Posts Tagged ‘PEN’

REFRENDANDO ACUERDOS Y DERECHOS

30 marzo 2013

1. Fue en Dakar y sí me acuerdo. La semana pasada se realizó en África la Consulta mundial sobre la educación en los programas de desarrollo posteriores a 2015. Los medios locales no dieron información sobre ello y para el sector correspondiente parece que pasó desapercibido.
Es bueno compartir la información en educación en nuestro país, no sólo cuando se tienen buenos resultados o no en aprendizajes, sino cuando ésta sirve para reforzar la política educativa que el estado promueve. Ese es el propósito del presente artículo.
El Sr. Qian Tang, Subdirector General de la UNESCO, expresó que “La visión de la educación en los programas de desarrollo para el periodo posterior a 2015 debe reflejar dos principios fundamentales El primero de esos principios es que el derecho a la educación es un derecho humano fundamental, consagrado en los marcos normativos e incorporado a la legislación de la mayoría de los países.
El segundo es que se trata de un bien público. El Estado debe ser el garante de este principio y debe prestar especial atención a la promoción de la igualdad. (http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/single- iew/news/global_leaders_address_multi_stakeholder_partnerships_in_education_at_dubai_forum/)
Además expresó que, “…si los gobiernos deben orientar todo el proceso, también es preciso reconocer que las prestaciones educativas constituyen una responsabilidad colectiva que abarca a las familias, las comunidades, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas. “Tenemos que aprovechar más la contribución de todas las partes interesadas a fin de mejorar las prestaciones educativas y su financiación”, afirmó. Insistió, también, “…en la necesidad de tener en cuenta lo que hemos aprendido en los últimos decenios y de aprovechar esas experiencias para seguir avanzando. Opina que una primera lección la debemos extraer de Educación para Todos, que sigue siendo un “programa inconcluso”, pues tenemos aún muchos niños sin escolarizar y el analfabetismo entre jóvenes y adultos así como el abandono escolar y los resultados inadecuados en materia de aprendizaje están en niveles que no pueden seguirse aceptando.
Otra lección radica en la insuficiente atención que se ha otorgado a la calidad del aprendizaje. “Los docentes son esenciales para lograr un aprendizaje de calidad, en todos los niveles y contextos de la enseñanza. A medida que su función evoluciona y dejan de ser ‘transmisores de conocimiento’ para pasar a ser ‘facilitadores de aprendizaje’, su preparación, categoría social y condiciones deben seguir siendo una preocupación fundamental”, declaró el Sr. Tang.
De otro lado igualmente se mostró complacido por el compromiso asumido por los ministros de educación de dar un “empujón decisivo” a los esfuerzos en pro de la consecución de los objetivos educativos de aquí a 2015, acordado en la Reunión Mundial de Educación para Todos, que se celebró en la Sede de la UNESCO en noviembre de 2012. Asimismo manifestó que la Iniciativa Mundial “Educación Primero”, lanzada recientemente por el Secretario General de las Naciones Unidas, podría dar buenos resultados al movilizar a los Jefes de Estado y otros dirigentes mundiales en torno a un programa de urgencia.
2. Una agenda con enfoques. Para programas posteriores a 2015, la UNESCO plantea cuatro enfoques fundamentales a tener en cuenta.
• La preocupación por la paz y el desarrollo sostenible debería estar en el eje de los esfuerzos que se realicen después de 2015 para fomentar el desarrollo integrador y equitativo. La educación para la ciudadanía mundial figura ya en los planes de estudio de muchos países, pero es preciso que llegue a ser un objetivo mensurable.

• Todo marco de desarrollo para el periodo posterior a 2015 deberá tener pertinencia universal y ser capaz de movilizar a todos los países, sea cual sea su nivel de desarrollo, en torno a un conjunto de metas comunes orientadas al desarrollo integrador y sostenible.

• Deberá fortalecerse el vínculo entre la educación y los demás sectores del desarrollo: La educación es un instrumento que facilita la consecución de todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, pero, a su vez, depende del progreso alcanzado en otros ámbitos.

• Deberá elaborarse un marco de trabajo para el aprendizaje en el siglo XXI que promueva la creación de sistemas de aprendizaje integradores a lo largo de toda la vida. (Ibídem)

Acabamos de apreciar la presentación del avance del PEN ante el Congreso de la República. La sensación que queda es pobre. Si bien la exposición se centró en los 6 objetivos estratégicos, nada nuevo se presentó a una representación nacional que quería que eso se tradujera en concreto. ¿Por qué no hacerlo en el marco general de cada objetivo? A nuestra representación y al pueblo le gusta conocer, ver y contrastar con la realidad.

Consideramos que en la exposición, a nivel de política educativa, faltó articular enfoques, tendencias y compromisos que se vienen dando a nivel internacional. Si no elevamos los temas del debate, estaremos cautivos de lo doméstico y nuestros hijos seguirán demandando la satisfacción de sus necesidades educativas, que llega tarde y sin un contexto de las perspectivas que se discuten y optan en el mundo.

En el contexto educativo mundial y regional se vienen dando planteamientos y debates que enriquecen las propuestas de políticas educativas. Aquí enfatizamos mucho el tema de la medición de los aprendizajes y para ello estamos articulados al LLECE, a PISA, pero ¿qué significa ello para la política educativa si no se diseñan estrategias para abordar los problemas que se tienen desde el punto de vista pedagógico? No se trata de hacer ajustes ni diseñar estrategias, si el docente desde su formación no transita por el análisis de la política educativa que se desarrolla y menos por la forma como se enfoca.

