Posts Tagged ‘beca 18’

La educación superior en el Perú. Un tema pendiente

23 septiembre 2013

1. Embarcarse sin bitácora y carta de navegación. La educación superior peruana tan nombrada y tan olvidada en los hechos cuenta con un marco político que es obsoleto, que no responde a las exigencias de las nuevas generaciones de alumnos que egresan de la educación secundaria. Los políticos se han pasado años, décadas, entre el querer y el poder, sin resultados.

Con mucha expectativa y auspicio este gobierno anunció la creación del viceministerio de Educación Superior, al inicio de esta gestión. ¿Por qué no se sigue hablando del tema? ¿Qué pasó? Silencio y confusión.

Cuando una embarcación se hace a la mar debe tener como mínimo un capitán con bitácora y carta de navegación. A pesar de los pequeños progresos en el sector educativo, queda mucho por hacer para afrontar otros desafíos como fomentar la equidad, mejorar la calidad y la pertinencia, así como lograr que la gestión sea más adecuada. ¿Por qué ese olvido del marco de una política de educación superior? ¿Qué tensiones existen? ¿Qué presiones se vienen dando?

La carga dispuesta en la eslora de la embarcación -el sistema educativo- no está bien distribuida. Existe mucha carga en popa y poca en proa. Hasta ahora lo que tenemos es una suerte de feria de “becas 18” para que los estudiantes de bajos recursos económicos y con alto rendimiento académico accedan y con ello contribuir a la equidad en la educación superior. Se les garantiza el acceso, permanencia y culminación de una profesión. ¿Eso es todo lo que el gobierno oferta como política de educación superior?

En nombre de la educación superior se permite que la Comisión de Educación del Congreso tenga la iniciativa en la formulación de una nueva ley universitaria. ¿Y qué sucede con los institutos superiores pedagógicos donde se forman los futuros docentes? La sociedad quisiera saberlo, pero el silencio es preocupante.

2. Estar al pairo. En navegación significa estar un barco quieto y con las velas extendidas. Así parece que estamos en lo que concierne a educación superior. Quietos, con muchos anuncios, promesas, pero sin decisiones políticas que es como estar sin fuerzas para navegar.

Una percepción del país nos dice que tenemos un importante potencial y que la prosperidad puede ser la ruta hacia el futuro. Una democracia en construcción e instituciones que tratan de ser eficaces indican que el camino es propicio, que podemos salvar los viejos y aparentemente insalvables obstáculos y tensiones que vienen frenando el progreso.

Contamos con un marco legal que nos indica cuál es el espíritu y contenido de la política de educación superior que el Estado Peruano fomenta. “Art. 49º La Educación Superior es la segunda etapa del Sistema Educativo que consolida la formación integral de las personas, produce conocimiento, desarrolla la investigación e innovación y forma profesionales en el más alto nivel de especialización y perfeccionamiento en todos los campos del saber, el arte, la cultura, la ciencia y la tecnología a fin de cubrir la demanda de la sociedad y contribuir al desarrollo y sostenibilidad del país.” (Ley General de Educación Nº 28044).

¿Cómo está interpretando el Ministerio de Educación este artículo para desarrollarlo y ponerlo como referente en el Sistema Educativo Nacional?

En el Reglamento de la Ley de General de Educación se expresa: “ La educación superior es la segunda etapa del Sistema Educativo Nacional, al que se accede al concluir la Educación Básica, y consolida la formación integral de las personas, produce conocimiento, desarrolla investigación e innovación y forma profesionales en el más alto nivel de especialización y perfeccionamiento en todos los campos del saber, el arte, la cultura, la ciencia y la tecnología, a fin de atender la demanda de la sociedad y contribuir a la sostenibilidad del país. Debe planificarse de acuerdo a la demanda de competitividad del país y con sentido prospectivo.” (DS. Nº 011-2012. Reglamento Ley General de Educación Nº 2804401 Cap. VII De la Educación Superior. Art. 116. Definición y finalidad).

Está expresada la ruta. ¿Por qué quedarse al pairo? No encontramos razón. Una oportunidad propicia viene siendo dilapidada y el tiempo no se rebobina.

Por ello el énfasis puesto por la comisión de Educación del Congreso para elaborar una nueva ley universitaria es un indicador de cierta inoperancia. Encontramos que se viene avanzado en dicha ley. Pero ¿sobre qué marco de educación superior se estructura la ley universitaria? Una muestra que el Estado nuevamente deja ganarse la iniciativa.

