Posts Tagged ‘mobiliario escolar’

¿Discurso de campaña o discurso sobre educación?

24 enero 2010

Hace unos días sorprendió el Presidente de la República al hacerse presente en el almacén del Ministerio de Educación donde se guardan los millones de libros de texto, materiales didácticos, computadoras y mobiliario. En la mesa principal aparecía el Presidente flanqueado por el Ministro de Educación, los viceministros y otro funcionario. Como telón de fondo había una gigantografía con la siguiente leyenda: TEXTOS, CUADERNOS Y MATERIALES DIDÁCTICOS, EQUIPOS TECNOLÓGICOS Y MOBILIARIO INVERSIÓN 489’252,921.

Al escuchar la noticia me vino a la memoria la letra del rock del buen Miki González: “Chicles, Cigarrillos, Caramelos…tofees, menta, fósforos, compre caserito por favor”… que recoge la diaria lucha para sobrevivir en una sociedad en donde el trabajo infantil es una afrenta y que debe erradicarse, sin proponer algo acorde con la dignidad de la persona, sino todo lo contrario. Algunos opinarán que es irreverente comparar estas palabras con una letra de un rock popular, pero sin irreverencias sumisas, creemos que estamos cansados de intervenciones insustanciales de prestidigitadores de la palabra en feria pueblerina (sin menospreciar lo popular y a los pueblos), vendedores irresponsables de ilusiones.

Queremos transcribir en esta oportunidad lo que dijo el Presidente (Lima,14.01.10), que “encarna” la “luz y guía” en lo educativo nacional a nivel de gobierno, y que no repara en aseverar que “el tema de la educación es un tema muy audaz, muy aventurado, muy difícil, de largo plazo, exige constancia, maduración y fundamentalmente amor por la educación y por cambiar el alma nacional.” Como verán ninguna alusión al Consejo Educativo Nacional y menos al Proyecto Eductivo Nacional, pues como dijo “… está dicho todo lo que me hubiera interesado decir…” Interés político y no convicción de querer cambiar las cosas en educación de una buena vez.

Hubiera sido interesante que esta exposición discurso tuviera más contenido. Todo es aparato, fuegos artificiales, cifras que podrán impactar. Pero el Informe de Educación para Todos en su versión Regional nos hace aterrizar cuando nos dice “En Bolivia, Ecuador, Haití, Honduras y Perú, el porcentaje de niños que padecen raquitismo moderado o grave se sitúa por encima del 20%” “La eficiencia interna de enseñanza primaria se puede mejorar aún más…las encuestas de hogares efectuadas en Colombia y Perú muestran que las posibilidades de supervivencia en primaria se reducen a la mitad en el caso de los niños que empiezan a cursar este ciclo de enseñanza dos años después de la edad establecida.” Y así podríamos seguir citando. Pero leamos lo que dijo el Presidente y que ningún medio reseñó salvo un artículo oficioso aparecido el 18 de enero que nos habla de Una reforma histórica (EL PERUANO. 18.01.10)-. Transcribo este “¿discurso?”, “palabras de circunstancia” “ de ocasión”, pero de ninguna manera podría considerársele política educativa. Es interesante e importante saber qué se piensa desde la más alta esfera del gobierno sobre la educación nacional. Lo que nos deja perplejos es que no hayan opinado especialistas. ¿Todos han dicho: amén?

“Señores periodistas. Todos estamos de acuerdo en el Perú que la educación es un instrumento fundamental de desarrollo, de justicia y de modernidad. Pero todos sabemos también… en otros campos es relativamente fácil proponerse hacer una carretera y cumplir este objetivo. En el tema de la educación son tantos los factores que intervienen, tantos los actores y personas involucrados, tantas las costumbres arraigadas, que un cambio en el sistema y en la forma de hacer educación, es tal vez lo más difícil que puede una sociedad intentar.

Estoy muy satisfecho del crecimiento económico y material del Perú. 53 mil millones de soles han sido ejecutados en obras terminadas o en trabajos a lo largo de todo el país en los últimos cuatro años. 53 mil millones de soles en puentes, en carreteras, en electrificación, en caminos departamentales y comarcales, en aulas, en postas médicas, en hospitales grandes y pequeños. Se ha invertido 53 mil millones de soles. Y están satisfechos porque nunca en la historia de nuestro país se había hecho un esfuerzo similar, que se ha logrado porque tenemos ejecutores en los municipios y en los gobiernos regionales que han hecho un esfuerzo por el aprendizaje y la ejecución y son responsables de la mayor parte de esa ejecución presupuestal.

Si yo comparo los últimos cuatro años en los que desde el año 2006, 2007, 2008 y 2009 se ha invertido 53 mil millones a lo largo de todo el país, con lo que se invertía hace 20 años, hace 10 años, inclusive hace 5 años. El Perú ha hecho un enorme esfuerzo por su crecimiento material. Por consiguiente ha podido dar trabajo a ciento de miles de peruanos al ejecutar estas obras por 53 mil millones de soles, pero 53 mil millones son más o menos 70 mil proyectos y obras ejecutadas, por los municipios, por los gobiernos regionales, por los ministerios, por las empresas públicas, por la seguridad social, ESSALUD, que ha logrado entregar ya 8 hospitales completamente nuevos y que se prepara a entregar los 10 hospitales sainetes en los próximos 15 meses.

Todo esto es obra material, inmensa. El problema es que la educación no es solamente obra material. Ha habido esfuerzos a lo largo de la historia por construir centros educativos de ladrillo y de cemento. Ha habido esfuerzos, a veces, también de incrementar nuevas técnicas o tecnologías educativas, pero lo que intentamos ahora es un cambio en el alma nacional. El alma nacional es la capacidad de aproximarse a la realidad, es la capacidad de comprender la realidad. Y la educación debe enseñar a comprender verdaderamente, a poder criticar la comprensión y el proceso de comprensión y a poder crear nuevas alternativas de interpretación. Esto significa un cambio en la conciencia, un cambio en el alma nacional. Y eso es lo más difícil. Por que aquí no se puede hacer una suma de obras terminadas. Hay que comenzar un proceso que sólo el tiempo, la constancia podrán validar. Construir una gran irrigación se puede hacer en dos años. Cambiar la educación es un larguísimo proceso en el que hay que cambiar primero a los que educan; que exige un paso previo cambiar a su vez a los que deben promover la capacitación y el cambio de los que educan. Es decir la sociedad, el parlamento, los ministerios, los críticos, los analistas, los pensadores. Los pueblos evolucionan a lo largo de siglos o decenios. Pero el gran estímulo parea esa evolución de conciencia es la educación que hay que comenzar. Por que tenemos un inmenso atraso en la educación. No solamente en los datos que tienen los niños que van al colegio. No solamente en su capacidad de comprender cosas, sino en su capacidad de utilizar los recursos intelectuales que poseen por ser seres humanos y que la educación no les enseña a utilizar.

Por eso nos propusimos hacer, primero un equipo de trabajo y en segundo lugar tener un plan, que de pronto no es el perfecto, pero es el que nos pareció el más acertado, utilizando trabajos anteriores, proyectos anteriores y los hemos puesto en marcha para este cambio del alma nacional a través de la educación.

Cambiar el alma nacional significa incorporar al alma del niño ya no argumentos de pesadumbre y de presión sino el vigor del entusiasmo creativo y de saberse en capacidad de afrontar al mundo y tener un sitio en igualdad de condiciones a todos los ciudadanos. Porque el objetivo último de nuestra educación, que todos seamos felices y satisfechos con lo que tenemos, que luchemos por el cambio de la sociedad, por el crecimiento material de la sociedad. Es verdad, pero sin la pena “íncita” sin la pena depresiva, sin la pena trágica, de quien se siente víctima permanente. Con la capacidad y alegría de quien se libera trabajando por otros y cambiando las cosas.

Me detengo en este tema porque es importante reflexionar al lado de tantos libros, 15, 16 millones de libros, millones de cuadernos. Todo eso es importante, pero ¿cuál es el objetivo? ¿Qué vamos a lograr aplicando esto si mantenemos constancia, permanencia, si no variamos el rumbo a la mitad del camino? Por eso para que este objetivo supremo que es el cambio en el alma y la devolución al peruano de su entusiasmo, de su alegría histórica como ser humano comenzamos planteando la imprescindible, inevitable y necesaria capacitación de nuestros maestros. Son más de 350 mil maestros a lo largo de todo el país. Lo que necesitamos es evaluar qué están enseñando, en qué nivel están enseñando, con qué capacidad y ciencia están enseñando. De lo contrario cualquier otro esfuerzo sería inútil Allí el Ministerio de Educación ha cumplido un papel histórico, acuérdense de mí más adelante se comprenderá que el Ministerio de Educación, este Ministerio ha cumplido un papel fundamental, de ruptura para crear un nuevo magisterio nacional. Un nuevo magisterio sustentado en el mérito, en la capacitación y en la evaluación. Un magisterio que no le tiene miedo a demostrar lo que sabe o a comprender lo que no sabe; que no es entonces un recurso de vida sino fundamentalmente una misión y una fe por la mayor capacidad que debe tener el maestro.

