Posts Tagged ‘presupuesto educativo’

HUELGA MAGISTERIAL Y CONTRADICCIONES

8 octubre 2012

1. Buenos propósitos, buenas intenciones. Ayer tarde, el Secretario General del SUTEP informó que suspendía la huelga. “La asamblea autoriza al CEN del Sutep a elaborar un plan de lucha cuyos ejes y plataforma serán los siguientes: la exigencia por que se concretice un mayor presupuesto para el sector educación para el año 2013, la defensa de los derechos adquiridos por el magisterio, propuestos en los contenidos de la propuesta de nueva ley del profesorado presentado al Congreso de la República”. Agregó que “una de las razones por la cual se suspende la huelga es atender a los llamados realizados por los padres de familia y los estudiantes para regresar a las aulas y no perjudicar el año escolar”. Finalizó esta declaración diciendo “Exigimos al gobierno una mejor atención para los maestros y mejor atención para los alumnos, en respuesta a ello suspendemos la huelga convencidos de que ésta ha tenido frutos y ha logrado que el país reconozca a un sindicato como propositivo y que defiende a los maestros” (RPP. 05.10.12).
Diversas razones se plantearon en estos días de huelga: unos para sustentar sus reclamos y los otros para no atenderlos, pues no se podía ceder ni un ápice a lo recomendado por quien pone las reglas del juego: el sector economía. Lo anecdótico de todo es que hoy muy pocos hablan del sistema económico. Todos evitan abordar las medidas perversas que tiene cuando del tratamiento de cuestiones sociales se trata. Pero el discurso ideológico está ahí, patente, vivo. Quien no lo quiera ver o es ciego o está alineado al sistema.

Consideramos que debería reflexionarse más allá de la estrategia por la “recuperación de las clases”, que el tema laboral no puede ser manejado a soslayo, ni dejarlo al buen entender del MEF, que aplica un modelo económico perverso cuando se trata de invertir en los temas sociales.

A fines de agosto los educadores y estudiantes de Ontario (Canadá) recibieron un ultimátum de parte de la Ministra de Educación Laurel Broten, quien dijo que los sindicatos de docentes y las juntas escolares verían sus salarios congelados si no firmaban las nuevas propuestas antes del 1 de septiembre. Así “Se ha propuesto que los/las educadores/as firmen un nuevo contrato con el Ministerio de Educación de Ontario. Este contrato, que estará consagrado en un proyecto de ley, aplicaría una congelación salarial de dos años, un retraso del aumento de los baremos salariales para todos/as los/las profesores/as jóvenes, una reducción del número de días de ausencia por enfermedad de 20 a 10 y la supresión de las condiciones que permiten a los/las docentes acumular los días de ausencia por enfermedad no utilizados y que se les paguen cuando se jubilen. El proyecto de ley obligaría a los sindicatos de docentes y las juntas escolares a aceptar estas condiciones como marco de sus negociaciones e impone el 31 de diciembre como fecha límite. (http://www.ei-ie.org/spa/news/news_details/2265). Es lo que impone un gobierno liberal y el sistema económico que lo soporta. ¿Es acaso la ruta que se quiere que sigan los docentes peruanos cuando el MEF se irroga el derecho a legislar sobre las remuneraciones docentes, más allá de acuerdos y convenios internacionales firmados con la OIT – UNESCO?

Por ello, es necesario reconocer que entre los maestros y el Estado existen tensiones de carácter político-económico que demandan un análisis y tratamiento político y no sólo económico para encontrar visos de solución. Ignorar esta situación en nuestro país, es no conocer la historia sindical y tampoco los caminos de un modelo económico al que poco le interesa los temas sociales. Desde qué óptica mira cada cual el problema y cómo el sistema educativo no puede seguir sustentándose en la precariedad económica que se evidencia, no de ahora, sino desde hace decenios.

Sin embargo el problema no es sólo económico. Subyace un tema ideológico, que ni por asomo se trata, pues ello teñiría la negociación. Esta situación evidencia que el problema abarca más que el pliego de reclamos del Sindicato. Es un problema de política educativa. Una realidad que nos golpea y no sabemos construir una respuesta coherente, pues el mensaje que se da es muy débil al no tomar una posición clara sobre la situación laboral de los docentes y del sistema educativo que se quiere construir.