3. Preguntas y más preguntas urgentes. Dejar espacios en blanco, es peligroso políticamente. ¿No existe en el gobierno y el sector una voz que marque la diferencia, centrando los nuevos paradigmas que debe tener la educación superior? Algunas voces de la academia han emitido opinión, pero no sobre el fondo del contenido de una política a diseñar, aprobar y seguir. Es un esfuerzo que no sentimos sea recogido.

Consideramos que los responsables políticos y los profesionales interesados deben empezar a alcanzar ideas y que el Ministerio de Educación en su Dirección correspondiente, deben sistematizar los aportes y encontrar la forma de llegar a consenso, trabajar juntos y superar la inercia.

No podemos centrarnos exclusivamente en las necesidades de los estudiantes, de los graduados y la sociedad en que viven, sino en las perspectivas y demandas del país. Situar estos temas y otros con enfoque de educación superior es importante y urgente.

Se debe presentar una propuesta de ley de educación superior y motivar un debate nacional sobre el tema. En décadas pasadas estuvieron de moda los modelos educativos de los llamados “tigres asiáticos”, y hacia allá enrumbamos nuestro sistema. ¿Cuántos funcionarios fueron al Asia? ¿Cuál fue el aporte de ellos en concreto? También Nueva Zelandia fue promovida como modelo y hacia allá fueron técnicos. Últimamente Finlandia es la voz y existe una corriente que promociona el modelo. Han ido funcionarios, hablan maravillas del sistema educativo, de la formación docente, de los alumnos. ¿Este una propuesta rescatable para nuestro sistema educativo. ¿cómo pasar de la contemplación y admiración a la acción?

Hugo Díaz en su exposición REFORMAS NECESARIAS EN LA EDUCACIÓN PERUANA. Hacia una educación del primer mundo: Agenda Educativo 2011-2015. (Cámara de Comercio de Lima, marzo, 2011), refiriéndose a las Reformas de la Educación Superior recomienda que debe ser un sistema integrado; debe crearse observatorios del mercado laboral y de orientación de las ofertas de formación; crearse carreras acreditadas con reconocimiento internacional; y el fortalecimiento de relación centros de formación empresas.

El enfoque de la Educación Superior debe responder a los planteamientos académicos debatidos y consensuados.

La tarea es compleja sin duda, pero es necesario hacerla. ¿Cuesta mucho convocar una reunión de trabajo a los principales profesionales para que diseñen una propuesta de lo que debe ser el sistema de educación superior? Es necesario combinar una serie de elementos conexos que el sistema tiene y que deben actualizarse en las perspectivas de los avances de la ciencia y tecnología.

En lo que se refiere a la gestión de las instituciones que desarrollan la educación superior no puede seguirse manteniendo la absurda división entre la educación superior que se da en las universidades y las que se proporcionan en los institutos superiores. Si ambas instituciones se enmarcan en la educación superior resulta anacrónico mantener esta dualidad. Todos los egresados son profesionales y por lo tanto todos deben haber pasado por una formación académica y disciplinariamente competente y técnicamente competitiva.

Esto ocurre con la formación de docentes egresados de los institutos que para ser bachilleres y seguir posteriormente postgrados deben hacer una complementación en las universidades. Con ello se está reconociendo que la formación dada en los institutos es de poca calidad y que es necesario complementarla.

El tema demanda decisión política e invertir tanto en las instituciones como en los docentes. Si queremos que el país despegue, no es importando modelos extranjeros y experiencias de otras latitudes. Nuestro modelo no sólo debe concordar con la matriz de desarrollo del país, sino también con la idiosincrasia del peruano intercultural que somos. La beca 18 es un paliativo, pero no la solución. Tiene que ser una solución de Estado. (21.09.13)

La Beca 18: una oportunidad que debe cuidarse

27 enero 2013

1. ¿Qué es el Programa Nacional Beca 18? Es una creación del actual gobierno mediante el DS Nº 017-2011-ED (http://www.minedu.gob.pe/obec/beca18.php). Dicho Decreto Supremo en 10 artículos desarrolla lo que debe ser y comprender este Programa. Es importante conocer quiénes son los beneficiarios (Art. 2º); También sus alcances (Art. 3º). Además que la beca es individual e intransferible. (Art.4º).

El financiamiento de este programa está a cargo del Presupuesto del Ministerio de Educación en el Marco de las leyes anuales del presupuesto.

El Consejo Directivo de Beca 18 tiene dos representantes del Ministerio de Educación, un representante de la Presidencia del Consejo de Ministros, del Ministerio de Economía y Finanzas, de Trabajo y Promoción del Empleo y un representante del Consejo Nacional de la Competitividad. Además se cuenta con una Secretaría Técnica. Las funciones del Consejo Directivo están descritas en el art. 9º.