Esta agenda sin duda plantea temas interesantes y concretos. Falta trazar una estrategia que priorice lo sustantivo de la política educativa -hacia dónde vamos- y no quedarse solo en aquello que impacta visualmente, pero no se sedimenta en la formación de la persona, del ciudadano.

Una tarea ardua y que requiere continuidad, y perseverancia en hacer realidad el enfoque intercultural, de género, el establecimiento de calendarios diferenciados para costa, sierra y selva para poder mostrar resultados satisfactorios.
3. Otro hecho que no debemos ver de costado. Se trata del Foro Mundial sobre la Educación y las Competencias, que tuvo lugar en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) del 15 al 17 de marzo pasado. El tema a debatir fue cómo crear un contexto propicio para concertar alianzas eficaces, al facilitar a los dirigentes del mundo el examen de los métodos por los que el gobierno y el sector privado pueden realizar esfuerzos conjuntos para dar prioridad a la educación, de conformidad con la iniciativa mundial “Educación Primero” del Secretario General de las Naciones Unidas, lanzada en el mes de septiembre de 2012 a fin de impulsar el avance hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio relacionados con la educación. (http://www.un.org/spanish/News/story.asp?newsID=24561#.UVMl0DckRSE). Ban Ki-moon planteó “Educación es esperanza y dignidad. Educación es crecimiento y empoderamiento. La educación es la piedra fundamental de toda sociedad y el pasaje para salir de la pobreza”, y agregó que esta iniciativa es una respuesta al llamamiento de todos los padres para que sus hijos reciban la escolaridad que merecen, desde la temprana infancia hasta la mayoría de edad.
En Dubai se planteó que “La postura de la UNESCO es clara: la educación es un derecho humano fundamental y un bien público. El Estado desempeña una función esencial, en tanto que defensor de este principio, al fijar normas y criterios que garanticen la calidad y la igualdad de oportunidades. Pero el Estado no debe ser el único agente de las prestaciones educativas: debe actuar en coordinación con las familias, las comunidades, las organizaciones de la sociedad civil, la empresa privada y otros sectores. Tenemos que aprovechar más la contribución de todas las partes interesadas a fin de mejorar las prestaciones educativas y su financiación”, afirmó Qian Tang, Subdirector General de Educación de la UNESCO, en la inauguración del foro. (http://www.unesco.org/new/es/education/resources/online-materials/single-view/news/global_leaders_address_multi_stakeholder_partnerships_in_education_at_dubai_forum/). Entre otros temas se abordaron la enseñanza privada, el contenido pedagógico, la tecnología y las prestaciones educativas, y el progreso de las mujeres en la educación. En la conferencia se examinaron además, los aportes regionales en materia de educación y competencias, junto con los debates sobre el fomento de la ciudadanía mundial, la reforma de los planes de estudio, la formación empresarial y las necesidades de las empresas.
En el tema sobre la reforma de la enseñanza fueron analizados los factores que concurren para obtener un buen resultado de las iniciativas conjuntas. También se debatió sobre la necesidad de un marco normativo que garantice el acceso, la calidad, la pertinencia, la eficacia y, en particular, la equidad. Una de las preocupaciones que se manifestaron fue la necesidad de disponer del seguimiento y la evaluación adecuados, de modo que las iniciativas conjuntas no aumenten la desigualdad.
¿Por qué este Foro no tuvo resonancia en el país? No sabemos. Vivimos en la última quincena un cierto rebrote del planteamiento del sistema voucher para nuestras escuelas públicas a pesar de que en otras latitudes no ha dado buenos resultados, pues ahonda la inequidad. Pero hay quienes bajo el pretexto de constatar que existe una migración de los alumnos de la escuela pública a la privada empiezan a “vender” la idea que el sistema de voucher es la solución para brindar una educación de calidad. ¿Se han puesto a pensar que ese sistema no podría funcionar en un país diverso? ¿La estructura del Estado acaso está reformada en función de las características del país? ¿Por qué no apoyar el desarrollo de iniciativas que se desprenden del PEN y que se vienen desarrollando a pesar de los problemas del proceso de descentralización? No pensemos que la oferta de franquicias educativas que se instalan en nuestras provincias y distritos, oferten calidad en educación. Quienes conocen la realidad de estas ofertas denuncian atropellos a los docentes en remuneración y recargo de horas de trabajo; también de los problemas de los padres de familia para conseguir recursos y poder cumplir con la pensión mensual.
Estos dos eventos reseñados nos hablan de la educación como derecho de la persona y cómo el Estado tiene el deber de garantizarla y la comunidad y sus instituciones el derecho de vigilar para que se brinde una buena educación para nuestros hijos. No seamos indiferentes. (30.03.13)

PROYECTO EDUCATIVO NACIONAL BALANCE Y RECOMENDACIONES 2012

10 marzo 2013

1. Se hace camino al andar. El Consejo Educativo Nacional presentó el miércoles 7 de marzo el Balance y Recomendaciones 2012 del Proyecto Educativo Nacional. Felicitaciones por el esfuerzo de construir un referente escrito de la labor realizada en torno a una voluntad que costó y mucho a un grupo selecto de educadores e intelectuales nacionales y que hoy es una realidad que no puede dejarse de lado cuando de educación nacional se trate.