Tema uno, capacitación de maestros, evaluación de maestros e incorporación de los maestros a la nueva carrera pública magisterial. Eso a veces no se entiende. Pero es evidente que lo que se intenta es con los mismos maestros y no con otros generar una nueva carrera magisterial donde el mérito y el esfuerzo sean los que marquen el progreso, la atención, el salario de acuerdo a la capacidad y al tiempo que dediquen cada uno a estudiar. Más obligación tiene de estudiar permanentemente es el maestro justamente, porque el debe enseñar a estudiar a otros. En ese sentido, la piedra básica de esta reforma educativa es su nueva carrera pública magisterial. La formación de más de 200 mil maestros de las universidades; es la evaluación a la que finalmente concurrieron los maestros después de haber sido detenidos por conceptos sindicaleros y antiguos y políticos. Concurrieron y entonces estamos avanzando en ese camino. Y lo que nos demuestra la última evaluación es que ha habido un esfuerzo notable de los maestros que han comprendido que esto va en serio, esto no es bla, bla. Por lo menos mientras estemos en el gobierno esto será en serio. El quiera progresar y ganar más tendrá que estudiar más. Y gran parte de los maestros lo han hecho y hay que felicitarlos. Hace poco más de un año, en un examen, apenas un 4% de los maestros superó la nota de 14 en una prueba elaborada por universidades insospechables de gobiernismo. Un año después es el 40% de los maestros el que logra superar esa nota mínima del 14%. Eso significa que ha habido un esfuerzo en el curso de los años y de estos meses, de asistencia a las universidades, de creación de cooperativas de formación y esto es importante, los maestros de provincias alejadas donde no existe fácilmente una facultad universitaria donde ir a formarse, crearon una especie de cooperativa por grupos donde se tomaban asimismo exámenes, se imponían lecturas, y como consecuencia de esto pasamos de 4% a 40% de aprobados. Esto significa que los profesores comprendieron que esto va en serio, que se va a mantener. Pero esto es sólo el primer tema.

El segundo elemento es qué enseñar, qué contenidos dar. Sobre eso múltiples comisiones educativas. Yo recuerdo desde mi infancia y en la primaria de haber estudiado en un colegio experimental de educación Nº 1, que se supone que era el colegio en donde se iba a experimentar la nueva reforma educativa. Tiempos de Odría. Después tuvimos el intento de reforma educativa encabezado creo por el doctor Peñaloza, años después. Y todos se han propuesto reformas educativas. Buenos se trata de capacitar a los maestros pero en segundo lugar de saber cómo y en qué progresividad se enseña lo que debe aprender un alumno para ser dueño de su inteligencia. Ese es el objetivo. Para que pueda aprovechar los recursos intelectuales y sea conciente de tener recursos intelectuales. En ese sentido el trabajo de reelaboración de los contenidos que ha estado a cargo de las instituciones especializadas del Ministerio ha dado como consecuencia que cada uno de estos libros sea sustantivamente diferente al que podríamos haber tenido hace diez años para el mismo grado. Eso es importante. Cambio de contenidos.

Pero en tercer lugar, a través de qué llegan los contenidos y aquí están los textos. Pues el niño necesita tener un instrumento en sus manos y tenerlo permanentemente para poder escribir o llevar a nivel escrito, a nivel de lectoría lo que no debe ser solamente oralizado. Por eso es que este trabajo de los textos es un trabajo difícil por la constancia que exige. El año pasado se sustituyeron todos los libros de secundaria –millones- para todos los jóvenes-. Y son libros que deben durar 2 o 3 años. No es un libro que se entrega al niño para que terminado el año lo deje en el desván. Porque eso es un crimen. Es un libro que debe mantenerse, es parte del cuidado responsable en que participe el niño en la educación, para que al siguiente año, otro estudiante pueda utilizarlo. Es parte de la educación ¡guarda las cosas que el Estado te da, que la sociedad te da! Y si el año pasado fueron millones de libros de secundaria, hoy día casi 16 millones de textos, 15 millones novecientos mil y algo más de libros para todos los estudiantes de primaria pública de nuestra patria. En el curso de los próximos días las UGELES de todo el país recibirán cientos de miles de textos de acuerdo a la distribución y tendrán que entregarlos a los colegios que su vez los darán a los estudiantes a partir del mes de marzo. Entonces tendrá cada estudiante varios libros: de Ciencia y ambiente, de Comunicación, de Geografía e Historia… Social. Cada uno de ellos podrá utilizarlo y aprender la mayor parte de ellos en el curso del año y transmitirlos el próximo año. Por eso es que esta ceremonia es muy importante. No me ahoga el número, pero 16 millones de libros, creo que en pocas ocasiones se pueden entregar, que van a llegar a 5 o 6 millones de niños a lo largo de todo el país. También hay cuadernos de aprendizaje para los que están en la educación inicial, que no son los de primaria que reciben los textos. Cuadernos de aprendizaje que les permiten desde los 3 años de edad participar en este nuevo capítulo de la educación que en nuestro tiempo no existía y que ahora es fundamento –se dice- del comienzo de la buena educación y del cambio del alma que se propone por la educación. También hay textos complementarios, Cuadernos de Comprensión lectora para los estudiantes secundarios. Me parece que son un millón 440 mil cuadernos de comprensión lectora para los estudiantes secundarios que ya deben adentrarse en el aspecto crítico, creativo, interpretativo de textos más profundos.

