Posts Tagged ‘alumna’

Aprendiendo de los alumnos

31 enero 2013

NOTA: Un texto escrito por Atilio José Arcidiácono nos lleva a reflexionar sobre lo que debe ser la convivencia en la institución educativa. Proceso que se construye cotidianamente y que va sembrando, motivando, fortaleciendo la formación de los niños y jóvenes en lo que será nuestra vida ciudadana, el vivir en democracia, el respeto institucional y el reconocimiento del otro. Espero que el artículo les sirva. Fue tomado de Contexto Educativo. Revista digital y de nuevas tecnologías Vol. IV Nº 22.
———————————-

Días atrás visitaba una institución Educativa cuando, en el momento del recreo, vi dos niños caminando juntos hacia un cajón de arena, tomados de las manos y riendo felices. La imagen me hizo reflexionar…
Pensé, ¿cuántas veces (con los contenidos curriculares y/o con el concepto de convivencia que manejamos Institucionalmente), logramos reflejar una imagen similar a la que estaba mirando? Es decir, ¿cuántas veces nuestros objetivos como docentes coinciden con las expectativas de alumnos y alumnas, permitiéndonos así avanzar a un objetivo común, no del docente no del alumno exclusivamente, sino como meta de ambos?
¿Cuántas veces lo hacemos “tomados de la mano”? Esta acción que parece -a simple vista- que ambas partes aportan lo mismo, resulta más significativa si la analizamos en profundidad. No es que ambas partes entregan lo mismo, a pesar de que cada uno comparte una mano con el otro. En realidad, se comparten manos opuestas (uno su izquierda, el otro su derecha) con lo que, por la posición del pulgar, permiten tomarse armoniosamente, caminando de frente a un objetivo común.
Por último pensé ¿cuántas veces, aún habiendo logrado lo anterior, lo hacemos con ALEGRÍA, compartida por docentes y alumno/alumnas? La alegría nos aporta esa magia particular para poder avanzar sobre las dificultades reduciéndolas a su mínima expresión.
A pesar de la cotidianeidad socioeconómica en la que vivimos, no podemos permitir que nadie ni nada empañe nuestra felicidad de ser docentes, porque también debemos enseñar a nuestros alumnos y alumnas que hay un futuro a construir, aún a pesar del presente que cada uno tenemos que vivir y su construcción depende de nosotros.
Entonces, si coinciden nuestros objetivos (por ser comunes), si logramos articular la función de enseñar y la de aprender respetando las diferencias del otro (siendo el otro tanto el alumno/alumna como el docente) y si todo esto podemos hacerlo con Alegría, podremos instrumentar un SISTEMA DE CONVIVENCIA ESCOLAR capaz de construir canales de comunicación entre alumnos, docentes, directivos, padres y el sistema educativo, de manera que el diálogo facilite los reajustes necesarios a la Institución, para que -logrando los objetivos de la formación del alumno en todos su aspectos y respetando sus características y códigos sociales- la Escuela pueda tener la flexibilidad necesaria para adaptarse a lo esencial y descartar lo innecesario, adecuando su función formadora a la necesidad de los alumnos/alumnas para su inserción social.
Dentro de esta concepción de Gestión Directiva y Docente, la comunicación tendrá como uno de los objetivos fundamentales conocer las causas que generan interrupciones en la convivencia. Esas causas, que a veces resultan desconocidas por el adulto, son vividas por el niño y/o adolescente como lesiones a su libertad.
Es partiendo de estas percepciones (que pueden estar equivocadas o no) que se generan conflictos. Si bien es bueno que estos existan (y que existirán aunque no lo deseemos), no es menos cierto que todo lo que pueda prevenirse por uso de los canales de comunicación y espacios construidos para tal fin , contribuirán a que alumnos y padres opinen que la ESCUELA es CONFIABLE, lo cual contribuirá a que las cosas se hablen, en vez de actuarse, con lo que se disminuirán los niveles de violencia en la Institución.