Estamos transitando este camino de dar cuenta, no para demostrar sólo el esfuerzo, sino porque consideramos que la democracia se sustenta en base a compromisos y respuestas concretas. Y este Balance y Recomendaciones lo es. Además consolida institucionalmente lo que es la educación nacional y hacia dónde debe dirigirse.

El trabajo, las actividades realizadas en el transcurso del 2012, se muestran en cuadros y gráficos que indican cómo vamos en el cumplimiento del PEN.

El trabajo y el esfuerzo por presentar un balance y recomendaciones significa que la palabra y la letra se concreta en resultados, sin duda débiles aún, pero que van marcando el camino por el que debe transitar nuestra educación nacional si se quiere que los aprendizajes y desarrollo de capacidades de los alumnos, se hagan realidad y que sean la garantía de que la educación pública va recobrando vigor a pesar de que algunos educadores muestren la voluntad de que la “burbuja” de la educación privada, viene marcando una tendencia y arropada por el modelo económico que se asume como desarrollo y nos muestra espejismos. Y sabemos que los espejismos son sensaciones que distorsionan la realidad. No se nos habla por ello de la calidad de la educación privada que se oferta y consumen nuestros alumnos, sobre todo de las zonas marginales.

2- Golpe a golpe, verso a verso.
El documento completo del Balance y Recomendaciones del PEN 2012 se puede bajar de la siguiente dirección digital: http://www.cne.gob.pe/images/stories/cne-publicaciones/Balance2012alta.pdf.

El consejero Santiago Cueto hizo la presentación del contenido del Balance y las Recomendaciones. (Esta presentación en ppt se puede ver en la dirección http://www.youtube.com/watch?v=wpZITs0DvTE&feature=youtu.be ).

Contando con ambos documentos podrá tenerse una visión del estado en que se encuentra nuestra educación nacional. Señalaré sólo algunos temas que me parecen importantes dentro de los muchos que se plantean.

– Llamó la atención que se refiriese a que existen pocos datos y evaluaciones rigurosas. También que el MED tiene la responsabilidad de informar anualmente al Pleno del Congreso, en marzo, sobre los avances en el Proyecto Educativo Nacional.

– En educación básica especial hay mucho por hacer. Se carece de estudios serios sobre experiencias prometedoras sobre educación secundaria a distancia y en alternancia. El crecimiento de la educación privada se viene constituyendo un reto para todo el sistema educativo, pues la oferta no es de calidad. El Registro Nacional de Instituciones Educativas de Educación Intercultural Bilingüe, ha sido creado últimamente.

– Aún no se conoce el impacto de la huelga magisterial del año pasado en los resultados de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) 2012. Un listado de advertencias alertó sobre la educación de los estudiantes indígenas de la Amazonía y que aún queda por alinear los Mapas de Progreso del Aprendizaje con el Marco Curricular Nacional. Que existen dificultades en el reparto de los textos.

– Las LapTop XO, no han cumplido con tener el impacto en los aprendizajes. Hace falta un enfoque pedagógico en su uso y mejorar la conectividad. Se ha diseñado y puesto en funcionamiento una plataforma digital “PerúEduca” que se espera sirva de apoyo al sistema. También se refirió a las campañas impulsada por el MED, preguntándose sobre su institucionalización.

– El CNE considera que los directores deben participar en las decisiones sobre los docentes que van a trabajar en su institución educativa para incentivar la autonomía escolar. Es necesario un sistema de información y monitoreo sobre los profesores; una estrategia para evaluarlos de manera confiable y válida; además de alinear el Marco de Buen Desempeño Docente con la formación docente. Sólo existe una institución formadora de docentes que ha sido acreditada. No se han evaluado los programas como el acompañamiento pedagógico, el PELA y el programa de formación de formadores.

– Con referencia a la gestión descentralizada, el balance expresa la preocupación del CNE por la articulación de los proyectos educativos regionales (PER) con el PEN. También que el Sistema de Seguimiento e Información a los PER muestra dificultades y notables diferencias entre regiones en temas como el desarrollo de capacidades y la participación de la sociedad civil. Está pendiente la aprobación de la Ley de Organización y Funciones (LOF) del MED en el Congreso y por ello es necesario preguntarse cuál debería ser el nivel de autonomía de las instituciones educativas. Es necesario reformar el Sistema de Información y Apoyo a la Gestión de la Institución Educativa (Siagie) y si bien el presupuesto y el gasto por alumno han crecido significativamente, aún estamos lejos de lo que estipula el Acuerdo Nacional.

– La educación superior está desfasada de las demandas del desarrollo local, regional o nacional y de los retos de la globalización. Lo realizado hasta hoy (el desarrollo de estándares para la acreditación) es poco. Aun existe una baja asignación presupuestal para las instituciones de educación superior públicas. Una iniciativa interesante e importante es la creación y desarrollo de la llamada Beca 18 y las becas de postgrado para el extranjero.

– Sobre el tema de sociedad educadora se manifiesta que los municipios tienen iniciativas de fomento de la lectura, el arte, la cultura, la prevención de la violencia. También las empresas desarrollan programas de responsabilidad social para educación. Falta articularlas y evaluar su impacto.

Concluyendo su exposición el consejero Cueto hizo una síntesis de las recomendaciones. Así planteó el drama de la inequidad y la necesidad de trabajar con los grupos más desprotegidos con la finalidad de acortar las brechas. Que las reformas curriculares en ejecución deberían organizarse en función de los otros instrumentos que se vienen dando; así los nuevos instrumentos para los docentes deben evaluarse para garantizar que se convoque y se retenga a los mejores candidatos.

