveles, es la esencia de la enseñanza adaptativa. Poder proponer a unos alumnos un tipo de trabajo y otro distinto a otros compañeros es la clave de esta adaptación del sistema que no implica en ningún caso separar físicamente a los niños y niñas como sí pasa ahora en muchas aulas de nuestras escuelas. Muchos profesores ya utilizan las TIC en este sentido, pero aún hay profesionales que sencillamente han sustituido el papel por el soporte digital, sin explotar el potencial que tienen las nuevas herramientas.

¿Cómo cree que las plataformas educativas como Tiching pueden ayudar a mejorar la educación?

Son fundamentales para encontrar materiales adecuados a cada niño y a cada necesidad. Es una pieza clave en la enseñanza adaptativa y la personalización del aprendizaje. Además su estructura facilita el trabajo a quien busca material ya que está todo clasificado y valorado por otros profesionales.

Y en cuestión de notas… ¿evaluamos a nuestros alumnos de acuerdo a sus capacidades?

No, porque el sistema está pensado para que todos los alumnos adquieran las mismas competencias al mismo tiempo, lo que implica condenarlos a limitar su desarrollo personal. El rendimiento de las personas debería equipararse a su potencial. Ser el primero de la clase pero estar rindiendo al 10% de tu capacidad es un puro fracaso. Debemos transmitir a nuestros alumnos un mensaje muy claro: nadie es nada, todos estamos en proceso de ser.

Montserrat del Pozo: “Integramos la diversidad para no discriminar la diferencia”

4 abril 2017

Montserrat del Pozo // Pedagoga e innovadora educativa. Directora del Col legi Montserrat. Pionera en la implementación de la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner en España

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Usted es pionera en la aplicación de la teoría de Howard Gardner, ¿por qué cree en las inteligencias múltiples?

La teoría de las inteligencias múltiples incorporada al currículum y llevada a las aulas es la respuesta más adecuada a la realidad de que todos los alumnos son diferentes y aprenden de manera distinta.

¿Por qué se decidieron a aplicar esta teoría?

Tras varios años buscando la mejor opción para dar respuesta a las necesidades de aprendizaje de cada alumno conocimos personalmente a Howard Gardner y no tuvimos dudas de incorporar al currículum su teoría.

¿Cómo se detectan las inteligencias de cada alumno?

Basta ofrecerle un abanico de posibilidades y observar qué elige, cómo interactúa y qué preferencias manifiesta. El maestro que acompaña, orienta, observa y documenta el aprendizaje de cada alumno, pronto descubre cuáles son las inteligencias que tiene más desarrolladas y cuáles necesita potenciar.

¿Qué se pretende conseguir a nivel educativo con este tipo de aprendizaje?

El objetivo es ofrecer a cada alumno los medios adecuados y las mejores posibilidades para que pueda llevar a cabo su aprendizaje de la mejor manera posible. Integramos la diversidad para no discriminar la diferencia.

¿Están los profesores preparados para aplicar esta teoría en su día a día?

Es cuestión de formación, de mucho trabajo en equipo y de generar comunidades de aprendizaje. “Aprender haciendo”, como recomienda Piaget también es válido para los profesores. Nosotros hemos pasado de ser un colegio que enseña, a ser un centro donde todos aprendemos.

¿Cómo pueden los padres potenciar las capacidades de sus hijos?

Cuánto más los observen, cuántas más y más variadas oportunidades les ofrezcan, cuánto mayor número de actividades les propongan, verán cómo las capacidades de sus hijos se acrecientan. Y, por supuesto, cuánto antes comiencen, mejor.

Usted ha afirmado que los colegios son verdaderos gimnasios creativos. ¿A qué se refiere?

La creatividad consiste en tener una mirada diferente que permite ver lo que otros no ven y aportar algo nuevo, a partir del propio bagaje cultural, intelectual y sensorial. Cuando un colegio le da a cada alumno la posibilidad de expresarse de acuerdo a sus Inteligencias, se le valoran sus aportaciones y se le amplían los ámbitos de aprendizaje, se le está facilitando el ejercicio de la propia creatividad.