Es bueno que se haga una autocrítica desde ambas partes, maestros y Estado y que se encuentren los caminos adecuados para que exista una justa remuneración y se renueve el sistema educativo que no responde a las demandas nacionales.

2. De bonos, reconocimientos y otras dádivas. Por declaraciones publicadas nos enteramos, que se otorgarían unos 300 soles a todos los docentes, del reconocimiento del pago atrasado por luto, por sepelio y que se nombraría una comisión especial para tratar otros puntos. ¿Cuáles?

Ahora que se ha suspendido la huelga no podemos enterarnos de este hecho mediante trascendidos. El Secretario General del SUTEP ha leído un comunicado que ha sido reseñado por los cronistas.

Si la comunicación ha sido una de las faltas más graves de este gobierno ocasionando más de un desaguisado, en educación se vuelve a cometer este error, que tiende a ser provocación. Muchos de los docentes que han creído en esos planteamientos y promesas requieren que se les comunique oficialmente en qué se sustenta esta suspensión de la huelga. Es el derecho a ser informados que los asiste.

¿Cuesta mucho redactar un comunicado conjunto sobre lo avanzado? El seguimiento de la negociación debería ser transparente y no mediatizado por comunicadores no oficiales. En conflictos anteriores se cometió el mismo error y se dejó que a través de los medios se mantuviese informada a la sociedad y por supuesto siempre fue un diálogo de sordos. ¿Con esa experiencia, por qué seguir con las mismas prácticas?

¿Qué de verdad contienen las notas publicadas en los diarios el día jueves? “El Estado descontará el sueldo de un mes a huelguistas del Sutep” (EL COMERCIO.04.10.12); “Maestros deciden hoy si aceptan propuesta. Ejecutivo les propone incremento en tres años consecutivos, el bono de S/.300 y el pago de la deuda social.” (LA REPÚBLICA, 04.10.12) Según este diario el viceministro Vegas indicó que “es la respuesta definitiva del Gobierno” a los pedidos de mejoras salariales de ese gremio. En este sentido, explicó que dicho incremento se daría durante tres años consecutivos y estaría amarrado a la promulgación de la Ley de Reforma Magisterial “En función de una escala salarial, algunos maestros recibirán S/.100 y otros hasta S/.600” detalló tras indicar que este aumento podría ocurrir este mes o al siguiente, pues depende de cuán rápido se promulgue la ley. Sin embargo agregó “que en tanto demore se entregaría una asignación extraordinaria –por única vez de S/.300. Respecto al pago de la deuda social que reclaman, este está referido a los temas de sepelio, luto y compensación por tiempo de servicios impagos desde 1991.” (LA REPÚBLICA, 04.10.12).

Consideramos que los términos de la suspensión de la huelga magisterial deben tratarse con claridad y en concordancia de lo que es el planteamiento de la política a desarrollar para con los docentes a corto y mediano plazo. Hay quienes se atreven a decir que en la huelga “hay un punto que no se ha discutido mucho: este año se ha incrementado el presupuesto del sector Educación; sin embargo lo que se ha dado se pierde por este conflicto. A diferencia del 2011, este año el presupuesto de Educación se incrementó en más de 2000 millones de soles. Una huelga como esta evita que se ejecute como se debería”. (Columna Punto de vista. Hugo Díaz El COMERCIO, 05.10.12). ¿Es el sindicato quien estructuró el presupuesto o fue consultado? ¿Es la huelga la que evita que se ejecute lo que se debía? ¿Qué mensaje se quiere dar? ¿Son los maestros los causantes que el presupuesto se deje de ejecutar? ¿Por qué sugerir algo en que se sabe que los docentes no tienen nada que ver? Fácil es endilgarles todo lo malo de la educación a los docentes a la hora de evaluar el ejercicio presupuestal.