Precisó, además, que deben articularse los niveles (nacional, regional, local) a fin de fortalecerlos para realizar reformas desde la institución educativa hasta los escalones superiores; y que con respecto a la Ley de Educación Superior, el MED debe ser el promotor y articulador de iniciativas con los gobiernos locales, las empresas y otros sectores y medios de comunicación.

Finalmente anunció que el Plan de trabajo del CNE 2013 abordará prioritariamente el fortalecimiento de la escuela y la educación superior.

3. Percepciones, sensaciones, perspectivas
La presentación del Balance sentimos que llega muy tarde, cuando el año escolar ya se inició y cuando las normas del año lectivo ya fueron dadas. ¿No se podría establecer un calendario en el cual la información y datos se alcancen antes del último trimestre del año. ¿Sobre qué base planifica el MED el año venidero? ¿Cómo aborda los principales problemas?

El PEN responde al Acuerdo Nacional y de éste se derivan las políticas a seguir en el sector educación. Nos hubiera gustado escuchar alguna exhortación a la autocrítica en cuanto a la poca visión de una política integral de la educación nacional ¿Hacia dónde vamos? ¿Qué objetivos se quieren alcanzar? ¿Qué metas cumplir?

La percepción que deja el Balance es que vamos bien, pero muy débiles políticamente. ¿En qué se diferencia esta gestión de la anterior? ¿Qué énfasis han sido puestos? Sensación de inseguridad y de creer en exceso de la palabra dada y firmada por los gobiernos regionales, que sabemos es flor de un día. Se requiere urgente una política para el desarrollo de capacidades de los Directores Educativos y especialistas de los Gobiernos Regionales.

Otra percepción que deja el Balance es que es una puesta en escena de una realidad que no se puede cumplir a corto plazo. Es necesario cambiar la manera de hacer política y de asumir la conducción del sector. Muchos procesos están por iniciarse, pero no se podrán cumplir porque existen viejas maneras de gestionar, una estructura con usos y costumbres tradicionales y una manera anacrónica de abordarlos y darles solución.

El Capítulo VI, Art. 81º de la Ley General de Educación Nº 28044 que trata del CNE, explicita , entre otras precisiones, que “Tiene por finalidad participar en la formulación, concertación, seguimiento y evaluación del PEN, las políticas y planes de educación de mediano y largo plazo y las políticas intersectoriales que contribuyen al desarrollo de la educación.”…”Opina de oficio en asuntos concernientes al conjunto de la educación peruana.” Sin duda el trabajo presentado y publicado es meritorio, pero ¿sirve al proceso educativo iniciado? ¿Qué se sugiere como correctivos para cumplir lo expuesto en la Ley? El rol político del CNE es importante recuperarlo pues es un referente “especializado, consultivo y autónomo del MED”. ¿Cómo hacer para que las recomendaciones no colisionen con el proceso iniciado en el año escolar 2013? (09.03.13)

LA COMUNICACIÓN DE LOS CAMBIOS EN EDUCACIÓN

12 octubre 2011

Van pasando los días y ya llegamos casi a los 60 del presente gobierno. En el ámbito de la educación nos quedamos con cierto resabio de que algo está sucediendo que no “despega” y va dejando que personajes del gobierno anterior salgan a “dar cátedra” de que las cosas son como ellos las plantearon y que cualquier cuestionamiento, es desconocimiento y por qué no ”persecución política”.

Esta sensación de ciudadano que sigue los sucesos cotidianos referidos a educación, es sentida por muchos de los que esperan que la nueva gestión deje sentir su opinión, su voz. No basta que los diarios y emisoras de TV y radio les brinden el espacio, tampoco es suficiente que sólo el Portal del Ministerio –ahora sí más dinámico en notas de prensa- dé a conocer el quehacer de la Alta Dirección del Ministerio y eventos importantes.

Si bien las entrevistas son anunciadoras y enriquecedoras, no bastan para ir marcando la ruta de un nuevo estilo, de una nueva manera de percibir la educación que nuestro país requiere. El Proyecto Educativo Nacional (PEN) es el norte, pero debería hacerse docencia. El grueso de la comunidad educativa y del país conoce de referencia el documento, pero no su contenido.

¿Por qué no empezar a difundir el PEN? Una cita de Jorge Basadre que lo inicia tiene tanto contenido, que es esclarecedora de lo que sucede en nuestra educación nacional. Dice la cita: “No podemos, por cierto, curar con un solo trazo deficiencias arraigadas, satisfacer totalmente necesidades angustiosas o recuperar, en uno o dos años, o en unos cuantos años, el tiempo perdido o malgastado, o no integralmente empleado por generaciones anteriores, cuyos esfuerzos constructivos, por otra parte, no debemos ni podemos desconocer sino, por el contrario, necesitamos reconocer y honrar. Urge que podamos educar no sólo a niños, adolescentes y analfabetos adultos, sino también a nuestra opinión pública y a nuestras clases o sectores dirigentes y a estos últimos para que comprendan y se resignen a que los problemas educativos sean estudiados, confrontados y abordados técnicamente y en forma adecuada y a largo plazo”. (Jorge Basadre. Materiales para otra morada, 1960).

