Posts Tagged ‘inicio año escolar’

Año escolar 2013

3 marzo 2013

1. Expectativas y esperanzas. Quisiéramos que los esfuerzos desplegados para que este año no sorprenda a la comunidad educativa con los problemas de antaño, y que todas las previsiones tomadas hayan sincronizado con la voluntad política y pedagógica, por el bien de nuestra educación.

Los esfuerzos desplegados en el país, a pesar de que los medios han privilegiado el espectáculo de la revocatoria como si fuesen elecciones nacionales, sin duda han causado expectativa entre padres de familia y docentes. Unos por tener una participación más directa en lo que es la planificación de cada institución educativa y otros, los docentes, porque contando con la ley de reforma magisterial, han podido ver que sus esperanzas de ser reconocidos empiezan a dar frutos.

El ir tejiendo una política educativa centrada en el inicio del año escolar sin duda contará con el soporte de los gobiernos regionales, gobiernos locales, padres de familia e instituciones. Una movilización silenciosa en pro de una buena educación para nuestros niños y niñas del Perú. Sin duda habrán algunos desencuentros pero que no incidirán en el buen inicio del año escolar 2013.

Una nota de prensa del Ministerio de Educación da cuenta que “Alumnos y maestros tendrán cinco canales satelitales con materiales educativos para mejorar los aprendizajes en todas las escuelas del país desde Inicial al quinto grado de Secundaria,” También que más de cinco mil instituciones educativas tendrán acceso a Internet y para ello estamos potenciando la plataforma digital del Ministerio de Educación.

Además la Ministra de Educación Patricia Salas anunció en su presentación a la Comisión del Presupuesto del Congreso que habrán novedades en este año escolar 2013: “La primera, es que además de educación, nuestras escuelas tendrán salud y alimentación para 2 millones 700 mil niños del programa Qali Warma.” (http://www.minedu.gob.pe/noticias/index.php?id=21981). Esto significa que por primera vez en el país, las escuelas recibirán la visita de los profesionales de las postas médicas de cada una de las jurisdicciones, para hacer despistajes de nutrición, anemia, agudeza visual y supervisar que todos los niños tengan sus vacunas, para que estén saludables, nutridos y así puedan mejorar sus aprendizajes.

También manifestó que todos los docentes desde Inicial al 5º de Secundaria recibirán guías pedagógicas llamadas “Rutas del Aprendizaje” para mejorar su trabajo y con ello el aprendizaje de los estudiantes. Estas guías son para Comunicación, Matemática y Ciudadanía.

2. Organizando el año en la escuela y en la casa. Si bien la responsabilidad de iniciar el año convoca a todos es necesario diferenciar los énfasis tanto en la escuela como en el hogar, para que la tarea de educar sea compartida. En ambos lugares debe definirse expectativas, prioridades rutinas: los maestros preparando sus clases y actividades y los padres de familia comprometiéndose de forma efectiva en acompañar el proceso de aprendizaje.

¿Cómo hacer realidad estas recomendaciones en nuestras escuelas unidocentes rurales andinas y amazónicas? ¿Cómo hacer que el enfoque intercultural y de género sea entendido por los padres de familia? Si bien los docentes tienen pautas, normas y directivas para el año escolar 2013; los padres de familia deberían recibir sugerencias de cómo detectar las fortalezas y debilidades en el aprendizaje de sus hijos y determinar una estrategia para obtener buenos resultados en el nuevo año escolar.

Esto demanda trabajar con los hijos preguntándoles qué esperan del nuevo año, qué les gustaría aprender, desarrollar, profundizar. Asimismo, conversar de estos temas con los maestros en las reuniones de aula.

En la rutina de la casa y sobre todo cuando los chicos están solos -pues los dos padres trabajan- debería sugerirse el establecimiento de un horario para el descanso, para el estudio, para la toma de alimentos. Todo ello debe ser informado a los chicos. Los especialistas recomiendan que además es clave establecer espacios de estudio y trabajo en casa.

La responsabilidad asumida desde casa irá favoreciendo la autonomía del educando, quien deberá comprender que el aprendizaje sirve para la vida y que no se trata de sacar buenas notas en base a un aprendizaje memorístico. Debe desarrollarse la habilidad para discrepar y preguntar, para respetar los aportes o pareceres del otro.

El Ministerio de Educación elaboró una guía para una escuela acogedora e integradora desde el inicio del año escolar. Sería bueno que se vuelva a leer y comentar entre docentes y con los padres de familia. Por si no cuentan con el documento lo pueden bajar de la siguiente dirección digital:

Haz clic para acceder a guia_buena_acogida_25_2_13.pdf

Más allá de las cifras de alumnos y docentes fijémonos que el año escolar 2013 nos brinde una nueva oportunidad para construir, para renovar, para aprender, para recrear, para desarrollarnos profesionalmente y para sistematizar nuestro desempeño docente, identificando las experiencias más significativas, las que contribuirán a alimentar nuestra vocación de ser docentes, hacedores de caminos, creando lazos, construyendo puentes. (02.03.13)

INICIO DE CLASES: ESFUERZOS, TENSIONES, CONTRADICCIONES. “Cambiemos todos” de una buena vez.

10 marzo 2012

El titular quiere describir lo que viene sucediendo en el desarrollo de la política educativa al inicio del año escolar 2012.

Cifras como siempre que denotan el crecimiento de la población escolar. Se estima que hoy estaremos bordeando los 9 millones de estudiantes a nivel nacional. Sin duda llama la atención que hoy tengamos 76 mil instituciones educativas que atender. Millones de textos escolares para las escuelas públicas. Miles de maestros nombrados y contratados.

Tensiones diversas promovidas por padres de familia, por empresas editoras diversas; por aquellos que tienen sus niños que aún no tienen la edad para cursar el primer grado y que desean que se matriculen; por docentes que temen perder las ventajas obtenidas por haber ingresado a la Carrera Pública Magisterial; por denuncias que en Kañaris uno de los distritos más pobres aún no ha iniciado la matrícula y otras que nos anuncian por ejemplo que Corea del Sur digitaliza su currículo, que elimina libros de texto impresos y que usará libros digitales en el 2015.

Sin duda habrá desde noticias de esta envergadura hasta videos de la situación de los colegios deteriorados, de colegios abandonados, de un director que se fugó con el dinero que le envió el Ministerio de Educación para la refacción de los locales escolares…

Noticias para hacer relatos y hasta novelas de lo que ocurre el primer día de clases, se suceden todos los años. Pero con argumentos de hechos reales, concretos, que denotan una falta de previsión, de iniciativa, de voluntad para cumplir con responsabilidades inherentes a la profesión de ser docentes. Una pintura de lo que es nuestra burocracia anquilosada en un Estado que se resiste a cambiar.

Leer la historia de los hechos siempre es bueno. Más todavía cuando se inicia una nueva manera de enfocar la educación nacional. Vicios y costumbres de una cultura educativa que no cambia a pesar de los deseos y voluntades, llevan a continuar con esta situación. Lima no es el Perú. Lima es una parte y con sus tres valles se puede tener una réplica de lo que debe preverse cuando de decisiones se trata.

Existe un informe del comisionado de la Adjuntía para la Administración Estatal de la Defensoría del Pueblo que dice “…en la visita realizada por las diversas oficinas defensoriales del país, constataron que alrededor del 27% de los colegios visitados no contaban con recursos para realizar el mantenimiento preventivo y de los que si recibieron recursos solamente el 58% habían iniciado los trabajos.” (PERU 21, 28.02.12).

Sin duda habrá otras turbulencias y al compás de ellas debería sacarse conclusiones de la experiencia de este año. Las responsabilidades que deben asumirse. Lo evidente es que no basta tener todas las ganas de hacer las cosas bien, pensando en los demás, si no se toman las precauciones que toda situación requiere. ¿Se pudieron diseñar planes alternativos? Sin duda. Pero la prisa sin pausa es la peor enemiga de lo bueno.

No se trata de echar la culpa, sino poner en evidencia la falta de eficiencia de cuadros operativos para cumplir decisiones y transformarlas en acciones. Existe mucha preocupación para que los Directores (llamados huchafamente Gerentes creyendo que la escuela es una empresa) sean buenos gestores de sus escuelas, pero ¿existe la misma preocupación para que quienes cumplan las decisiones en el Ministerio estén al nivel de las mismas? ¿Se les ha capacitado? ¿Son los más idóneos?

Es evidente que alguien con buena voluntad le sugirió a la Ministra que se podía cumplir con los plazos previstos; que todos los directores podían recabar sus cheques para la mejora de la infraestructura; que los textos estarían en sus puntos de distribución de acuerdo a un cronograma, pero ¿le informaron también de los problemas que se habían tenido en años anteriores? ¿le han informado que las UGEL no tienen recursos para enviar los textos a todas las escuelas? ¿Qué los directores tienen que agenciarse recursos para llevar los textos y materiales? ¿Que las alianzas institucionales funcionan unas veces y otras no?

La buena intención que se tenga debe acompañarse de eficiencia y eficacia. Todo el esfuerzo de la Campaña de Movilización no puede ser maltratado por quienes no tienen los objetivos claros y menos la voluntad de que las cosas cambien en educación.

El “Cambiemos todos…” ha calado más en las zonas alejadas de la Capital. Maestras y maestros ilusionados porque su escuela será Escuela Marca Perú; Directores porque tendrán los textos y los maestros contratados, padres de familia que multiplican con su esfuerzo el dinero para infraestructura enviado por el Ministerio.

Sin embargo el esfuerzo desplegado debe ser acompañado por toda la comunidad y no sólo por los padres de familia que tienen hijos en edad escolar. Las normas diseñadas y puestas en vigor por el Ministerio de Educación pueden no ser comprendidas. Debe tenerse confianza en que esta gestión se la está jugando por una nueva educación se brinde a los niños y niñas del país. Mejorar la educación ahora es necesario y urgente. La exclusión no puede seguir siendo el sino de nuestro país, de nuestra sociedad. Todos deberíamos comprometernos, no temporalmente, sino de manera sostenida y continua con la educación de nuestros hijos y de la sociedad.

La aprobación de la Ley Nº 29839 que modifica la Ley 29694 que “protege a los consumidores de las prácticas abusivas en la selección o adquisión de textos Escolares, para lograr su eficiencia.”, ha vuelto la discusión sobre los textos escolares. Opiniones y percepciones encontradas. Cada uno ve el problema desde sus propios intereses. Muchos ángulos habrá que profundizar, pero no puede seguirse discutiendo por cuestiones de coyuntura, si no se aborda el tema central de la educación nacional (03-03.12).

QUISIÉRAMOS LA MISMA FUERZA POR LA EDUCACIÓN ¡SIEMPRE!