Y adicionalmente, el Ministerio nos ofrece módulos de computación para los trabajos que deban hacerse en estas nuevas tecnologías avanzadas, audaces, pero que dan autoestima también. Ustedes saben en este aspecto, después de capacitación de maestros, contenidos, textos, el aspecto de la cibernética, de la computación, los aparatos de comunicación y de información, el Ministerio ha dado un salto que creo fundamental 450 mil computadoras y lo más importante y conmovedor es que esas computadoras no fueron a los grandes colegios del centro de Lima, fueron primero a los colegios unidocentes, a las escuelas unidocentes donde hay un solo profesor para varios grados, allá en medio de la selva, en la ribera de un río, donde sí hay electricidad, donde el niño puede abrir su computadora y por lo menos saber que tiene allí un tesoro de información que puede utilizar. Hace poco, y lo verifiqué personalmente, un niño a quien entregamos hace dos años una computadora y que veía en el aparato el aspecto lúdico en el primer momento, un año después un niñito que sabe utilizar su computadora, que sabe encontrar datos y que evidentemente ha dado un salto astronómico en su interpretación del mundo. Imagínese a ese niño, en su comunidad perdida sin esa cajita que contiene comunicaciones respecto al mundo.

Creo que este quinto tema que es la incorporación de tecnologías nuevas, será un mérito que este Ministerio y este ministro podrán atesorar a lo largo de los años. Y que además en su versión más profunda, más compleja, se van a instalar en todos los colegios emblemáticos.

Esto nos lleva a un sexto tema que es el aspecto de la infraestructura, porque aunque no es lo fundamental, un gobierno que ha construido colegios de concreto, muy bien pintados, ciertamente algunos se rajaron, pero tuvo un esfuerzo de construcción para decir aquí estoy, esta es mi firma. No se dan cuenta que eso es solamente concreto, son los pilares del templo, que pueden ser derruido en un día y reconstruido en tres. Hay que firmar en el alma de los niños un cambio, de afirmar en la conciencia de los niños algo que no se ve. Pero el que no comprende la educación cree que viéndose, ahí está la educación. Qué triste, – profesor Vexler-qué triste, qué equivocación, pues los que creen que levantando cuatro edificios ya está la educación. Cuando vemos el fracaso de países inmensos y riquísimos cuyo sistema educativo tiene pies de barro. No voy a referirme a ninguno para no ofender a ningún país amigo, pero ciertamente, hay países más pequeños y pobres que tienen mejor educación que la que tienen algunas potencias, llenas de edificios, de vidrios templados y hasta con ascensores, y simplemente una tumba sin alma. Entonces, en este tema de infraestructura se ha hecho un esfuerzo muy importante. Claro que al comienzo del gobierno, la tendencia natural de los ministros, era hay que construir grandes unidades escolares como hizo el de allá –hace cincuenta años-, hay que construir para que quede la huella. El ministro Chang decía el cemento del edificio no es lo importante, tenemos que romper el círculo vicioso que retroalimenta el facilismo y que retroalimenta la alianza para no capacitarse. Transmite al niño esos seudo valores: facilismo y escapismo. Y nos costó trabajo entender eso, que había que comenzar por lo que no se ve. Y ese fue, creo, uno de los grandes aportes de esta gestión ministerial con sus viceministros: comenzar por lo que no se ve. Lo que no deja huella visible, ni gran edificio, pero naturalmente también hacer algo por el edificio. Y en ese sentido ha habido un esfuerzo de descentralización democrática, profunda, cuando los recursos que pudieran haberse utilizado para construir trescientas escuelas se entregaron a los directores de escuelas existentes y a los padres de familia. Acá tiene usted una cantidad por cada aula que tiene y son 40 mil planteles y 180 mil aulas. Hay que tener siempre eso en el cerebro. Y cada aula necesita mejorar el piso de cemento que ya se rajó o necesita un pizarrón y necesita pintar sus paredes, o necesita poner vidrios, o necesita –en los lugares más humildes- techarse. Y si tiene todo eso, necesita servicios higiénicos adecuados. Y si tiene esos servicios higiénicos, necesita un sector deportivo que la escuela no tenía. Ese esfuerzo de entregarle a los 40 mil directores y jefes de padres de familia ha dado de los mejores resultados que nosotros hubiéramos esperado. Ha sido un gasto vigilado, descentralizado y eficaz que ha permitido rehabilitar y mantener las aulas en todo el país. Pero como no es sólo un año, sino que ha sido tres años, ya hay un efecto acumulativo porque no todo lo que se hizo el primer año con 280 millones entregados a miles de escuelas en todo el país. El próximo año se volvió a entregar si ya tiene pintadas las paredes, ya tiene pizarrón, mejore los servicios higiénicos, ponga los pisos, ponga los techos. Y al tercer año insista en los mismos temas y si no, ponga usted un área deportiva, cultural para los niños. Y han sido tres años en los que se ha enviado más de 700 millones de soles a estos 40 mil centros. Se han valorado muchísimo eso, porque han puesto la mano de obra en algunos casos, en otros casos han completado lo que hubiera faltado para hacer una obra más grande. Han sido tres años, y este año será el cuarto y el próximo será el quinto y entonces terminaremos enviándoles 1,200 millones o mil trescientos millones. Y al lado de eso el trabajo directo de construcción de OINFES, nombre cabalístico y prodigado. OINFES que construye, como ustedes pueden ver lo que hemos llamado los colegios emblemáticos.