¿Qué importancia tiene la creatividad en educación?

Es fundamental. Si todos son distintos, no podemos encerrarlos en unos resultados idénticos ni en procesos iguales, no sería real. Permitir al alumno su peculiar forma de expresión es ayudarle a crecer en sus fortalezas y a la vez posibilitarle que descubra y potencie aquellas que tiene menos desarrolladas.

¿Qué competencias deberían potenciarse en la escuela del s. XXI?

Todas. Cuántas más, mejor. Ayudar a los alumnos a ser competentes, que no competitivos, es objetivo de la educación. Para ello, cuantas más oportunidades se ofrezcan, mejor.

Desde el Col·legi Montserrat, ¿qué transformaciones hicieron que les llevaron a la innovación?

Primero modificamos el currículum para poder presentar de manera diferente los contenidos exigidos por la Ley de Educación e incluir nuevas materias, adecuadas a las exigencias de la sociedad y a las inquietudes del alumnado. Simultáneamente transformamos las metodologías, ya que no se puede aprender algo distinto sin recursos diferentes.

¿Por ejemplo?

Usamos métodos que facilitan el aprendizaje y enseñan a pensar; como el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje basado en la resolución de problemas, el “Visible Thinking”, Workshops o el trabajo por proyectos.

¿Qué otros cambios implementaron?

Nos decidimos por una evaluación continua y amplia que requiere de la observación diaria y directa y que se ayuda de la documentación y de un intercambio de opinión con el propio alumno y con otros profesores. El uso del portfolio como instrumento de evaluación es una herramienta muy válida porque implica y motiva al alumno en el proceso de su aprendizaje.

Y el papel del profesor, ¿cómo queda con estas transformaciones?

Se ha convertido en guía, tutor, entrenador de cada alumno, al que debe conocer y valorar. También se ha transformado el rol del alumno, al que se le reconoce protagonista de su aprendizaje y al que se le fomenta su autonomía. Con estos cambios también hemos tenido que transformar la organización del colegio. Los horarios, los espacios y los tiempos están al servicio del proyecto educativo en su totalidad.

La última transformación…

El cambio arquitectónico para poder generar nuevos espacios de aprendizaje. Espacios grandes, pero no dispersos, que permitan encontrarse para exponer o debatir un tema, que ayuden a la interiorización y al trabajo personal. También hay espacios de encuentro en donde, sentados en su sofá o sobre una alfombra con cómodos cojines, puedan aprender unos de otros.

Por último, ¿qué importancia le otorga a las nuevas tecnologías, como Tiching, en este proceso educativo?

Las tecnologías son recursos en manos de profesores y alumnos que permiten una serie de posibilidades que sin ellas serían imposibles. Visitar los mejores museos del mundo o tener en directo las conferencias de los mejores especialistas, sin moverte físicamente… son algunas de las oportunidades que la tecnología ofrece.

 

Kristin Daniels: “Los docentes ya no son responsables del aprendizaje”

31 marzo 2017

Kristin Daniels Asesora en integración tecnológica, especialista en Flipped Learning.

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

  • ¿En qué consiste el modelo del Flipped Learning?
    Trata de cambiar por completo la dinámica que se desarrolla en clase, para que el tiempo en el aula se pueda dedicar a actividades de pensamiento. En la enseñanza tradicional los profesores explican en primer lugar el contenido y luego piden a los alumnos que hagan el trabajo difícil en casa. Precisamente esto es de lo que se quiere alejar el Flipped Model, ya que pretendemos que los expertos, los profesores, estén al lado de los estudiantes durante  el difícil proceso de adquisición de conocimientos.
  • Desde la organización Flipped Learning han detallado los cuatro pilares del modelo. El primero es el del Entorno Flexible. ¿A qué hace referencia?
    Principalmente a tres componentes. El primero es la clase en su sentido físico, ya que nos dimos cuenta que muchos profesores empezaban a reorganizarla para poder satisfacer mejor las necesidades de sus alumnos. El segundo se refiere a la flexibilidad de la pedagogía, ya que se utilizan nuevas formas de aprendizaje, por ejemplo expandiendo el rol de los profesores para dejar que  los alumnos se ayuden unos a otros.
  • ¿Y el último componente?
    Es la evaluación flexible, lo que permite a los estudiantes poder aprender ciertos conceptos de una forma distinta a la tradicional. Un buen ejemplo de ello es abrir un debate en clase con los alumnos sobre un tema concreto y evaluarlos según sus aportaciones.
  • ¿En qué consiste la Cultura de Aprendizaje?
    Es el segundo pilar de nuestro método y hace referencia al cambio de rol tanto de profesores como de alumnos, ya que los docentes ya no son responsables del aprendizaje de los alumnos, sino de facilitarles el entorno y el contenido adecuado para que puedan tener éxito por ellos mismos. El estudiante es el máximo responsable de su propio aprendizaje y se convierte en la parte más importante de la clase.
  • El tercer pilar se denomina Contenido Intencional
    Es muy importante porque no resulta fácil para los docentes crear o encontrar contenido de calidad  para sus estudiantes, ya que están acostumbrados a dar clases de forma tradicional. Es crucial que los profesores se sientan cómodos usando las herramientas tecnológicas y sean capaces de identificar los contenidos más adecuados para sus estudiantes.
  • Finalmente, háblenos del último pilar, el del Educador Profesional.
    Trata de enfatizar que nuestro rol, el de los profesores, está en constante cambio y que, a diferencia del miedo que muestran algunos, cada vez somos más importantes para los alumnos. Por lo que hace referencia a las nuevas tecnologías, es muy importante que los profesores puedan dar nuevos enfoques al uso de cualquier herramienta y contenido dentro de las aulas.
  • ¿Qué aplicación tiene este modelo?
    A veces se tiende a limitar a las cuatro paredes que conforman una clase, pero este modelo tiene una aplicación mucho más amplia. En este sentido, el equipo de fútbol americano de la Universidad de Ohio ha ganado recientemente el campeonato universitario aplicando este modelo. Su entrenador les facilitaba vídeos de partidos a sus jugadores para visionar en casa, para después comentarlos durante los entrenamientos.
  • Usted aplicó este modelo en su día a día como especialista en integración tecnológica…
    Asesoro a los profesores para que puedan utilizar en las aulas las herramientas tecnológicas que están apareciendo en el mercado. Mi trabajo consiste en seleccionar contenidos y herramientas de calidad, para después explicarles el porqué les pueden beneficiar. También trabajo en el desarrollo profesional de docentes y para ello creé el programa Flipped Professional Development.
  • Háblenos un poco más de este programa…
    Es un programa que permite ayudar al desarrollo profesional de los profesores mediante el modelo del Flipped Learning. Estaba acostumbrada a dar clases magistrales a los educadores para los que trabajaba pero me di cuenta que este no era el mejor modelo a seguir, igual que no lo es para los estudiantes en las escuelas.
  • A nivel práctico, ¿en qué se traduce este modelo?
    En primer lugar quedamos con los profesores para hablar sobre aspectos en los que están interesados. Buscamos materiales de calidad relacionados con los temas que nos indican como vídeos o páginas web y se los enviamos, para posteriormente ayudarles a aplicarlos en su día a día.
  • ¿En qué tipo de contenidos están más interesados los profesores?
    Como somos especialistas en la integración de las tecnologías, la mayoría de sus inquietudes están relacionadas en conocer cómo utilizar en clase las diferentes herramientas tecnológicas que tienen a su alcance. Gracias al Flipped Learning, podemos facilitar esta información de manera personalizada, a la medida de las necesidades de cada docente.
  • ¿Cómo responden ante este modelo los profesores?
    Al principio se muestran aprensivos, están nerviosos porque trabajamos codo con codo con ellos. Es importante que confíen en nosotros ya que para el Flipped Model es clave que haya una muy buena relación entre el profesor y el aprendiz. Una vez se dan cuenta que la enseñanza se focaliza únicamente en sus necesidades, podemos  progresar mucho más rápido.
  • Cuando conocen el modelo, ¿los profesores empiezan a ponerlo en práctica?
    La mayoría de los profesores con los que trabajamos estaban acostumbrados a impartir clases magistrales y, algunos de ellos, sí que cambian su manera de impartir la enseñanza. A pesar de ello, el objetivo de nuestro programa no es que los profesores enseñen mediante este método, nuestro principal objetivo es ayudarles a integrar las tecnologías en el aula de una forma confortable.
  • ¿El hecho de aprender mediante un modelo de éxito les hizo cambiar su forma de enseñar?
    Hemos abierto los ojos a muchos profesores que empiezan a conversar con otros compañeros que ya aplican el Flipped Learning en sus clases y muchos de los docentes con los que hemos trabajado  han optado por adentrarse en esta tendencia.