Es necesario tener en cuenta el compromiso que asumen los beneficiarios de la beca. Muchos aspirantes se hacen ilusiones que luego se desvanecen cuando se enteran que deben firmar y comprometerse a “… prestar sus servicios profesionales o técnicos en el país al finalizar sus estudios respectivos por un periodo mínimo de tres (3) años.” Este servicio deben prestarlo en las zonas de procedencia de cada beneficiario. Sin duda muchos han desistido porque no se les ha explicado el objetivo y la finalidad de este retorno y devolución de lo recibido por intermedio de la beca. La mentalidad en la que fueron formados no les permite aceptar la responsabilidad de compartir y devolver, no en especies, sino en conocimiento compartido y de esa manera aportar al desarrollo de sus lugares de origen.

Esperamos que esta iniciativa tenga la acogida pertinente de los jóvenes estudiantes, a pesar de que esa “devolución” profesional en servicio, no es muy convincente.

Muchos profesores ya jubilados, recuerdan bastante bien hoy cómo se llegaba a postular una beca nacional. Los postulantes del último año de secundaria concursaban por un cupo en su provincia; de ahí pasaban al departamento donde deberían dar otra prueba con aquellos que llegaban de otras provincias del departamento. Los finalistas pasaban a un evento concursal nacional. Cada etapa era cancelatoria. Quien no aprobaba era eliminado. La beca era para institutos de formación docente, institutos politécnicos. Sin duda cada uno con su propia política de internado que han dado profesionales competentes. Quienes han pasado por esta situación, cuentan de la seriedad de los estudios, de la formación y la calidad de los docentes.
2. Algunos interrogantes. Si bien esta ley sin duda cubre una demanda importante, consideramos que debería abrir su alcance a los docentes. De manera especial para aquellos que realizan estudios de postgrado por cuenta propia. Muchos no pueden diplomarse porque no han tenido la oportunidad de hacer su tesis. De otro lado, sabemos de las deficiencias para aprender una segunda lengua, requisito para graduarse no la pueden financiar. ¿Podría haber una beca para ello?

Podrá argumentarse que los requerimientos no están a nivel etáreo. Pero ¿los docentes no lo requieren? En general ¿podría abrirse la posibilidad de otorgar algunas becas para que los docentes con postgrado puedan realizar su tesis y la sustenten?

En Finlandia, cuyo modelo educativo es admirado por las autoridades, nos dice el profesor Pasi Sahlberg, los educadores han seguido la maestría, pues son profesionales de alto rendimiento. En Finlandia, además; su política educativa ha sido amistosa con los docentes. (http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=mJNWxH_GNkc).

Nuestra formación docente, sin duda, requiere una reforma a fondo tanto institucional como en la política de formación y eso toma tiempo. Debería empezarse por ir acortando las brechas que existen entre la formación recibida en institutos y facultades de educación y las exigencias que demanda la educación actual.

Finalmente, un Programa tan emblemático en el sector y que requiere de recursos, no puede publicar avisos a toda página en los diarios, que sabemos son costosos. ¿No podría diseñarse una campaña de información y motivación más dinámica y que llegue a cada región? ¿Cuál es el universo de lectores de los diarios a nivel nacional? ¿La misma publicidad de Lima, llega a las regiones? ¿Qué se busca con aquellos avisos? ¿Impactar a la sociedad urbana? ¿Y la rural? Un reto para los comunicadores encargados del Ministerio de Educación y de los Gobiernos Regionales. Deberían pensar quienes diseñan las campañas de difusión que somos un país intercultural bilingüe, que no se trata de poner fotografías de niños y niñas de las zonas rurales andinas, sino de estructurar un mensaje de comunicación intercultural. Se trata de atender a un conjunto de formas comunicativas que se pongan en contacto a personas diferentes, de contextos culturales distintos. No se trata de hablar el mismo idioma, pensemos que mediante la comunicación se ponen en juego relaciones de confianza, de formas de ejercer el poder, la autoridad.

Esperamos que Beca 18 tenga éxito y convoque a la mayor cantidad de jóvenes egresados de secundaria que tengan el perfil que se requiere. Sería importante informar la respuesta que se va obteniendo y las profesiones que se ofertan. Igualmente es necesario que se desarrolle como estipula el DS un programa de seguimiento de los becarios.

Todo esfuerzo es bueno cuidarlo y que no se tiña de una política de clientelismo. Pensar en el otro es la consigna para alcanzar una mejor educación y profesionales competitivos. (26.01.13)