Palabras que dan sentido, que desgarran a quien siente la educación en el país. Es claro que no se pueden “…curar de un solo trazo deficiencias arraigadas…”. Este es un recorderis que debemos tener presente cuando de tomar decisiones se trata. A pesar de las declaraciones de los últimos años de optar por una calidad de la educación, poco se ha hecho en materia de gestión educativa, de manera que si se contaba con un nuevo currículo, o se optaba por una Carrera Pública Magisterial, o por una nueva Ley de Educación, poco se hizo por pensar en una gestión moderna del aparato del estado dedicado a generar la política educativa y dirigirla. Todo lo contrario, los funcionarios de entonces refugiaban su impotencia en aquella frase popular “echa la ley, echa la trampa”. De esa manera bloqueaban los cambios, u otros de manera osada imponían su consigna partidaria para debilitar el cambio, logrando que la mediocridad de funcionarios y docentes generaran una manera de cumplir con los procedimientos dirigidos, no a la mejora de la educación, sino todo lo contrario, a usufructuar políticamente de ella. Así se fue generando un “clientelismo político” que tanto daño ha hecho a la educación nacional. ¿Alguien puede decir lo contrario? ¿Por qué no saber separar la esencia del montón y desarrollar procesos diferentes?

Un cambio en la raíz de la estructura del sector que implique un repensar el sentido y función del Ministerio vendría bien al inicio de un nuevo ejercicio gubernamental. Y esto no quiere desconocer lo realizado, sino todo lo contrario. Significa atacar de raíz aquello que no permite el despegue de los cambios, el cambio de mentalidad en la percepción de lo que se requiere hacer.

¿Cómo hacer para que el Proyecto Educativo Nacional (PEN) no sea fagocitado por la burocracia renuente al cambio, pero con poder? ¿Cómo involucrar a los funcionarios en este nuevo proceso y política a desarrollar? La difusión del PEN demanda compromiso y acción; demanda además implicarse en la tarea.
Los procesos que se deben desencadenar en el Ministerio de Educación, si se quiere apostar por una puesta en ejercicio del PEN, pasan por pensar objetivamente los cambios que debe hacerse a nivel personal. El nuevo funcionario que se asigne no sólo debe destacarse por su ciencia, su conocimiento, sino por la calidad profesional, por los valores y compromiso con la educación nacional. Y en esto Beatriz Boza en su columna semanal Rincón del Autor nos dice ““Conoce el sector”. “Tiene experiencia en esa actividad”. Conocimiento y experiencia en el tema son los atributos que se suelen privilegiar para la designación de cargos públicos, olvidando que la idoneidad no es solo un tema de ‘know how’ y ‘know who’, sino de valores. Puede ser que uno conozca a cabalidad lo que pasa en un sector por tener intereses económicos en juego, pero precisamente esos intereses particulares son los que no hacen a la persona idónea para el encargo.” (EL COMERCIO. Lima, 29 de septiembre de 2011).
Por ello considero que no basta anunciar que se implementará el PEN en el nuevo ejercicio de gobierno, es necesario explicar de qué trata este documento, su estructura y contenido y cómo su conocimiento y desarrollo implica una movilización ciudana. También el PEN requiere de una nueva estructura institucional para ejecutarse, una racionalización de funciones, asumir la tecnología como instrumento que aligere desempeños tradicionales, papeleos engorrosos. Es decir una nueva forma de presentar lo que se realizará y desde donde se formularán políticas. ¿Cuesta mucho este cambio? Sin duda, pero en aras de un desempeño eficiente vale la pena hacerlo. Cuidado con lo que dice Sabina “Quisiera hacer lo que ayer, pero introduciendo un cambio No metas cambio Silario que está el jefe por ahí, ¿Por qué está de jefe? Porque va a caballo ¿Por qué va a caballo? Porque no se baja ¿Por qué no se baja? Porque vale mucho ¿Y como lo sabe? Porque está muy claro ¿Por qué esta tan claro? Porque está de jefe. Eso mismo fue lo que yo le pregunté ¿Por qué esta de jefe?” (SABINA Círculos viciosos). Triste imagen de lo que es una realidad y el desempeño caricaturizado del funcionario. Pero Boza en el artículo mencionado nos dice: “En una democracia, el funcionario que asume un cargo de autoridad se compromete a velar por el bien común, es decir, de todos nosotros, y no por intereses particulares. El ejercicio de la función pública debe precisamente realizarse pensando en los demás antes que en sí mismo. Por eso, la ley sanciona la politización o aprovechamiento del cargo, que no es otra cosa que el incumplimiento de esa promesa de lealtad que hace la autoridad al asumir el encargo.”(Ïbidem)
No debe olvidarse que el PEN como lo dice en su Presentación “…es un instrumento tanto para la formulación y ejecución de políticas públicas, como para la movilización ciudadana.” (PEN al 2021. Presentación).

¿Se podrá hacer realidad lo que propone el PEN con la estructura actual del Ministerio de Educación? Arriesgaría decir que sería muy difícil, no alcanzarían los años de la actual gestión. El cambio se impone si se quiere que los procesos que se diseñan empiecen a mostrarse y a dar resultados.

Ante esta falta de visibilidad de lo que se quiere hacer, estamos viendo a funcionarios de la anterior gestión que vienen siendo invitados a los principales programas de TV a responder sobre el tema educativo y comparar con la presente gestión. Cuando uno deja un vacío existe otro dispuesto a llenarlo. Y, cuidado, eso podría estar sucediendo y quedando un mensaje negativo, que no es cierto.