 

 

Jenifer Fox: “Cada estudiante tiene una fortaleza”

30 marzo 2017

Jenifer Fox

Escritora, conferenciante y líder en innovación educativa

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

¿Qué entendemos por fortalezas y cuáles tenemos?

Son actividades que desarrollas y te hacen sentir lleno de energía. Existen tres tipos de fortalezas. Las relacionales, que tienen que ver con las cosas que hacemos para y con otras personas y que te hacen sentir valioso y competente. Después encontramos las fortalezas relacionadas con las actividades, es decir, las tareas que llevas a cabo y que te hacen sentir comprometido y lleno de energía.

¿Y por último?

Las de aprendizaje, ya que algunas personas aprenden haciendo cosas y otras leyendo o escuchando. El problema en las escuelas, al menos en Estados Unidos, es que tienden a reconocer a los estudiantes que aprenden únicamente con una de estas fortalezas.

Y no les otorgan importancia a las demás…

El hecho es que hay estudiantes muy inteligentes que no tienen éxito. Pero si el sistema lograra potenciar sus puntos fuertes y su forma de aprender, entonces se involucrarían mucho más y serían más activos.

Si todos aprendemos de formas distintas, ¿cómo puede un profesor enseñar en una clase de 30 estudiantes?

Lo primero es reconocer que el aprendizaje no se limita a transmitir información, sino que consiste en el desarrollo de actividades vinculadas con el mundo real, que permitan a los estudiantes participar y hacer contribuciones en función de sus puntos fuertes.

¿Por ejemplo?

Pensemos en el rodaje de una película. Se necesitan personas que actúen, que escriban el guión, que filmen… Todos ellos contribuyen de manera significativa en el proceso, pero cada uno de ellas desarrolla diferentes tareas. Y así es la vida real. Por tanto en las escuelas deberían impulsarse proyectos reales, en los que los estudiantes puedan contribuir al desarrollo de tareas que aporten valor.

¿Cómo podemos ayudar a los niños a reconocer sus fortalezas?

Se pueden desarrollar proyectos vinculados a muchas actividades para dejar que los trabajen fuera de su zona de comprensión y así permitir que fracasen. De esta manera contribuimos a que puedan  descubrir lo que no les gusta o las actividades en las que realmente son buenos.

Fracasar no está bien visto…

Por esto las escuelas deben alejarse de la competición, en la que sólo los que obtengan mejores notas son reconocidos. Al fin y al cabo en el mundo real deberán encontrar un trabajo para muchos años que sea capaz de motivarles. Y para ello, ya desde la escuela, hay que conseguir que puedan descubrir lo que les gusta hacer y con lo que puedan tener éxito, aunque ello pueda derivar en algún fracaso momentáneo.

¿Están los profesores preparados para satisfacer las necesidades actuales o debemos mejorar su formación?

Cada vez están mejor preparados pero, aún así, debemos mejorar su formación básicamente en los programas docentes de nivel universitario. Actualmente el principal problema es que los profesores se limitan a repetir lo que se lleva haciendo desde hace 200 años.

En este sentido, ¿qué cambios deben aplicarse?

Mi trabajo se basa en la idea de que todo el mundo viene a este mundo con una contribución única a realizar, por lo que los profesores deben enfocar su enseñanza en base a las contribuciones únicas de sus alumnos y olvidarse de las cosas que los niños no pueden hacer. Básicamente deben dejar de ver a sus alumnos como ganadores y perdedores y observarles como personas que tienen algo que aportar. En este proceso, su papel es ayudarles a encontrar sus fortalezas.

¿Cuál es el papel de los padres?

Deben plantear muchas preguntas a sus hijos para animarlos a probar cosas diferentes y permitirles renunciar si no se lo pasan bien. No se trata de que se rindan de inmediato, pero sí dejarles encontrar lo que les hace disfrutar. También considero importante intentar no alentar el logro por la mera recepción de elogios al conseguirlo.

¿Cuál es su opinión acerca del actual sistema educativo?

Pienso que no es bueno y que los cambios se aplican muy lentamente. Soy un agente de cambio por lo que es realmente frustrante ver como la gente acuna tan lentamente nuevas ideas y cómo descubrimos con tanta lentitud nuevos métodos para inspirar a los niños. Debemos alejarnos del método basado en la memorización de hechos que luego los alumnos deben repetir y volcar en un examen.

¿Qué importancia tienen las nuevas tecnologías en este proceso de cambio?

Son muy importantes y creo que pronto constataremos un gran paso adelante que ayudará a promover cambios. El problema actual es que los profesores aún no han descubierto la manera de cambiar el plan de clase utilizando estas herramientas, sino que sólo las utilizan como un valor adicional.

Finalmente, ¿cómo imagina la educación dentro de cinco años?

Desafortunadamente, cinco años en el sistema escolar no es mucho, pero imagino la escuela más personalizada. Algo como puede ser, por ejemplo, una experiencia de compra online. La educación tiene la oportunidad y la capacidad de hacer lo mismo por lo que se refiere a la personalización de los objetivos de aprendizaje.

Malcolm London: “Los profesores no tienen la oportunidad de ser profesores”

29 marzo 2017

Malcolm London Poeta, educador y activista

-0-0-0-0-0-0-0-

¿Cuándo empezó a escribir poemas?

Fue alrededor de los 16 años cuando participé por primera vez en Louder than a bomb, una competición de poesía para jóvenes de Chicago, y la gané. A partir de allí, empecé a interesarme por la poesía.

Un buen inicio…

Sí, y gracias a ello me di cuenta del poder que tenía en el escenario y de la capacidad que tenía para movilizar a la gente, lo que me animó a querer continuar escribiendo poemas.

¿Cómo definiría este poder?

Como inspiración. Yo amo lo que hago y como dice uno de mis poetas favoritos, “la labor del poeta consiste en explicar las historias que suceden frente nuestras propias narices”. Por lo que creo que proyectos que permiten a los jóvenes contar sus propias historias son muy positivos.

Dar a voz a todas las historias…

A menudo las historias que les suceden a los jóvenes de barrios conflictivos no se explican en los libros de Historia. Es muy importante que puedan expresarlas para, no solo compartirlas con otra gente, sino para poder empezar a cambiarlas.

¿Cómo puede la poesía ayudar a cambiarlas?

Proyectos como Louder than a bomb hacen posible que en ciudades segregadas como Chicago, se reúnan jóvenes de toda la ciudad, que nunca se habían conocido antes, para compartir sus vivencias. El hecho de reunir a jóvenes de barrios pobres y ricos les permite establecer relaciones de amistad que ayudan a cambiar sus historias. Empiezan a construir una nueva ciudad forjando relaciones entre jóvenes de distintas clases.

¿Cuándo supo que quería ser poeta?

No lo supe hasta que participé por segunda vez en la competición de poesía. Aún así, no me considero únicamente un poeta. Si bien es cierto que me considero poeta por encima de todo, pero también soy educador y activista.

¿Cuál es su labor como educador?

Creo que mi trabajo, como el de otros educadores, es el de contextualizar la educación a la gente joven. Me gradué en el instituto con muy malas notas, yo provenía de un barrio pobre y conflictivo aunque iba al instituto al otro lado de la ciudad. A pesar de ir a uno de los mejores institutos, me di cuenta de que no me enseñaban lo que yo necesitaba, no aprendía a sobrevivir en mi camino de regreso a casa.

Una sensación generalizada entre los estudiantes…

Efectivamente, por lo que considero que nuestra labor como educadores es la de saber transmitir a los jóvenes la importancia del aprendizaje, hacerles entender por qué leer, escribir y también la poesía… ¡es tan importante para el mundo real!

¿Y qué importancia tiene la poesía para los jóvenes?

Creo que la comunicación, en un nivel muy básico, es la mejor manera de conectar con las personas más allá de las lenguas y las razas. Es la manera en que fundamentalmente nos relacionamos entre seres humanos. A menudo, cuando coges un libro de Historia, los hechos están explicados por aquellos que vencieron y pueden no contarlo todo o enfocarlo según su punto de vista. Por lo que creo que es muy importante que los jóvenes tengan la oportunidad de explicar su propia historia.

¿Y cómo despertar el interés de los estudiantes por escribir?

Pienso que la mejor forma de hacerlo es mediante iniciativas como Louder than a bomb, donde reúnen a distintos niños en un mismo espacio con música, comida y donde pueden compartir y expresarse. Estas iniciativas permiten crear engagement.

Interesante concepto.

Personalmente creo que una de las grandes tareas de los educadores es la de entretener. Tenemos que entretener a la gente joven para mantener su atención. Y cuando lo conseguimos, cuando nos convertimos en personas relevantes para ellos, somos capaces de descubrir qué les inquieta y les mueve para poder aplicarlo en clase. Es más fácil que aprendan mediante esta fórmula que no machacándoles contenido en sus cabezas.

¿Cree que el sistema educativo actual está adaptado a este tipo de educación?

No, creo que en el actual sistema educativo existe mucha burocracia, especialmente en los Estados Unidos. Actualmente, el problema es que los que controlan las escuelas están en una guerra en contra la educación pública. Debemos plantearnos cuál es el objetivo de la educación.

Empezar por el principio…

Si queremos ciudadanos que paguen sus tasas y no sean pensadores críticos entonces el modelo actual es correcto, pero si aspiramos a líderes, a personas jóvenes que sean inteligentes, que sepan afrontar nuevos retos en el mundo real, necesitamos crear nuevas clases que permitan convertir a los estudiantes en gente creativa.

¿Cuáles son los principales retos que debemos afrontar en el corto plazo?

Creo que el principal problema es que los profesores no tienen la oportunidad de ser profesores porque dependen de los test y los resultados que obtienen sus alumnos. En el corto plazo tenemos el reto de encontrar nuevas formas de evaluar las clases, que no sean mediante pruebas estandarizadas.

 

Alfredo Hernando: “Una buena escuela es la que forma a personas auténticas”

28 marzo 2017

Alfredo Hernando Educador, psicólogo y comunicador

-0-0-0-0-0-0-0-0-

La vuelta al mundo de escuela en escuela, ¿la versión educativa de Willy Fogg?

La verdad es que yo no me considero un gran viajero. Mi motivación principal es conocer las escuelas innovadoras para rediseñar el concepto de escuela.

