10 Excusas que como docente has oído alguna vez de tus alumnos

Santiago Moll

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Es que… Es que yo… ¡Cuántas veces habrás escuchado estas excusas de alguno de tus alumnos! Excusas que no hacen más que alimentar tópicos una y otra vez, sesión tras sesión, curso escolar tras curso escolar. De ahí que este artículo tenga la finalidad de atajar en la medida que puedas estas excusas para hacer ver al alumno cuál es su responsabilidad como estudiante y de qué manera debe afrontarla, asumirla y reconocerla.

No quisiera continuar este artículo sin antes agradecer a la docente y compañera Antònia Gomis a la se le ocurrió esta propuesta en nuestro centro. Desde aquí mi más sincero agradecimiento por haber permitido compartir su idea con todos vosotros.

  1. Es que no estaba.
  • A estas alturas el hecho de que un alumno no pueda asistir a una sesión lectiva no puede ser una excusa para eludir sus responsabilidades el día que regresa al aula. Existen suficientes mecanismos para que bien a través de sus compañeros, bien a través de diversas plataformas como Moodle, sepa perfectamente lo que se le exigirá. Para ello te recomiendo que en las primeras sesiones de curso dejes muy claro en la programación el procedimiento a seguir en los días de ausencia de un alumno. Para saber más sobre el aula virtual Moodle pulsa en el siguiente enlace.
  1. Es que se me olvidó el libro en el centro.
  • Si un alumno se le olvida el libro en su centro escolar tiene la posibilidad de ir a recogerlo. En caso de no poder es tan fácil como pedir a un compañero que le mande la información o pueda conseguirla a través de un correo electrónico o a través también de plataformas como Moodle.
  1. Es que no lo dijiste.
  • Su palabra contra la tuya. Problema. Para evitarlo es muy importante que todo aquello que mandas a tus alumnos quede por escrito en la pizarra, en el tablón de los deberes del aula, en la agenda.
  1. Es que la impresora no tenía tinta.
  • Creo que no se puede exigir a ningún alumno entregar un trabajo a ordenador. Si no eres de esta opinión, el alumno debe optar por opciones como pedirle a un compañero que se lo imprima, enviártelo por correo electrónico, ir a una copistería de su localidad, etc. Debes prevenir estos incidentes y dejar la solución por escrito. Algo parecido podrá pasarte con la conexión a internet.
  1. Es que a mí me dijeron que
  • Se trata de una frase completamente tóxica en la que el alumno se escuda en los demás para no asumir su responsabilidad. Hay que ser inflexibles con este tipo de argumento y prevenirlo desde la primera sesión lectiva.
  1. Es que no lo entendí.
  • ¿Y ahora me lo dices cuando falta un minuto para que empiece la prueba? Para prevenir esta excusa debes intentar dejar unos minutos en aquellas sesiones con contenido para que los alumnos puedan hacer preguntas. En el caso de que no haya ninguna es importante que lo verbalices, que lo digas en voz alta, que se lo hagas decir en voz alta a tus alumnos. Te lo digo porque difícilmente es algo que podrás dejar por escrito, pero sí podrás recurrir al recuerdo de toda la clase.
  1. Es que todos
  • Otro argumento de la mayoría. Otra excusa con la que hay que ser inflexible. Cuando un alumno empieza su excusa con estas palabras debes evitar el diálogo. Difícilmente podrás superar un argumento de la mayoría. Debes hacer que en tu clase esta frase se convierta en una palabra tabú.
  1. Es que estaba enfermo.
  • Así es. Estabas. Ahora que has vuelto no lo estás. No hay excusa. El alumno tiene la responsabilidad de ser él el que se informe de aquellos contenidos, actividades o materiales que debe llevar a su vuelta. En función del tipo de enfermedad y su duración se puede valorar negociar algunos aspectos, pero siempre en situaciones extraordinarias.
  1. Es que no lo sabía hacer.
  • El alumno te ha dejado las actividades en blanco. No hay diálogo. No merece la pena conversar con el alumno. Lo que debes intentar es que no pronuncie esta frase. Si lo hace, la responsabilidad recaerá sobre ti porque lo que te está diciendo es que no ha sabido hacer las actividades porque tú no has sido capaz de enseñárselo de forma satisfactoria. Personalmente creo que, si has enseñado lo mejor que has sabido, es prácticamente imposible que el alumno no haya sabido hacer nada de lo que le has mandado.
  1. Es que no pude estudiar.
  • Frase incompleta que debería ser Es que no pude estudiar porque me puse el último día a última hora. No hay diálogo. No hay excusa que valga.

Propuesta de actividad: Es que… Reconozco que..

Una propuesta que creo que podría ser muy interesante sería la de trabajar en tutoría la diferencia entre excusaresponsabilidad. Para ello se podría elaborar un recuadro con Es que… y otro con Reconozco que… Los alumnos propondrían excusas y deberían redactar su responsabilidad. Al final podría quedar algo así:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: