Posts Tagged ‘agencias financieras – política educativa – agendas – inequidad – objetivos del milenio – educación para todos -analfabetismo’

Y ahora ¿qué sigue señor Ministro? Una agenda pendiente que no se agota en el concurso para docentes contratados ni con las promesas que el viento se las lleva

1 marzo 2009


st1\:*{behavior:url(#ieooui) }
<!– /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal {mso-style-parent:””; margin:0cm; margin-bottom:.0001pt; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} a:link, span.MsoHyperlink {color:blue; text-decoration:underline; text-underline:single;} a:visited, span.MsoHyperlinkFollowed {color:purple; text-decoration:underline; text-underline:single;} p {mso-margin-top-alt:auto; margin-right:0cm; mso-margin-bottom-alt:auto; margin-left:0cm; mso-pagination:widow-orphan; font-size:12.0pt; font-family:”Times New Roman”; mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;} @page Section1 {size:612.0pt 792.0pt; margin:70.85pt 3.0cm 70.85pt 3.0cm; mso-header-margin:36.0pt; mso-footer-margin:36.0pt; mso-paper-source:0;} div.Section1 {page:Section1;} –>
/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;
mso-ansi-language:#0400;
mso-fareast-language:#0400;
mso-bidi-language:#0400;}

No es el afán de “buscarle tres pies al gato”, ni ser “la piedra en el zapato”, o la “pulga en la oreja” sobre la educación en el país. Se trata de buscar coherencia en lo que se dice y se hace. Se trata de ser transparente como lo dice el Portal del Ministerio. Se trata de ser auténtico cuando se dirige la educación nacional. Y es eso que nos mueve ser críticos cuando se dice en medios orales y televisivos un discurso y se deja de lado preguntas incómodas. No es pues la transparencia la que se encuentra reinando en el sector. Todo lo contrario. La verdad incomoda.

La manera cómo se ha ido “soltando” información sobre el resultado de la prueba tomada a los docentes que postulan a un contrato es hasta cierto punto insidiosa. Divulgar resultados de Lima sin advertir que no se tratan de resultados nacionales y decir que el avance notado es el resultado de la capacitación efectuada por el ministerio como una de las razones del éxito así como y la existencia de un número mayor de programas de maestrías y diplomados.(Perú 21: Lima, 17 de febrero de 2009), es olvidar las amenazas que se profirieron el año pasado cuando se dijo que ningún docente que no haya rendido la prueba para la línea de base, podía acceder a estos servicios del Ministerio. ¿En qué quedamos?

Y prosiguen las alabanzas a los docentes de parte del Vice Ministro de Gestión Institucional y habla del “cambio de actitud que se ha producido en los profesores, que se preocupan por formarse mejor y que “les han perdido el miedo a las evaluaciones”. “Hemos erradicado un tabú: se decía que con las evaluaciones íbamos a hacer escarnio de los docentes, que íbamos a botar maestros a la calle y que no habría posibilidades de contratación. Todo eso ha quedado desterrado”

Pero seguimos esperando los resultados de las pruebas de entrada que se tomaron hace mucho tiempo ¿no las han consolidado?; los resultados de las pruebas del año pasado para saber la calidad de las felicitaciones. ¿Las tomaron en cuenta en esta oportunidad? ¿Quién las tiene? Esperaremos en vano pues las autoridades que se deben al pueblo y no al partido, deben respetar a los usuarios del servicio educativo. Entender que se vive en democracia significa saber escuchar, estar pendiente, ser eficiente en el servicio, y saber responder, esclarecer. De lo contrario se estará reviviendo viejas formas de gobernar en donde el verticalismo era el eje y el acatar las órdenes una manera de vivir en paz, pero menoscabando la autoestima, el respeto por la persona.