Los encuentros y compromisos empezados hace dos semanas, sin duda siguen una metodología utilizada en la generación de consensos para elaborar el PEN y estaría bien si el tiempo jugara a favor de los cambios. Y no es así.

El tiempo cronológico y la mecánica que debe utilizarse, si se requiere cambios, demanda otra velocidad. Velocidad para tener un balance de cómo fue recibido el sector educación de la gestión anterior tanto a nivel de política educativa como la carga de personal. ¿Qué juicios de valor se pueden hacer?. ¿Es razonable contar con tanto personal? ¿Cuáles son los temas pendientes en cada una de las direcciones nacionales? ¿Cómo está la gestión de los procesos referidos a cada unidad o línea de trabajo? Velocidad en la toma de decisiones. Respuestas concretas y ajustadas a lo que se requiere. Velocidad en las relaciones interinstitucionales. Velocidad en la provisión del servicio.

El PEN requiere difusión, conocimiento y diseño de políticas innovadoras y no acomodadas solamente. La situación del sistema educativo requiere que el PEN se inserte en la sociedad y que la comunidad educativa se apropie de él. La primera parte: La urgencia de un nuevo horizonte, requiere explicación para que aquello de “Una visión de un nuevo horizonte” tenga sentido, comprensión. No se está dando un mensaje conocido sino que se conceptúa sobre nociones nuevas, con un sentido diferente y desde la perspectiva educativa. También es necesario explicar en lenguaje más comprensible de aquel punto 2 que pregunta ¿De qué realidad educativa partimos? Viejos problemas y nuevas promesas.

Si esto requiere la primera parte, la segunda Una respuesta integral, el Proyecto Educativo Nacional que contiene los objetivos estratégicos (6), necesita explicarse de qué se trata. Sin duda el documento es bastante elaborado para quienes están en el tema y conocen; pero para la comunidad debe explicarse de una manera más popular, que cumpla la función de difusión que demanda. No debemos olvidar aquel proverbio chino que dice “El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, mas luego se clarifica.” Se tiene que tener la responsabilidad de que el mensaje sea claro, se trabaja para el pensamiento, para el conocimiento. Hay que procurar que las cosas queden claras. De esa manera el mensaje será comprendido y quienes lo reciban lo harán suyo y lo defenderán.

Una nueva percepción de la educación nacional es lo que se quiere conseguir. El tiempo y la velocidad demandan una nueva manera de comunicar, una nueva manera de gestar compromisos.

Hacer realidad aquello que ha expresado el Viceministro de gestión Pedagógica en Asunción Paraguay en la XXI Conferencia Iberoamericana de Educación que La ruta de la educación en el Perú es de profunda transformación Esto significa que se tiene que dejar de hacer determinadas acciones y emprender otras diferentes, que representen una manera de entender la calidad de la educación de otra manera”, encierra un mensaje que debe ser explicado de manera que toda la comunidad educativa acompañe el proceso.
La tarea es didáctica, pedagógica, inclusiva en toda su dimensión. Nuestra comunidad educativa es diversa y debe llegar a todos el mensaje comprensible, que comprometa, que convoque. Las brechas que se tienen que cerrar en educación son innumerables. Es el momento de empezar. ¿Por qué no empezar utilizando las redes sociales? Chris Perry, director de comunicación digital de Weber Shnadwick, dice en una entrevista, que existen oportunidades para comunicarse a través de canales no tradicionales. Hablando de la región donde se incluye nuestro país dice: “Lo que percibimos es que la adopción típica de tecnología es lenta en términos del uso y del valor de las oportunidades que se crean. Lo cierto es que no se trata de una moda pasajera. Es una revolución de las maneras en que nos comunicamos como individuos. Las empresas tienen que ver si están o no en este diálogo. Y no se trata solo de estar en Facebook. Estamos hablando de que ha cambiado la forma en la que la gente se comunica e interactúa…. (EL COMERCIO, 29.09.11) Sin duda es necesario diseñar esta manera de comunicarse e innovar formas y maneras de relacionarse con los actores y beneficiarios de la comunidad educativa. En las redes sociales el mensaje es de ida y vuelta; sirve para aprender a escuchar; sirve para enterarse de los temas y problemas que se tiene en la comprensión del mensaje; también para establecer una estrategia a partir de las expectativas y también de la política que se quiere dar a conocer y aplicar. Naturalmente, es una nueva manera de comunicarse, de poder establecer un puente diferente con la comunidad educativa. Valorar y darle sentido a lo que nos brinda la red –previo diseño técnico- es hacer docencia con los actores que tienen que ver con la educación en el país. ¿Por qué no intentarlo? Sería una manera de empezar a incluir a quienes nunca se relacionan directamente con el Ministerio sino a través de mediadores que muchas veces distorsionan el mensaje.
Si se quiere cambiar, innovar la educación se debe recurrir a la llegada directa a los actores principales del proceso, los maestros y los padres de familia mediante la incorporación de las redes sociales en el portal del sector Sin embargo debe repararse que somos un país diverso, intercultural y debe tenerse en cuenta esta diferencia para no producir otra forma de exclusión. Evidentemente es un reto para la comunicación educativa de una realidad diferente como la nuestra. Como todo en la vida, un reto más, cuya respuesta debe contemplarse no desde el mercantilista cuánto cuesta esto, sino desde el desarrollo humano y las posibilidades de romper a los intermediarios del mensaje. Este trabajo sin duda es un punto más en la nutrida agenda que tendrán el equipo de funcionarios del sector, quienes están pensando y decidiendo por la educación en el Perú.
Para concluir recogemos las palabras de la Ministra Salas en una entrevista última donde demuestra que existe claridad, ganas y voluntad política de hacer las cosas bien. La respuesta a la pregunta para lograr este reto fue: “Uno, poder generar los mecanismos de gestión que nos permitan hacer las cosas como nos proponemos; dos, recuperar la confianza del magisterio; y tres, generar una opinión pública en torno a una idea de calidad educativa un poquito más compleja. Creo que lo que el sistema educativo le puede ofrecer a la población como ocasión es mucho más de lo que la población en promedio demanda de la educación. Entonces, para las tres cosas necesitamos una cuarta, que es tiempo, pequeño detalle” (Entrevista a Patricia Salas por Francesca Uccelli . “Lo que el sistema educativo le puede ofrecer a la población es mucho más de lo que ella demanda”. En Revista Argumentos, año 4, n° 5. Noviembre 2010. Disponible en http://revistargumentos.org.pe/fp_cont_1202_ESP.html ISSN 2076-7722). No son palabras efectistas, son salidas de un conocimiento y compromiso de lo que se quiere hacer y espera la educación nacional. (1º.10.11).