Habrán 21 en Lima y 25 colegios emblemáticos en provincias. Tienen que renovar los colegios clásicos como la Independencia, como el San Juan, como el Alfonso Ugarte, etc, etc. a lo largo de todo el país, para que los jóvenes aspiren a entrar a esos colegios. Esas grandes Unidades Escolares que fueron, un esfuerzo diré constructivo, del Ministro Mendoza, Ministro del General Odría, hace 60 años. Esas grandes unidades escolares, a pesar de ser enormes, poco a poco fueron quedándose sin alumnos, que descentralizan sus viviendas. Entonces había que convertirlos en un foco de atracción del alto nivel educativo. En el mes de marzo y abril habremos culminado de entregar las 22 que hay en Lima y va ser un acto muy importante porque compromete decenas de miles de estudiantes.

Creo que el punto más alto y más importante es el llamado Colegio Mayor Secundario que va a funcionar como un estímulo a los mejores estudiantes de las mejores Unidades escolares y colegios secundarios del país. El sábado, ya que ustedes están aquí, los señores periodistas, los que tengan interés en educación, hay otros que tienen interés en el deporte, la política, el chisme de ayer, bueno esas cosas no cambian el alma de la sociedad; eso es anecdotario del día. El sábado en el Liceo naval me parece 5 mil jóvenes, los mejores del Perú, primero, segundo, tercer puesto. Comienzan un examen y aquellos 700 que obtengan las mejores notas en ese examen podrán estudiar en el Colegio Mayor Secundario que es una creación de este gobierno. ¿Por qué? Porque hay que darle estímulo a la educación. Si usted se esfuerza, si usted estudia por si sólo mucho más de lo que le dan en el colegio, preséntese al Colegio Mayor Secundario. Allí el estado le dará todo lo que requiere para vivir, para estar: alimentos, vestidos, residencia, educación de la más alta calidad para que estén allí. Y este es lo que llamaré experiencia piloto porque mi sueño es que después cada departamento no región –todavía no existen en el Perú- tenga su Colegio mayor, para haya a su turno competencia de todos los colegios secundarios y vayan los mejores. Y así vamos a ir descentralizando, democratizando y creando una, diré no una elite, sino un grupo de los que tienen más interés en capacitarse sin olvidar por cierto a todos los demás.

Creo que está dicho casi todo lo que me hubiera interesado decir para destacar que el tema de la educación es un tema muy audaz, muy aventurado, muy difícil, de largo plazo, exige constancia, maduración y fundamentalmente amor por la educación y por cambiar el alma nacional. (RTV Canal 7. 18.01.10/ 10pm).

Sin comentarios. (23.01.10)