Las noticias sobre la educación en estos días siguen siendo las mismas: denuncias sobre el retraso de la llegada del presupuesto para las refacciones de los colegios, denuncias por cobros en el momento de la matrícula, denuncias a directores de escuelas por no ceñirse a la norma, satisfacción por el éxito de la prueba que dieron los docentes que postulan a un contrato por un año, satisfacción por avances logrados en alfabetización, entrevistas en medios sobre el Diseño Curricular Nacional y otros logros menores.

Todas estas referencias si las ponemos en la balanza ¿qué significan como política educativa? Lamentablemente la evidencia de una crisis que agravará más nuestra educación nacional. Una crisis que muchos anunciamos, pero pareciera que no se quiere ver ni aquilatar. Se habla con displicencia de quienes advierten y quieren colaborar. No hay que olvidar lo que dijo San Agustín “La soberbia no es grandeza sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande pero no está sano.”

Dejando de lado lo material que es mal gestionado por el Ministerio en cuanto a transferencias al punto que se han girado montos a nombre de directores que ya no lo son en la institución educativa que dirigieron el año pasado (CNR.19 de febrero 2009), nos preocupa sobremanera la declaración realizada por el vicepresidente del Consejo Nacional de Educación sobre la laureada prueba a la que fueron sometidos los docentes postulantes a contratos: “Por un lado es alentador el resultado, pero las pruebas anteriores tuvieron un mayor grado de dificultad. Además, hay que tomar en cuenta que la evaluación solo está midiendo lo que los evaluadores preguntan a los postulantes, pero no necesariamente están midiendo cuan bueno es un profesor en el aula”, (Perú 21.18 de febrero de 2009). Sugirió además, que lo más recomendable es trasladar el proceso de evaluación de los maestros a las instituciones educativas e incluir en él la realización de entrevistas personales.”

¿Cómo conjugar las declaraciones del vice ministro con aquellas bravatas de negarles a postular a los docentes que no rindieran la prueba para establecer la línea base? ¿En qué quedamos? ¿Se capacitaron o no? ¿En qué quedó aquello del tercio superior? ¿Por qué las bravuconerías del Ministro para con aquellos funcionarios regionales que no cumplieron porque no llegaron los recursos? Esa brumosidad que existe en torno al sector educación es nociva para todo lo que se predica. Sindéresis se le reclama a la más alta autoridad.

¿En qué quedaron las jornadas pedagógicas? Si uno recorre los diarios del interior del país, poca cuenta se da sobre dichas jornadas. ¿Ya se distribuyó el Diseño Curricular Nacional? ¿Por qué no son entrevistados sobre el Diseño Curricular Nacional los Directores Nacionales y sus técnicos? ¿Es justo decir que se mejorará el currículo con la capacitación a los docentes en Economía? Se habla de una capacitación de cuatro días en Geografía, Historia y Economía. La crónica periodística dice “El funcionario resaltó la importancia de este certamen, pues permitirá a los docentes obtener información sobre todo en lo concerniente al ámbito económico.
En el referido curso se les dará información sobre crecimiento económico, funcionamiento de las instituciones de control y regulación financiera, la internacionalización de la producción y de las finanzas y el fortalecimiento de la economía.” (EL PERUANO. 19 de febrero de 2009). Y anuncia que para ello, se contará con expositores de instituciones del sector económico y financiero. Entre estos se encuentran el presidente del Banco Central de Reserva, el titular de la Asociación de Bancos (Asbanc), el superintendente de Banca, Seguros y AFP, y el director del Instituto de Formación Bancaria ¿Y quiénes los capacitarán en Historia y en Geografía? De eso no da cuenta la nota. Consideramos que la Economía no es para el conocimiento de los mercados, ni el uso de la bolsa, ni las tarjetas de crédito, sino es el estudio de modelos y sus formas de operar en un marco político mayor. Conocer las bases de la Economía no hace más competitivos a los alumnos. Cuidado con los términos que se utilizan. Al ser interrogado el vice ministro en una radio el locutor le preguntó si la tendencia a desarrollar sería izquierdista o neoliberal. (Radio Programas del Perú. 21 de febrero de 2001). La respuesta fue muy genérica. Cuando se olvida de lo central de la educación y se le quiere disfrazar de educación ciudadana, se corre el riesgo de ser mal interpretado.