El Proyecto Educativo Nacional (PEN) y el fortalecimiento de la escuela pública

21 agosto 2011

En nuestra sociedad se tiene una manera de percibir las necesidades de acuerdo a las conveniencias, a los intereses de una clase social. Poco existe de solidaridad, de equidad, de inclusión. Todo lo contrario, nos hemos acostumbrado a hablar a media voz y no decir las cosas respetando el pensamiento del otro. Somos avaros para practicar la tolerancia y para compartir, para vivir en democracia.

En las últimas décadas ha sido necesario que vengan misiones auspiciadas por agencias y bancos para hacernos ver que es necesario un cambio en educación. Que la educación que se brinda no es de calidad, que los aprendizajes de los alumnos no están a la altura de los estándares e indicadores que requiere la sociedad de hoy. Y así hemos ido sumando de quinquenio en quinquenio recetas para mejorar nuestra educación. ¿Qué resultados hemos obtenido? Muchos estudios existen sobre el tema, pero poco parece que han servido para que se formule una política educativa ajustada a nuestras necesidades. Pero claro, el Estado no ha gastado casi nada en investigación educativa y menos en tener en cuenta lo que desde las instituciones de la sociedad se ha realizado.

Sin duda, la historia nos muestra el lugar preponderante que tiene la estructura económica dentro de las grandes rebeliones sociales que han ocurrido, ya que cuando ésta no es lo suficientemente sólida como para soportar la demandas y necesidades de la sociedad, simplemente se hace necesario un cambio, pero en esta tónica, lo que más que nunca adquiere relevancia para todos nosotros, es la utilización que los seres humanos le hemos dado a la educación, imaginándola como el único medio posible para extender y hacer efectivos los cambios necesarios. Sin embargo, encontramos que no se ha acogido los aportes de quien no está en el poder. Todo aporte desde la otra orilla ha sido tomado como crítica, como oposición, antes que como contribución para solucionar problemas crónicos que se tiene y mejorar la educación que requiere nuestra población.

La escuela forma parte del derecho a la educación que tenemos todos los seres humanos. Este derecho, del que muy pocos se acuerdan, debe hacernos pensar que se funda en la dignidad del ser humano que es inalienable y que toda persona pueda contar con los recursos necesarios para desarrollar sus capacidades, comprender el mundo en que vive y adquirir la preparación necesaria para ejercer la ciudadanía democrática.

Por ello la escuela pública es una filosofía, un concepto educativo y un modelo pedagógico que se fundamenta en el derecho de todos los ciudadanos a la educación y que se adopten las medidas presupuestarias para hacerla realidad. Las recomendaciones que hacen los expertos sobre inversión, antes que la atención a un derecho, han hecho mucho daño y han debilitado a nuestras escuelas. El afán de colocar créditos en aras de alcanzar la calidad de la educación, hizo olvidar que la educación pública se financia con fondos que provienen de los impuestos de todos los ciudadanos y que éstos son vigilados por la comunidad. Pero como andábamos con gobiernos que tenían la democracia como telón de fondo, empezaron a “endulzar” con la asesoría y apoyo externo, sin decir claramente que aquello que aportaban, era parte de un crédito que además debíamos de pagar. ¿Renunciamos a nuestra soberanía? ¿Renunciamos al derecho de darnos la educación que nos conviene como país soberano? Muchos podrán dar respuesta a estas preguntas, pero aquellas relacionadas con la soberanía y el derecho de la ciudadanía, muy pocos. Así estamos de hipotecados.

La auténtica educación pública tiene raíces en lo sembrado hace ya siglos, en la revolución francesa, donde existieron intelectuales que lucharon por cambiar y lograr la emancipación del sistema educativo (que en esos momentos se encontraba desfavorecido y carente de principios básicos), para poder consolidar la transición económica, política y social por la que lucharon.

La libertad, la justicia, la igualdad, y los adjetivos que constitucionalmente hoy le conocemos a la educación, como pública, obligatoria, y gratuita, fueron reconocidos como necesarios para lograr que la educación llegara a todos los niños y niñas sin distinciones de cualquier tipo. ¿Podemos decir que se viene cumpliendo esto?, ¿Y dónde estuvo la voluntad política?