27 febrero 2012

1. La manera como han “distraído” a la opinión pública las denuncias de los precios de los textos escolares, de los útiles, de los uniformes y demás requerimientos para los alumnos al inicio del año escolar, es bastante perniciosa, pues como han dicho algunos analistas, se ha ido por lo secundario que tiene sus cauces legales y se ha abandonado lo esencial en la educación: el enfoque pedagógico.
Triste es reconocerlo, pero hemos visto casi todos los días en pantallas a congresistas fiscalizadores, a editores defendiendo su ganancia, a padres de familia quejándose de los precios y a algunos analistas defendiendo sin decirlo a la empresa que está detrás del negocio de los textos. . Lo lastimoso es que nadie se haya preocupado que la Campaña Cambia la Educación cambiemos todos, se haga realidad en nuestro entorno. ¿Pero se han preocupado los periodistas, los generadores de opinión de hacer sesudas investigaciones, interesantes entrevistas a educadores reconocidos y no quemados por demasiada exposición en los medios? ¿De qué manera se han comprometido las empresas dueñas de las emisoras televisivas y de radio? Sin duda muchas dirán que han dedicado el tiempo necesario, pero ¿han sido de calidad o han sido de rutina, con el corte y guión de siempre?
Lamentablemente no se nota ni se siente el acompañamiento que equilibre las denuncias que se hacen. Al lado de ellas muchas cosas buenas se vienen realizando por la educación nacional, pero pasan desapercibidas. ¿Qué nos pasa que no aprendemos a apreciar las cosas de manera diferente y constructiva? Es bueno ser crítico, señalar, denunciar, pero también es de ciudadanos comprometidos con su realidad reconocer lo que se viene realizando, compartir buenas experiencias (no quiero llamarlas exitosas), que las podamos replicar y son realizadas por compatriotas en el interior del país. No existe espacio, ni tiempo, ni ganas para ello. Unos por la “tanda comercial” que los persigue; otros, por pereza, porque educación no vende y cansa al escucha, al televidente.
Igual en el Congreso de la República que demanda una renovación de cara a la realidad y no de acuerdo a intereses subalternos que al fin de cuentas son los que aprietan, los que exigen, los que ponen las prioridades. ¿Es posible que, existiendo la Ley 29694 que “Protege a los consumidores de las prácticas abusivas en la selección y adquisición de Textos Escolares” y que habiéndose dado 90 días para que se reglamente, aún no se cuente con dicha norma? ¿El Congreso no fiscaliza acaso? ¿No sería bueno que los congresistas elaboren su agenda de trabajo y la den a conocer e informen de los avances, de las dificultades, entrampes? ¿Hubo alguna preocupación por el cumplimiento de los plazos?
¿Por qué la preocupación sólo se da cuando existe el escándalo, la denuncia? ¿Es que la educación en el país sólo avanza si existe griterío? Vendrán los días de abril y todo habrá terminado. ¿Por qué? ¿Cuándo y quien propició la formación ciudadana a partir de los bataholas? La fragilidad en la formación ciudadana y política la buscamos en el otro y nunca en nosotros mismos. Somos actores y responsables de lo que ocurre en nuestro país, en nuestra profesión, en nuestra forma de ejercer la ciudadanía.
2. ¿Cómo conseguir que exista una real preocupación por la educación de manera sostenida? La fábula de Esopo “El zorro y las uvas”, la replicamos cuando nos hablan de la educación en Finlandia, en Alemania y otros países. También el mito de Sísifo. Vivimos atribulados por los resultados educativos débiles. Cargamos esta situación de manera porfiada y apostamos por sendas y caminos que nos parecen adecuados, y cuando pensamos que íbamos a llegar, todo vuelve a fojas uno. Pocos esfuerzos son reconocidos. Allí tenemos a los chicos campeones en matemáticas que sabemos de ellos cuando tienen que “mendigar” ayuda para poder participar en algún evento internacional, que de seguro ganarán. Se está para la noticia, para la foto y luego el olvido. Deslumbran los chicos que aún no tienen edad suficiente para cursar estudios superiores y se hace noticia de aquella proeza, sin pensar qué aquella persona en formación, no tiene la preparación suficiente ni el desarrollo mental para dichos estudios. Lo curioso es que luego nadie se acuerda de ellos. Cuántos de estos “genios” como los llaman logran culminar estudios superiores. Se reconoce desde hace varios años a los colegios que ofertan la enseñanza preuniversitaria en secundaria, para facilitarles el ingreso. Las autoridades han prohibido ello, pero ahí están los colegios con su propaganda, ilusionando a padres de familia y niños.
Nos hemos acostumbrado a que la preocupación sea por temporadas. Por las formas pero no por el contenido. Allí tenemos la preocupación no sólo por los libros de texto, sino por uniformes, la insignia, etc. ¿Y el contenido? ¿Y la calidad de los profesores?
3. Decía en otro artículo, que no tenemos referentes educativos, que de manera ponderada intervengan en el debate. Éste es moderado por comunicadores, periodistas o líderes de opinión que en lugar de hacer hablar al invitado, trata de incomodarlo para que no emita una opinión, sino cualquier superficialidad y después motejarlo de cualquier cosa. Existen temas y temas, que requieren y demandan un tratamiento especial. Educación requiere no sólo informarse, sino prepararse, estudiar, para no titubear o caer en lugares comunes. El día en que los medios y los generadores de opinión traten a la educación como se debe, con ecuanimidad y transparencia, empezaremos a pensar, opinar y preocuparnos por el sentido y el fin de la educación en nuestro país diverso, intercultural.
Esperemos que la Campaña Cambia la Educación cambiemos todos sea el inicio de un tratamiento y preocupación permanente por la educación nacional. No esperemos que los resultados de pruebas de aprendizaje internacionales, muestren que aún falta mucho para remontar años de desidia en política educativa centrada en el saber y en el aprender. Ahora se presenta una nueva oportunidad. No la desaprovechemos poniendo cabes a los procesos que se inician y desarrollan. Recién se empieza. Se tiene una agenda que carga con una herencia pesada que requiere tiempo y política. Requiere de profesionales con otra visión y tesón y de una comunidad que no se deja manipular, sino que participa. (18.02.12)