Reseñamos esta noticia para evidenciar una vez más cómo la educación nacional se piensa sólo para Lima ¿y el resto del país? ¿Los funcionarios de las instituciones nombradas se desplazarán a nivel nacional? ¿A quién se quiere distraer con estas declaraciones?

Esta es una muestra cómo se viene tratando la política educativa desde la capital. ¿Alguien piensa en la educación a nivel nacional y su diversidad? No se puede seguir engañando a la sociedad y menos hacer creer que se está brindando una educación de calidad, cuando los anuncios están dirigidos a los docentes de Lima capital y a los de las regiones se les deja a iniciativa de las Direcciones Regionales, sabiendo la escasez de recursos humanos y materiales.

Sin duda hacen falta líderes con ambiciones profesionales y no personales para dirigir la educación. Sin duda hace falta más humildad para asumir las fallas y más atención por el otro. Sin duda hace falta que entender que ser Ministro y funcionario público es ser servidor, como enfatiza el Primer Ministro. ¿Por qué el sector educación no es amigable antes que represor? Queda como ejemplo lo hecho con el local del Ministerio de Educación, como si se tratase de un almacén o de un mercado. El Ministro y los funcionarios no responden y si lo hacen sus argumentos no tienen consistencia ni convencen. Si así se procede sobre el recinto y los funcionarios que son responsables de la educación nacional, no se requiere ser un agudo analista para sacar conclusiones sobre el lugar que ocupa la educación nacional en sus preferencias.

De otro lado hace falta que en el mensaje educativo del Ministro y funcionarios se tenga en cuenta de manera permanente la interculturalidad: somos un país diverso y plurilingüe. Reconozcámoslo en acciones y no sólo en declaraciones que se las lleva el viento. El 21 de febrero fue el Día Internacional de la Lengua Materna ¿alguien tenía registrada esta fecha en el Ministerio? Al menos el Portal Oficial no se dio por enterado. El Director de la UNESCO en ese día invita a reflexión “… con motivo de la décima edición del Día Internacional de la Lengua Materna, hago un llamamiento para que las numerosas declaraciones e iniciativas anunciadas durante el año 2008 se traduzcan en medidas concretas y duraderas. En particular, hago votos por que los gobiernos apliquen, tanto en sus respectivos sistemas educativos formales y no formales como en el marco de la administración pública, medidas destinadas a propiciar la coexistencia armoniosa y fructífera de las lenguas de cada país. De ese modo podremos preservar y promover contextos plurilingües respetuosos de todas las expresiones de la diversidad cultural.” ((Mensaje del Sr. Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO)

Transcribo este párrafo pues nos atañe sobremanera. Sin embargo no he visto desde quien dirige la educación nacional ni una palabra sobre el tema tan nuestro por cultura, por historia. Por el contrario sólo autobombos por el éxito de la capacitación y evaluación realizadas a la medida oficial, pese a las observaciones y advertencias realizadas con la debida anticipación.

Lo descrito y expresado sobre una educación nacional sin norte se corrobora cuando en el ministro Chang anuncia que se estudia con el Congreso la convocatoria a un nuevo examen docente, que esta vez permitirá el traslado de la antigua Ley del Profesorado a la nueva Ley de Carrera Pública Magisterial. Señaló, además, que esta evaluación se realizaría a mediados de marzo o abril. ¿Recién se acuerda de hablar de este encargo que tenía pendiente desde el año pasado?