Nos hemos contentado con el mejoramiento de la cobertura educativa, el discurso de la calidad de la educación, el mejoramiento de los aprendizajes. El Estado ha ido despreocupándose de la escuela pública, de la formación de docentes, de contar con un sistema de actualización permanente, al punto que toda la entelequia que heredamos, está a contracorriente de lo que el desarrollo del país requiere, del ejercicio de la ciudadanía y por lo tanto de los valores democráticos.

Esta escuela, que debe ser la célula desde donde se construya y fortalezca el Proyecto Educativo Nacional, urge de una atención inmediata. Una política coherente con lo expresado debería llevar a repensar la escuela que hoy se tiene y desarrolla en el país y que ha crecido a la sombra de directivas y normas que el docente y los alumnos deberían cumplir, de acuerdo a un calendario que hace omisión de los PEI (Proyecto Educativo Institucional), antes que desarrollar sus capacidades de acuerdo a sus competencias.

En estos días de rebelión estudiantil chilena, llamó la atención el contenido de un cartel que portaba un estudiante que decía “5 años de estudios y 15 años para pagarlos”. ¿No será que esto también es válido para nuestro país, para nuestros estudiantes? Sin pensar en el significado de lo que es invertir en educación, muchos han optado por la educación de sus hijos en la escuela privada, sin duda porque tenían mejor atención pedagógica, cívica, formación en valores y otros. Con ello le hemos ido facilitando al Estado la poca inversión en educación, la poca atención en la formulación de una política educativa acorde con nuestra realidad diversa, plurilingüe y multicultural. Y por supuesto con ello hemos colaborado en devaluar la escuela pública, aquella que tenía patio empedrado o como nos decía Nicomedes Santa Cruz donde “Tener primaria completa era raro en mi niñez (nos sentábamos de a tres en una sola carpeta)…”

Profesores desplazados, alumnos dispersos, constituyen en nuestras zonas rurales de costa, sierra y selva, el mal que ha ido destruyendo la educación para el pueblo. ¿Y en las ciudades y zonas marginales? Contadas son las escuelas que tienen una infraestructura idónea; docentes nombrados, materiales educativos y servicio de electricidad. ¿Se realiza allí la supervisión, el monitoreo a pesar de la cercanía de las UGEL? ¿Cuentan éstas con el personal y presupuesto adecuado para el cumplimiento de sus funciones?

A pesar de la Ley General de Educación (Cap. II La Institución Educativa Art. 66º) que reconoce a la escuela como la primera instancia de gestión del sistema educativo descentralizado, y que por finalidad tiene el logro de los aprendizajes y la formación integral de los estudiantes, vemos que esto se queda en palabras, pues el tiempo de los docentes tiene un serio recargo administrativo que sirve para estadísticas y para apreciar la inversión, pero poco se dice del rendimiento de los alumnos, del desarrollo e impacto de la institución en la comunidad. Está tan venida a menos que los propios docentes se sienten maltratados en su autoestima.

Lo que estipula la Ley en los artículos 67º, 68º,69º, 70º, pocas regiones y UGELES han aplicado, pues en las prioridades emanadas desde la sede central de educación, no se ha reparado en ello. ¿Miedos políticos?, ¿debilidad presupuestaria?, ¿falta de liderazgo?, ¿intereses encontrados? ¡Vaya usted a saber! Lo que sí podemos constatar es que la escuela pública está tan desmerecida que se ha creído que dándoles unos miles de soles para refacción de infraestructura se ha solucionado el problema. ¿Se les ha prestado un apoyo técnico pedagógico mediante la supervisión, el monitoreo?

Por ello hace bien la Ministra de Educación en reafirmar que se trabajará por hacer realidad la aplicación del PEN y a la par en el fortalecimiento de la escuela pública.

Sin duda este deseo que es profesional y político, demanda el desarrollo de relaciones y establecimiento de alianzas en donde deberían primar los derechos de la ciudadanía antes que los intereses por responder a modelos que vemos que no tienen buena aplicación si antes no se tienen en consideración desarrollos de políticas previas en donde se cuente con docentes, infraestructura y una política educativa que parta de mirar al interior del país, nuestra diversidad, donde se revaloren los aportes de quienes han hecho de la educación un tema de estudio e investigación.

El nuevo equipo de educación sin duda navegará a contracorriente para generar una opinión pública que sepa distinguir lo urgente y lo importante para la ciudadanía y no estar a merced de la ley de la oferta y la demanda. Una educación que tenga su norte en el Proyecto Educativo Nacional (PEN) y el fortalecimiento de la escuela pública que debe convertirse en su célula o cimiento.

La tarea es vasta. Demandará trabajar a dos ritmos, uno que mantenga lo que se viene desarrollando y otro planificando teniendo en cuenta el PEN, pero ambos dirigidos a llegar a un punto de quiebre que haga surgir una educación peruana diferente y no limitada a la aplicación de modelos que responden a diseños dirigidos a servir al mercado antes que al derecho al desarrollo humano, al respeto a la ciudadanía, a la democracia, a la tolerancia, a la solidaridad, a la equidad, a una gestión institucional verdaderamente desde la comunidad. ¿Será pedir mucho? ¿Será posible realizarlo? (13.08.11)