El tema del poder es otro de los aspectos que se trata en la columna citada. Y es cierto, hoy el sindicalismo está pasando momentos difíciles también a nivel mundial pues existe una disparidad creciente de poder entre ellos y los empresarios, entre ellos y el Estado “patrón”. El sistema económico que patrocina la globalización trata de reducir al máximo la participación de la organización de gremios de trabajadores. Y con ello se viene desmantelando las negociaciones, el incremento de los empleos. Sin duda un tema para debatir y que en el país tiene sus repercusiones y el SUTEP no es ajeno, aunque existe otras ambiciones disfrazadas de “reconstrucción” que ansía la institución para “disfrutar” de sus beneficios. ¿Lo educativo? En este momento no va. Y todo esto forma parte del poder. ¿De cuál poder se habla?
3. Lo pendiente. Si bien se suspende esta huelga queda pendiente la reacción del CONARE en sus dos vertientes: la que sigue la línea del Movadef y la que tiene orientación de de Proseguir. ¿Cómo actuar? ¿Qué estrategia seguir con quienes utilizan la educación como pretexto, para otras luchas lejanas para alcanzar una buena educación para todos? Una tarea pendiente que debe abordarse pues viene afectando a los alumnos de algunas regiones del país desde el 20 de junio.
Nos llama la atención que en el sector educación no exista una visión política del problema laboral de los docentes. No podemos ser espectadores de una situación que reclama atención política antes que reproche y sanción. Esa receta nunca fue la más idónea. Lo que han solicitado los docentes utilizando una medida aprobada por la OIT, no puede desconocerse y menos sancionarse. Los diarios de hoy nos informan además que “SUTEP suspende huelga y los maestros vuelven a clase el martes” (LA REPÚBLICA. 06.10.12); “Los profesores de 5 regiones se resisten a levantar la huelga”. (EL COMERCIO. 06.10.12); SUTEP levantó huelga indefinida (EXPRESO, 06.10.12). Al desarrollar la noticia se percibe que no en todas las regiones la huelga se suspende, los grupos radicales proseguirán porque ansían ser recibidos por la Ministra Salas, buscando un protagonismo, fuera de la dirigencia del gremio reconocido. Sin duda una situación compleja y evidencia una contradicción más. Por un lado el SUTEP orgánico anuncia la continuidad de las reuniones en la mesa de diálogo y de otro lado, el presidente de la Comisión de Educación del Congreso al recibir la facción disidente del gremio les promete interponer sus buenos oficios para una entrevista con la Ministra. Este podría ser un futuro conflicto, pues la Ministra ya declaró antes, que sólo recibirá al gremio reconocido por ley. Además, en anterior oportunidad, ya se cuestionó un gesto parecido realizado por un asesor que recibió a una delegación de esta facción. Algunos declararon que se le estaba haciendo el juego al Movadef (Movimiento por la amnistía y derechos fundamentales) pro senderista. ¿Puede el Presidente de la Comisión de Educación del Congreso haber prometido algo que significa transgredir una decisión?
Estos días serán de tensión y en medio de ella debe seguir la negociación, pero deben documentarse acuerdos concertados. Entre los puntos pendientes están la formación de una comisión multisectorial que tendrá por finalidad abordar y resolver los temas pendientes de la agenda.
Así la situación, es bueno reconocer que una cosa es velar por los mejores aprendizajes de los alumnos y sus derechos y otra también por el bienestar de los docentes. ¿No será el momento que la gran transformación se inicie en educación no sólo nivelando las remuneraciones docentes sino los cambios que requiere el sistema educativo en profundidad? Podríamos estar tocando el fondo si no se hace. No olvidar que la OIT y la UNESCO recomendaban ya en 1966, lo siguiente: “Para que los maestros puedan cumplir con sus responsabilidades, las autoridades deberían establecer, utilizar y aplicar regularmente un procedimiento de consulta con las organizaciones de los maestros sobre cuestiones tales como la política educativa, la organización escolar y los nuevos avances en el servicio de la educación” (OIT / UNESCO, 1966 Disposición VIII.75 relativa a la situación del personal docente). ¿Será posible que esta recomendación se haga realidad? (06.10.12)