Pero es el Presidente, en el Cusco y no el Ministro de Educación el que expresa que el maestro que pase los exámenes será promovido de la categoría 4 a la categoría 3, lo que le significaría un aumento de sueldo. Del mismo modo, un maestro que pase de la categoría 3 a la 2 tendría un sueldo mucho mejor y así hasta la posibilidad de pasar a la categoría 1, por sus méritos. La categoría 1 es la que percibirá los mejores sueldos de docentes del país, “porque el sueldo será de acuerdo con la capacitación y el esfuerzo”.
Actualmente, con la Ley del Profesorado aún vigente, esta categorización tiene como base la cantidad de años de servicio de los maestros. En cambio, con la Ley de Carrera Pública Magisterial se tendrá en cuenta más bien el mérito, la idoneidad profesional, la experiencia y la formación, puntualizó el viceministro de Gestión Pedagógica. (La República. 20 de febrero de 2009)

¿Por qué recién iniciado el año escolar empiezan estos anuncios y en donde la primicia parece que se la peleasen el Presidente, el Ministro y el Vice Ministro de Gestión Pedagógica? ¿A quién se le cree? ¿Qué es lo que significa este anuncio? ¿Una provocación al sindicato?

Sigue esperando respuesta el pronunciamiento del Consejo Nacional de Educación y el Proyecto Educativo Nacional. Con la observancia de ellos habría objetivos claros y no una suerte de carnaval de ilusiones. Cuidado que Groucho Marx ya sentenció hace tiempo: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.” Cualquier parecido con la realidad y coyuntura educativa es mera coincidencia.

¿Qué lugar estratégico ocupa la educación?

13 febrero 2009

“Los dirigentes de los países occidentales sólo han necesitado unas pocas semanas para reunir centenares de miles de millones de dólares, destinarlos a socorrer a los sistemas bancarios desfallecientes y reimpulsar la maquinaria de la economía mundial. Esta respuesta rápida y vigorosa se imponía, habida cuenta de los riesgos que podía entrañar una catástrofe financiera.”(Correo UNESCO. 2008 Número Especial)

Nos imaginamos que la preocupación de los gobernantes está dirigida, no al calentamiento global, no a la pérdida de recursos naturales, no al avance del sida, menos a acortar las brechas entre los países pobres y ricos, menos por supuesto a disminuir la pobreza, a pesar de las grandes declaraciones y por supuesto la educación sigue de furgón de cola.

Todos en torno al dios mercado financiero recorren grandes distancias, se preocupan y no cesan en mostrar sus mejores esfuerzos para que las economías no se desajusten. Pareciera que los grandes compromisos han sido detenidos pues el dios está herido y hay que socorrerlo.

La historia de la educación en nuestros países y por qué no decirlo en el mundo está jalonada de buenos propósitos, pero asfixiada por seguir las “recetas” de quienes hoy se lavan las manos ante los desajustes económicos: el FMI, el Banco Mundial y el Banco Interamericano, profetas y apóstoles de la “calidad de la educación”, generosos dando agendas, recetas y como en la mejor época colonial enviando a sus visitadores para que el gasto sea de acuerdo a lo que ellos sugirieron, hoy se lavan las manos y hacen nuevos pronósticos. Hicieron caso omiso de las recomendaciones de UNESCO o mejor dicho las tradujeron en términos económicos y las acompañaron siempre y cuando se ajustaran a las demandas del mercado.

Y todos a coro han obviado las palabras del Comunicado de prensa N°2008-119 (de UNESCO (Fuente:UNESCOPRENSA 25.11.08) que daba cuenta del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2009 –titulado “Superar la desigualdad: por qué es importante la gobernanza”. En él se advierte que una serie de disparidades “inaceptables” a nivel nacional e internacional están socavando los esfuerzos para conseguir los objetivos internacionales en materia de desarrollo. Cuando los sistemas financieros están en crisis, sus repercusiones son sumamente notorias y los gobiernos actúan”, declaró el Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura. En cambio, cuando los sistemas de educación están en crisis, sus repercusiones son menos visibles, pero no por ello menos reales. La desigualdad de oportunidades en la educación es un factor de acrecentamiento de la pobreza, el hambre y la mortalidad infantil, y mengua las perspectivas de crecimiento económico. Por eso, los gobiernos deben actuar con un mayor sentido de la urgencia”.

