Posts Tagged ‘habilidad’

APRENDER SOBRE LAS DIDÁCTICAS PARTICULARES

8 mayo 2013

Martha Vargas de Avella / Coordinadora Regional / Proyecto Materiales Educativos CAB/GTZ
En: MATERIALES EDUCATIVOS CONCEPTOS EN CONSTRUCCIÓN / LOS MATERIALES EDUCATIVOS, HERRAMIENTAS DEL CONOCIMIENTO

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0

Los educadores deben aprender sobre la historia de las ciencias y su evolución, para de esta manera mantenerse al tanto de los cambios y las permanencias en los enfoques de la enseñanza. La evolución histórica de los campos del saber constituye una inagotable fuente conceptual u teórica para apoyar las innovaciones en las formas de enseñar, para abrir camino a la investigación sobre nuevas corrientes de pensamiento que analizan e interpretan los cambios derivados del progreso científico y sus aplicaciones tecnológicas.
NO es suficiente que los maestros y maestras lleguen en sus procesos de aprendizaje al dominio de los conocimientos. Deben ante todo desarrollar la habilidad de utilizar sus conocimientos de manera responsable y creativa, para que a la vez pueden lograr este mismo efecto en sus alumnos y alumnas.
En cuanto al dominio de los campos del saber que se deben enseñar, es necesario que el aprender de los maestros se focalice en los conceptos estructuradores de la disciplina, en sus ideas , conceptos y temas centrales. Cada estructura disciplinar tiene un cuerpo específico de conocimientos, unos métodos que permiten el acceso a tales conocimientos y unos procedimientos particulares que facilitan la utilización de dichos conocimientos de manera práctica.
El conocimiento de las estructuras conceptuales de las disciplinas, conduce a que los maestros y maestras clarifiquen cuáles son los “contenidos” (temas, ideas, conceptos) que quieren que sus alumnos aprendan y por qué esos y no otros. Qué es lo que realmente interesa al maestro/maestra y cuáles los medios, procedimientos y objetos que facilitan el acercamiento de los estudiantes a esos núcleos estructurales básicos de las disciplinas.
Esta clarificación conduce a superar la dicotomía entre lo pedagógico y lo disciplinar. En los procesos formativos ha hecho carrera la falsa premisa de que existe una disociación entre los saberes pedagógicos y los saberes disciplinares y que entonces o se domina el saber disciplinar o se domina el saber pedagógico. La consecuencia negativa para los profesores así formados, es que no dominan ni la disciplina ni la pedagogía.
Cuando el profesor enseña desde una concepción de totalidad en la cual pedagogía y disciplina (matemáticas, ciencias, lenguaje, estética…) se orientan hacia la misión de construir y reconstruir el conocimiento, permitiéndole a los alumnos Reconocerse como sujetos en construcción, capaces de aproximarse a los datos de la ciencia y de reflexionar sobre los mismos para aprender algo nuevo, se supera esta dicotomía.
¿Cómo aprenden los estudiantes conceptos complejos como los de célula, vida, ambiente, número, plano, densidad, fonema, perímetro, sílaba y todos los que diariamente, por influencia de su medio o de la escuela enfrenta el alumno? Las aproximaciones que el educador va logrando en el discernimiento de esta pregunta orientan su práctica educativa tornándola en pedagógica y todas las acciones que realza para sus estudiantes aprendan se encaminan a facilitar la aproximación de éstos al objeto de conocimiento.
Lo anterior se puede ilustrar con un ejemplo tomado del proyecto Materiales Educativos, en las aulas del Ecuador, mediante la utilización de las cajas de figuras geométricas. Se diseñó un proceso metodológico intencionalmente orientado por los profesores y profesoras para lograr la aproximación de los estudiante a lo conceptos de superficie y perímetro. El proceso se inició de manera concreta, presentando el material con la nominación de las figuras geométricas y su reconocimiento mediante la manipulación directa por parte de los alumnos. Después se desarrollaron las nociones y procesos semiconcretos básicos, mediante los ejercicios de comparación y distinción de las características de la figuras geométricas, en los cuales se afianzan las nociones y procesos adquiridos por la experiencia directa sobre el material, para continuar con el proceso abstracto en el que los alumnos utilizan las palabras, las nociones, el lápiz y el papel para graficar, mediar, hasta llegar a la solución de problemas que implican a la abstracción.
En este material, a juicio de los educadores, y según el informe de investigación de seguimiento, “se parte de una comprensión de las características de las diferentes figuras mediante experiencias concretas; luego, los alumnos alcanzan las nociones de área y perímetro de manera gradual, obtienen datos, hacen hipótesis y las comprueban realizando operaciones de medición, suma y multiplicación que despyés ejecutan sin el material”