¿Qué es una escuela innovadora?

Es aquélla que se adapta a lo que está ocurriendo en el mundo desde una perspectiva amplia: aplica lo que sabemos sobre las teorías del aprendizaje y la pedagogía, está conectada con la sociedad actual y se adapta a la revolución que estamos viviendo en el ámbito de la generación y difusión de la información.

¿Y qué importancia tienen las TIC y plataformas como Tiching?

Muchísima: Internet y las nuevas tecnologías son uno de los cambios más grandes que han afectado a la escuela. Antes, la escuela era la única guardiana del conocimiento pero ahora le ha salido competencia. ¿Para qué necesito un profesor si tengo a Google?

¿Lo necesito?

Si vamos en la línea de planteamientos como el de Tiching, que redefine las funciones del profesor adaptándolas a la sociedad actual, sí. El profesor ya no puede ser un transmisor de la información porque ahora la información está viva y todos podemos acceder a ella y modificarla. El profesor tiene que preparar pautas de aprendizaje, aportar fuentes y dejar que sea el alumno quien maneje y cree la información.

¿Cómo se lleva a la práctica?

En una reunión de profesores de una de las escuelas que he visitado, por ponerte un ejemplo. Los profesores de lengua quieren cambiar el proyecto de inglés. Se han dado cuenta de que los alumnos se han cansado de los dilemas que les proponían y tienen que buscar otros nuevos. En un par de horas, tienen toda la pizarra llena de post-its con nuevas estrategias y entre todos eligen las que creen que funcionarán mejor.

No todos los profesores se implican tanto…

Lo que está claro es que muchas de las transformaciones que queremos para la escuela tienen que ir de la mano de los profesores. Ninguna escuela es mejor que el equipo de profesores que tiene. Al fin y al cabo, la realidad cambia y los que se tienen que adaptar son los profesores.

¿Lo hacen?

En la mayoría de escuelas que he visitado, sí. Siempre me han hablado con mucha sinceridad de lo que habían hecho mal en el pasado. La primera vez me sorprendió pero luego me di cuenta de que era lo común. Te explican por qué ya no hacen algo que antes hacían. Esto implica que asumen que lo que están haciendo ahora también tendrán que repensarlo mañana, y esto es adaptarse.

¿En todas las escuelas se prioriza esta actitud?

De las que he visitado, lo he visto en todas excepto en una, que ya vi que era diferente desde el primer contacto. La coordinadora me dijo que podía visitar la escuela pero que no me atendería ningún profesor. Esto ya es raro porque en todos los centros he tenido muy buena respuesta por parte del profesorado. Luego me dijo que tampoco sabía muy bien qué enseñarme.

¿Y una vez allí?

Me di cuenta de que me había equivocado de escuela. No era la escuela innovadora que yo pensaba. Era otra con el mismo nombre. Y entonces me di cuenta de una cosa muy interesante: ni la coordinadora ni nadie del profesorado tenían ninguna inquietud en mostrar nada de lo que estaban haciendo. Nadie estaba orgulloso de su labor, y esto que paseando vi cosas muy interesantes.

¿Qué le aconsejaría a esta coordinadora si quisiera hacer su escuela más innovadora?
Le diría que tiene que cambiar ella. El modelo de escuela que supuestamente quiere construir está determinado por lo que ya hay. Le diría que se pregunte qué puede hacer y lo haga. Si va bien, que se lo cuente a sus compañeros, porque tiene que haber un contagio de lo positivo.

Para acabar: una buena escuela es la que forma a personas…

Auténticas. Personas que descubran quiénes son, qué quieren y cuál es su proyecto vital.

Entonces, ¿a qué escuela debería llevar a mi hijo?

Lo más importante es que tú estés con él. Invierte tiempo en él porque es más importante que descubras a qué colegio quiere ir él que no que tú decidas a qué escuela lo quieres llevar.