El informe de la UNESCO patentiza “el profundo abismo” que separa a los países pobres de los ricos en lo que respecta a la igualdad de oportunidades en la educación y señala, que en los países en desarrollo, uno de cada tres niños –esto es, 193 millones en total– ingresan en la escuela primaria con problemas de desarrollo cerebral debidos a la malnutrición y perspectivas menguadas de adquirir una buena educación. En algunas partes del Asia Meridional, el porcentaje de niños en esa situación sobrepasa el 40%. El elevado crecimiento económico de algunos países ha servido de muy poco para reducir la malnutrición infantil, lo cual pone en tela de juicio el acierto de las políticas actualmente aplicadas por los poderes públicos. De otro lado, setenta y cinco millones de niños en edad de cursar la enseñanza primaria están sin escolarizar en el mundo entero.

Estas disparidades dentro de los países reflejan las desigualdades que se dan entre ellos a nivel mundial. En algunas naciones como Etiopía, Malí y Níger, las probabilidades de que los niños del quintil de familias más pobres estén escolarizados en la enseñanza primaria son tres veces menores que las de los niños pertenecientes al quintil de familias más acomodadas. En Filipinas y Perú, los niños del quintil de familias pobres cursan cinco años menos de estudios que los hijos de las familias más acomodadas.

Pero no es sólo el grado de pobreza el único factor de desventaja en educación. El informe manifiesta que a las niñas también se les olvida. Igualmente siguen teniendo un profundo arraigo otros factores de desventaja debidos al idioma, la raza, el grupo étnico y el lugar de domicilio (zona urbana / zona rural).

Evaluando de forma minuciosa lo realizado en los países más pobres del mundo el Informe pone en guardia contra el peligro que se corre de no alcanzar muchos objetivos –en algunos casos con márgenes de diferencia muy importantes– a no ser que se tomen medidas drásticas. A pesar de los progresos, el mundo en general no va por buen camino para alcanzar en 2015 el objetivo internacional en materia de desarrollo consistente en universalizar la enseñanza primaria.

De otro lado el informe advierte que las estadísticas relativas a los niños sin escolarizar sólo son un indicador parcial de la magnitud del problema, pues hay millones de niños que ingresan a la escuela y desertan prematuramente sin concluir sus estudios primarios. Igualmente las evaluaciones del rendimiento escolar de los alumnos dan pruebas sólidas del fracaso de los sistemas escolares a la hora de impartir una educación de buena calidad. Muchos niños acaban la primaria sin haber adquirido las competencias más elementales en lectura, escritura y cálculo. La solución de estas carencias demanda realizar reformas profundas e incrementar las inversiones en educación.

El tema del analfabetismo también es analizado por el informe de la UNESCO y expresa que es un ámbito en que las políticas de educación están muy rezagadas.

El mensaje más importante es que los gobiernos deben otorgar más prioridad a la equidad y la justicia social. Apoyándose en la experiencia internacional, el informe hace un inventario de las políticas encaminadas a remediar la extrema desigualdad mencionando la supresión del pago de derechos de escolaridad en la enseñanza básica; el incremento de las inversiones públicas en el sector de la educación; la creación de incentivos para escolarizar a las muchachas, así como a los niños y niñas de grupos marginados; y el reforzamiento del compromiso contraído con la mejora de la calidad de la educación. Advierte sin embargo que las políticas de descentralización han amplificado con frecuencia las desigualdades, al ahondar las diferencias que se dan en materia de financiación entre las regiones más ricas y las más pobres. Se da cuenta además que existe un ejemplo alentador en América Latina ya que en varios países se han creado programas de transferencias de dinero en efectivo a las familias más pobres, a cambio de que los niños asistan a la escuela, y sea examinados regularmente por médicos y sanitarios.