10 maneras de enseñar la innovación

19 abril 2013

(Publicado en la dirección digital: http://escuela20.com/innovacion-investigacion-reflexion/articulos-y-actualidad/10-maneras-de-ensenar-la-innovacion_3290_42_4866_0_1_in.html)

PhD. Thom Markhan nos plantea el reto de reinventar en Educación: los avances científicos y tecnológicos, las estructuras políticas, los cambios en la economía, los problemas medioambientales o la necesidad de re-elaborar un “código deontológico” y un marco de vida ético para el siglo XXI exige la innovación. Los alumnos y las alumnas han de aprender a innovar desde el colegio y desde el Instituto: la curiosidad, el pensamiento crítico, la comprensión, la investigación, la reflexión y la creatividad tienen que colocarse en el plan de estudios.

No hay innovación, sin rumia
“There is no innovation without rumination”
Thom Marhan

1. Pasar de “hacer proyectos” al Aprendizaje Basado en Proyectos:. El ABP es el mejor método que existe actualmente para combinar la investigación con la evaluación y la rendición de cuentas: intégralo en tu repertorio
2. Conceptos vs Hechos: hace falta superar la necesidad de aprender cosas memorizadas mecánicamente. Dbeemos planificar y organizar en torno a conceptos, utilizando conocimientos y recursos que permitan la comprensión de la idea y la lógica interna de la misma.
3. Distinguir las ideas clave y la información crítica: obviamente, para innovar hace falta “saber” cosas, hacen falta conocimientos. Lo que hace falta, también, es encontrar el justo medio entre la investigación del alumnado y la instrucción directa de la y el docente.
4. Habilidades y conocimientos, juntos: junto a esos conocimientos que sí son necesarios, hemos de fomentar el aprendizaje de varias habilidades cruciales: el trabajo colaborativo y cooperativo, el pensamiento crítico, &c.
5. Formar equipos: aunque el trabajo colaborativo (en grupo) sea importantísimo, el trabajo en equipo (cooperativo) también lo es. El estudiantado tiene que aprender a trabajar en conjunto, asignación de roles, ética de trabajo, evaluación y autoevaluación, interacción, protocolos de comunicación, autocrítica…
6. Reflexión: hay herramientas para facilitar, precisamente, la reflexión sobre los problemas que planteamos al alumnado en las aulas, copartir ideas, buscar soluciones y soluciones divergentes: BigThink y el VisibleThinking Routines desarrollado en el Project Zero de Harvard son dos buenos ejemplos
7. Creatividad: para innovar hace falta desarrollar la creatividad. Los juegos lúdicos, ejercicios visuales o la gamification (ludificación) puede ser usado facilmente en las aulas
8. Premiar el descubrimiento: debemos reconocer explícitamente en la evaluación el dominio de la información adquirida por cada alumno o alumna, con el sistema de recompensas especificado con el uso de rúbicas.
9. Vuelve sobre las anteriores lecciones: los plazos y las restricciones del cuurriculum que nos impone la Administración nos fuerza a pasar rápidamente a la siguiente unidad didáctica y, a veces, las anteriores van quedando en el olvido. Hay que intentar volver sobre ellas para poder “anclar” esos aprendizajes y la comprensión de cada tema. “No hay innovación sin rumia”
10. Innova tú mismo/a: la voluntad de fracasar, el riesgo de resultados difusos fuera de las medidas estandarizadas y la valentía para hacer frente a los defensores de la enseñanza más tradicional también debes tenerla tú, no solo tu alumnado.