Las reformas que se vienen dando son examinadas críticamente y se advierte y ponen en tela de juicio las políticas a incrementar el rol del sector privado en educación como una medida para compensar los fallos del Estado. Esto no debe permitirse pues “Si el sistema público de educación no funciona bien, los gobiernos deben restablecer su buen funcionamiento” (Kevin Watkins, director del equipo del informe))

Finalmente se expresa que las tendencias actuales de la ayuda están tomando un derrotero inquietante, pues si bien el 2005 los donantes se comprometieron a incrementar la ayuda en 50.000 millones de dólares desde ese año hasta 2010, la realidad nos dice que faltan todavía 30.000 millones de esa suma prometida, de los cuales casi la mitad corresponden al África Subsahariana. De otro lado y preocupa que los compromisos a favor de la educación básica estén estancados desde 2004, por lo que se dude del cumplimiento de los compromisos de financiación a plazo medio. Otro tema y preocupación es la Iniciativa de Financiación Acelerada –un marco multilateral de ayuda destinado a apoyar la Educación Para Todos– pues no está respondiendo a las expectativas suscitadas. Se calcula que el insuficiente apoyo prestado a esta iniciativa por los donantes se puede traducir, de aquí a 2010, en un déficit de financiación de 2.200 millones de dólares para los países que cuenten con planes aprobados. Pero el informe alcanza otro dato Mientras que algunos donantes como los Países Bajos y el Reino Unido asignan más del 60% de su ayuda a la educación a la enseñanza básica en los países de ingresos bajos, otros adoptan criterios de prioridad diferentes. Francia, por ejemplo, destina a la enseñanza básica de los sectores de ingresos bajos solamente un 12% de su ayuda total a la educación, y Alemania apenas un 7%.

Sin duda un informe al que los medios no le dieron mayor importancia porque era consigna que lo central en la información era la crisis financiera y en el centro de ella la asunción de Obama como presidente de Estados Unidos. Y esta desinformación ha servido para que muchos guarden silencio ante los anuncios de UNESCO. Sin duda un informe muy político, crítico, que hace ver cómo la brecha entre el Norte y el Sur, el primer y tercer mundo sigue siendo grande. En el Perú al menos esto ha sucedido y evidencia una vez más que los acuerdos internacionales como en la época de la colonia “se acatan pero no se cumplen”.

¿Quién será el culpable de tanta indiferencia e incumplimiento? Tenemos muchas iniciativas, planteamientos, propuestas que se vienen desarrollando desde la sociedad y sus instituciones, pero que no son avaladas por una política de estado, pues arrastramos una herencia caudillista, en donde no tiene lugar el otro con todas sus dimensiones y competencias. Además, tenemos el reto de la interculturalidad que nos urge cotidianamente a pensar, sentir, tomar decisiones más allá de las consignas y vanaglorias del partido gobernante. Pensar desde nuestra identidad presupone conocer nuestra diversidad, su concepción del mundo, su lenguaje, sus procesos mentales. Esta riqueza aún nos falta explotar, pero para ello debemos decidir desde el estado el lugar estratégico que debe tener la educación en el país.

No debe ser política educativa sólo el estar atento a las licitaciones, a la modernización de la infraestructura, a la dotación de materiales, el tomar exámenes a los docentes, a tareas administrativas, sino todo lo contrario, pensar en el deber ser de lo educativo no para el discurso sino para impregnar de ello a todo el hecho de educar.

Si no lo hacemos, el contenido de los informes formará parte de una agenda de viajes de los ocasionales representantes de los gobiernos en donde se asiste para cumplir y no para presentar resultados y dificultades. Declaraciones, gestos y acciones demuestran en qué lugar ponemos a la educación en el país y cómo las palabras se las lleva el viento y cómo los resultados indican que no existe el celo ni la pasión por querer hacer mejor las cosas. Podemos suscribir todos los tratados, acuerdos, cumbres y demás, pero sino encarnamos en nuestra política educativa aquello que es pertinente para nuestra realidad, seguiremos siendo furgón de cola.